Pasar al contenido principal

Google comenzará a hacer repartos con drones autónomos en Estados Unidos antes de acabar el año y será la primera empresa en hacerlo de forma comercial

Sundar Pichai, CEO de Google.
Sundar Pichai, CEO de Google. Reuters
  • El conocido como 'Project Wing' de Google acaba de obtener el visto bueno de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) para comenzar con su actividad en Estados Unidos.
  • Google planea comenzar la entrega de paquetes comerciales en la localidad de Blacksburg (Virginia) a finales de este mismo año.
  • Se trata de la primera compañía en obtener la certificación para operar de forma comercial en un mercado principal como Estados Unidos, aunque la propia Google ya venía haciendo estas tareas en otros lugares como Australia.

La carrera por los drones de reparto acaba de dar un vuelco inesperado que encumbra a Google por encima de las millonarias inversiones de Amazon, DHL o UPS. Y es que, hasta ahora, todas estas empresas han realizado pruebas en entornos reales con estos dispositivos, pero ninguna había obtenido la autorización gubernamental para comenzar su operativa comercial en un mercado principal, como Europa o EEUU.

Como decíamos, eso era hasta ahora, porque el conocido como 'Project Wing' del popular buscador acaba de obtener el visto bueno de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) para comenzar con su actividad en Estados Unidos. Se trata de la primera compañía en obtener esta certificación, por ahora limitada al estado de Virginia.

En ese territorio, Wing Aviation (filial de Alphabet, a su vez matriz de Google) podrá entregar bienes de negocios locales a hogares particulares, incluso con vuelos fuera de la línea visual de los operadores y sobrevolando núcleos urbanos.

Leer más: Hacienda vigilará con drones a 1.000 municipios para descubrir obras ilegales

Wing Aviation, que se ha asociado con Mid-Atlantic Aviation Partnership y Virginia Tech para obtener este visto bueno, planea comenzar la entrega de paquetes comerciales en la localidad de Blacksburg (Virginia) a finales de este mismo año.

La certificación es válida por dos años e incluye numerosos detalles sobre las limitaciones de seguridad impuestas a Google para estos vuelos comerciales. Entre otros aspectos, el regulador restringe que un piloto pueda operar un máximo de cinco drones a la vez y solo durante el día. Asimismo, los drones no pueden transportar materiales peligrosos o suspenderse sobre personas.

Un paso crucial en la carrera por la entrega de paquetes por los cielos que se produce tras un extenso bagaje de pruebas en distintos puntos del mundo. Google ha realizado más de 70.000 vuelos de prueba y completado más de 3.000 entregas a clientes en Australia (donde ya está disponible a nivel comercial) con estas aeronaves no tripuladas, mientras que mantiene otros tests en lugares como Helsinki (Finlandia).

Y además