Pasar al contenido principal

Google eliminó el pasado año 2.300 millones de anuncios fraudulentos y cada vez ajusta mejor su política para evitarlos

Oficinas de Google
Gettyimages
  • Durante 2018, Google frenó alrededor de 2.300 millones de anuncios relacionados con actividades ilegales, destinados a propagar malware o similares.
  • La multinacional norteamericana ha conseguido reducir el número de campañas bloqueadas mediante el uso de inteligencia artificial a la hora de detectar a las cuentas que promueven esta clase de anuncios maliciosos.
  • Google también está colaborando estrechamente con el FBI y la firma de ciberseguridad White Ops para derribar a 3ve, "una de las operaciones de fraude de publicidad internacional más grandes y complejas que jamás hayamos visto".

El principal negocio de Google, el motor económico que mantiene viva a una de las grandes corporaciones digitales del mundo, es la publicidad. Y aunque parezca increíble, la compañía de Larry Page no acepta todas las campañas que se le proponen, sino que mantiene una incesante lucha contra los considerados "anuncios fraudulentos".

En ese sentido, y únicamente durante el pasado curso, Google frenó alrededor de 2.300 millones de anuncios relacionados con actividades ilegales, destinados a propagar malware o similares. Un dato ingente, pero menor al experimentado tan solo un año antes (3.200 millones de campañas fraudulentas bloqueados) que revela varias claves sobre la estrategia del popular buscador para acabar con esta lacra.

Y es que, las lecturas sobre este descenso en el número de anuncios eliminados pueden ser de lo más variado. Los más recelosos podrían pensar que Google ha levantado la mano y tolerado más campañas dudosas para ganar más dinero. Pero si nos atenemos a la versión oficial de la compañía, expresada por medio de Scott Spencer, director de Anuncios Sostenibles en Google, se trata de una buena señal y de una suerte de victoria sobre los malos hábitos en la Red.

Leer más: Los anuncios personalizados llegarán a tu televisión antes de lo que crees

En primer lugar, Google ha empezado a eliminar cuentas que promueven campañas fraudulentos mediante herramientas de inteligencia artificial, en lugar de bloquear anuncio por anuncio de forma reactiva. De esa manera, asegura la firma, se está abordando la raíz del problema.

De hecho, casi un millón de estas cuentas fueron prohibidas en el último año, incluyendo a unos 730.000 editores y desarrolladores de aplicaciones (casi el doble en comparación con el año anterior).

Por otro lado, Google ha lanzado 330 nuevos "clasificadores de detección", (casi tres veces más que en 2017), lo que ayuda a la compañía a detectar mejor la "maldad" a nivel de página. De este modo, el popular buscador logró bloquear anuncios de casi 28 millones de páginas durante 2018 que violaban las políticas de la empresa. 

Y, en tercer lugar, la multinacional está colaborando estrechamente con el FBI y la firma de ciberseguridad White Ops para derribar a 3ve, "una de las operaciones de fraude de publicidad internacional más grandes y complejas que jamás hayamos visto", según Spencer. "En conjunto, 3ve produjo más de 10.000 dominios falsificados y generó más de 3.000 millones de solicitudes de ofertas diarias en su punto álgido".

¿Quieres conocer a fondo el ecosistema de los medios de comunicación digitales?

Nuestro servicio de investigación premium, Business Insider Intelligence, cuenta con todos los informes necesarios para estar al día de todas las novedades y tendencias sobre medios digitales:

Y además