Pasar al contenido principal

Google, multada con 170 millones de dólares por recopilar datos de los menores de 13 años que accedían a YouTube, a pesar de ser ilegal que usen la plataforma

Susan Wojcicki, CEO de YouTube
Susan Wojcicki, CEO de YouTube. Reuters
  • La investigación sobre la comercialización de información privada de menores puede que se cierre definitivamente tras el acuerdo alcanzado entre Google y la Comisión Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos.
  • Google pagará 170 millones de dólares por incumplir la Regla de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA).
  • Este acuerdo no parece haber contentado a activistas, quienes exigen una penalización mayor y medidas de control más severas por parte de YouTube.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Finalmente, Google ha llegado a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos y pagará 170 millones de dólares tras la investigación sufrida por recopilar y compartir con terceros información de menores de 13 años.

Esta será la mayor penalización de la Comisión Federal de Comercio desde que se activó la Regla de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA). De los 170 millones dólares, 136 millones irán destinados a la Comisión Federal de Comercio y 34 millones a la ciudad de Nueva York.

Joe Simmons, presidente de la FTC, afirmó tras la investigación que "YouTube promocionó su popularidad entre los niños a posibles clientes" y que, a pesar de los argumentos de la compañía: "No hay excusa para las violaciones de la ley cometidas por parte de YouTube".

En la investigación ha quedado probado que YouTube informó a Mattel, fabricante de juguetes de Barbie y Monster High, de ser líderes en alcance a menores de entre 6 y 11 años, por encima de los principales canales de televisión. 

Según la información de Bloomberg, con este acuerdo se trata de cerrar una polémica investigación que se abrió el año pasado tras las denuncias sobre la recopilación de datos de menores con fines de segmentación para la muestra de publicidad. En los últimos meses YouTube ha anunciado que eliminaría toda la publicidad dirigida a estos menores y esperan que estas medidas acordadas con la FTC, junto al acuerdo económico y las normativas de control de YoutTube Kids, ayuden a apagar la importante polémica.

Activistas y algunos políticos han calificado como insuficiente el acuerdo al considerar que la violación de la ley federal, más a sabiendas de que se estaba realizando un acto ilegal, debería conllevar una mayor penalización. Especialmente al tratarse en un caso que involucra la privacidad de menores.

El caso es especialmente flagrante cuando YouTube no permite el uso de la plataforma a menores de 13 años según sus Términos y Condiciones. Los menores de esa edad deberían acceder a YouTube Kids, un espacio más protegido. Y en caso de ser mayores de 13 años, necesitarían de permiso paterno hasta la mayoría de edad.

Los problemas de YouTube con los menores de edad no se han restringido a este ámbito. Anteriormente se descubrieron vídeos orientados a los menores que contenían mensajes que fomentaban el suicidio o cómo el algoritmo recomendaba vídeos de menores a personas que mostraban intereses cercanos a la pedofilia. Google ha ido anunciando cambios en su algoritmo y nuevas medidas de control según surgían las polémicas con el fin de frenar el daño a los usuarios y a su propia imagen.

Tras la multa de 170 millones de dólares y las exigencias de la Comisión Federal de Comercio, Google tendrá que realizar cambios en sus algoritmo y tomar unas medidas ya consensuadas para proteger la navegación y privacidad de los menores.

Y además