Pasar al contenido principal

Google permite a desarrolladores y aplicaciones de terceros leer el Gmail de sus usuarios

Google permite a desarrolladores de aplicaciones externas acceder a las bandejas de entrada de sus usuarios, y así puedes desconectarlo antes de que lean tus mensajes.
La nueva interfaz de Gmail permite utilizar muchos nuevos servicios. Google
  • Google prometió hace un año garantizar más privacidad a los usuarios de Gmail, pero The Wall Street Journal ha publicado que cientos de desarrolladores de aplicaciones externas a la empresa tienen acceso a millones de bandejas de entrada del correo de Google.
  • Los usuarios dan acceso a estas empresas que lean sus mensajes de Gmail al suscribirse a determinados servicios, como comparadores de precios o planificadores de viajes, según explica el medio. 
  • Algunas de estas compañías estarían utilizando software que escanea el correo electrónico, mientras que otras permitirían a sus trabajadores examinar los mensajes privados.
  • Lo que no queda claro es si Google está haciendo algo diferente a Microsoft u otros servicios de correo electrónico.

Los trabajadores de algunas aplicaciones externas a Google están leyendo los correos electrónicos de los usuarios de Gmail, según ha publicado el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Hace un año, Google prometió que dejaría de permitir que se escaneasen las bandejas de entrada de los usuarios de su correo electrónico, pero la empresa no parece haber hecho mucho para proteger las bandejas de entrada de los desarrolladores de software externos, según el periódico. 

Así, los usuarios de Gmail que están suscritos a "servicios basados en el correo electrónico" como comparadores de precios o aplicaciones que planifican viajes son los más expuestos a que se lean sus mensajes, ha informado The Journal.

Cientos de desarrolladores de aplicaciones "escanean" automáticamente las bandejas de entrada de los usuarios que se suscriben a algunos de estos programas, y en algunos casos, los empleados realizan personalmente esa lectura, según ha publicado el periódico.

Google se ha negado a comentar la noticia.

La revelación llega en un mal momento para Google y Gmail, el servicio de correo electrónico más grande del mundo, con 1.400 millones de usuarios. Las grandes tecnológicas están en el punto de mira en Estados Unidos y Europa por no hacer lo suficiente para proteger la privacidad de sus usuarios y para que éstas sean más transparentes con respecto a las partes que tienen acceso a los datos de las personas. 

Este escrutinio sigue al escándalo de Cambridge Analytica, en el que una empresa de datos fue acusada de utilizar información personal de más de 80 millones de usuarios de Facebook para influir en las elecciones presidenciales estadounidenses.

No es una novedad que Google y muchos de los principales proveedores de correo electrónico permitan a desarrolladores externos acceder a las bandejas de entrada de los usuarios. En la mayoría de los casos, las personas que se descargan estas aplicaciones comparación de precios u otros programas autorizan este acceso antes de empezar a utilizar el servicio.

Al descargarnos una aplicación, esta nos avisa de forma muy general de los permisos que le damos.
Al descargarnos una aplicación, esta nos avisa de forma muy general de los permisos que le damos. Google

En el caso de Google, los desarrolladores externos son investigados antes de acceder a esta información privada, y, en ese sentido, Google se asegura de que firmen un acuerdo de privacidad en condiciones, según la información de The Journal, que citaba a un portavoz de Google.

Leer más: Dejé de usar WhatsApp durante un mes y así cambió mi vida

Lo que no está claro es hasta qué punto estos desarrolladores externos siguen estos acuerdos y si Google toma medidas para garantizar que así lo hagan, ni tampoco es seguro que los usuarios de Gmail son del todo conscientes de que hay empleados que pueden estar leyendo sus correos electrónicos, en lugar de un sistema automatizado.

Mikael Berner, director ejecutivo de Edison Software, un desarrollador de Gmail que ofrece una aplicación móvil para organizar el correo electrónico, ha declarado a The Journal que sus empleados habían leído correos electrónicos de cientos de usuarios de Gmail para añadir una nueva función a su aplicación. Un ejecutivo de otra compañía también ha señalado que la lectura de correos electrónicos por parte de los empleados se había convertido en una "práctica común".

Las compañías que hablaron con The Journal confirmaron que la práctica estaba especificada en sus acuerdos de usuario y apuntaron a que habían implementado reglas estrictas para los empleados con respecto al manejo del correo electrónico.

Es interesante notar que, a juzgar por la historia de The Journal, muy poco indica que Google esté haciendo algo diferente de Microsoft o de otros proveedores de correo electrónico. Según el periódico, nada en los acuerdos de política de Microsoft o Yahoo permite explícitamente a la gente leer los correos electrónicos de otros.

Te puede interesar