Google lanza Assembler, una herramienta para identificar imágenes falsas y combatir la desinformación en los medios

Un manifestante lee un periódico falso en una protesta en Nueva York, Estados Unidos.
Un manifestante lee un periódico falso en una protesta en Nueva York, Estados Unidos.
REUTERS / Mark Kauzlarich
  • Una de las incubadoras de tecnología de Google, Jigsaw, ha lanzado una herramienta para luchar contra la desinformación. 
  • La nueva herramienta se llama Assembler, y es capaz de detectar imágenes falsas y manipuladas gracias a distintos detectores especializados.
  • Está diseñada para periodistas y verificadores de datos y, de momento, no estará disponible para el público.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Google ha lanzado Assembler, una nueva herramienta para detectar imágenes falsas y manipuladas en medio de su lucha contra las fake news —una industria que mueve 212 millones de euros pero que pone cada vez más en peligro a sus usuarios en internet, y a la credibilidad de los medios de comunicación.

Assembler está formada por un conjunto de 5 detectores que utilizan la tecnología para identificar manipulaciones específicas en las imágenes. Es capaz de detectar desde el cambio de brillo hasta la suplantación de identidad. Tras hacer un análisis, la aplicación estimaría qué tan probable es que se hayan manipulado esos recursos.

Por ejemplo, identificar deepfakes —es decir, suplantar la identidad de alguien— que se han hecho virales en las redes sociales, las imágenes de multitudes falsas o cuando algo se ha movido dentro de la foto y no se aprecia a simple vista. 

Leer más: La nueva arma de WhatsApp para luchar contra los bulos y las fake news

La plataforma experimental ha sido diseñada por Jigsaw en colaboración con varias universidades del mundo. Entre estas se encuentran la Universidad de Berkeley, California, Estados Unidos, la Universidad de Nápoles Federico II en Italia, la Universidad de Maryland y el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de EEUU.

Cada una de ellas ha aportado sus avances en detectores especializados capaces de identificar diferentes tipos de manipulación. Estos detectores analizan patrones de color y ruido de la imagen, copias o movimientos, reemplazo de objetos, uso de varios dispositivos para crear una misma imagen y los deepfakes.

Para esta última, la empresa ha tenido que recurrir a la técnica StyleGAN, "entrenada para distinguir imágenes reales de personas de imágenes falsas"; y para las imágenes editadas con varios de estos recursos, ha creado modelos que son capaces de identificar las distintas capas de edición.

Leer más: Del porno a 'Juego de Tronos': cómo los deepfakes y los vídeos falsos están conquistando Internet (y por qué debería preocuparte)

La herramienta es exclusiva para los medios de comunicación. Los periodistas y verificadores de datos podrán utilizarla para corroborar la veracidad de imágenes. De momento, están haciendo uso de ella Animal Politico en México, Rappler en Filipinas y Agence France-Presse en Francia. Pero, según The New York Times, Jigsaw no tiene previsto ofrecer la herramienta al público.

Y, aunque queden áreas por abordar como la edición de vídeos, es un gran paso para que los gigantes tecnológicos como Facebook y Google empiecen a desarrollar herramientas capaces de identificar automáticamente estas ediciones en sus aplicaciones. 

Como ha insistido Luisa Verdoliva, profesora de la universidad colaboradora de Nápoles a The New York Times"Estos detectores no pueden resolver completamente el problema, pero representan una herramienta importante para combatir la desinformación".

LEER TAMBIÉN: Facebook veta los 'deepfakes' y los vídeos manipulados

LEER TAMBIÉN: Facebook destinará más de 10 millones de dólares a luchar contra los deepfakes: contratará actores para ayudar a los investigadores

LEER TAMBIÉN: Google cambia su algoritmo para priorizar la información original, que es algo en lo que Facebook y Apple News todavía no hacen

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices