Pasar al contenido principal

Amnistía Internacional: el negocio de los datos personales de Google y Facebook amenaza los derechos humanos

Pestañas de diferentes aplicaciones en ordenador
Gettyimages
  • En los últimos años, estos gigantes de la tecnología han sido el centro de las críticas por hacer de los datos privados de los usuarios su moneda de cambio.
  • El informe "Gigantes de la Vigilancia" detalla los aspectos por los que Google y Facebook suponen un riesgo para los derechos de todas las personas conectadas a internet. 
  • Amnistía Internacional denuncia el monopolio de los principales servicios de internet que suponen estas dos empresas que controlan los canales más importantes de comunicación que hay en la red.
  • Se aprovechan de su poder para lucrarse con los datos de los usuarios, a cambio de ofrecer ciertas plataformas y herramientas digitales "gratis". 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los datos no se quedan en las bases de datos de estas empresas, sino que acaban vendiéndose a otras que los usan para crear sistemas de publicidad más personalizados

Nosotros no monetizamos las cosas que creamos, monetizamos a los usuarios” esta frase pertenece a Andy Rubin, el padre de Android. En 2013 la dijo haciendo alusión al modelos de negocio de Google y hoy esa frase sirve para encabezar un informe que denuncia el peligro que supone ese tipo de negocios para los derechos humanos

Muchas veces hemos hablado del uso que dan empresas como Google y Facebook de la privacidad de sus usuarios. En los últimos años, estos gigantes de la tecnología han sido el centro de las críticas por hacer de los datos privados de los usuarios su moneda de cambio. La frase "los datos son el petróleo del siglo XXI" describe perfectamente ese nuevo modelos de negocio. 

"Cada vez que interactuamos con el mundo online, dejamos un rastro de datos, un recordatorio digital de nuestra actividad" Así nos recuerda Amnistía Internacional que mandar un email no es gratuito, compañías como Google guarda la hora a la que lo hemos mandado, su contenido, a quién se lo hemos mandado, desde dónde. 

Leer más: Así controla Google tu vida sin que te des cuenta de ello

Bajo el título de "Gigantes de la Vigilancia" este informe detalla los aspectos por los que Google y Facebook suponen un riesgo para los derechos de todas las personas conectadas a internet. 

En primer lugar Amnistía Internacional denuncia el monopolio de los principales servicios de internet que suponen estas dos empresas que controlan los canales más importantes de comunicación que hay en la red. Tanto las redes sociales de Facebook e Instagram, las aplicaciones de mensajería como WhatsApp y Messenger, así como la plataforma de correo electrónico de Gmail y demás servicios de Google son los más utilizados por los usuarios de internet. 

Sería muy complicado el uso de internet sin recurrir a estos dos multinacionales y ellas aprovechan ese poder para lucrarse con nuestros datos, a cambio de ofrecernos esas plataformas y herramientas digitales "gratis". 

Ambas empresas ya han sido condenadas a pagar multas millonarias por sus abusos en este aspecto. Amnistía Internacional recuerda que esa vigilancia lleva a un grave riesgo para derechos, como el de libertad de expresión y opinión, libertad de pensamiento y derecho a la no discriminación. 

Los datos no se quedan en las bases de datos de estas empresas, sino que acaban vendiéndose a otras que los usan para crear sistemas de publicidad más personalizados e, incluso acaban ofreciéndoselos a países cómo Estados Unidos.

La organización ha recibido la respuesta de Facebook a este nuevo informe. La empresa de Mark Zuckerberg ha mostrado su desacuerdo con Amnistía Internacional y ha aprovechado para recordar que la propia organización se ha beneficiado de ese sistema de publicidad creado por Facebook

Poco a poco países como los miembros de la Unión Europea van poniendo límites a este nuevo tipo de negocio con regulaciones como las del GDPR, además la presión por la pérdida de popularidad desde los propios usuarios hacen que estas empresas rectifiquen en algunos puntos de su estrategia comercial, pero por el momento siguen siendo los gigantes de internet con diferencia y los datos personales sigue siendo de gran valor en el mundo digital. 

Y además