Pasar al contenido principal

Google lanzará una actualización para solucionar su problema con el reconocimiento facial de los Pixel 4 que permite desbloquear el dispositivo con los ojos cerrados

Google Pixel 4 XL

Business Insider España

  • Google lanzará una actualización de software para solucionar su problema de privacidad con los Pixel 4.
  • Y es que el reconocimiento facial de los nuevos flagship de la compañía se ha visto envuelto en polémica porque permite acceder a la información del terminal si tienes los ojos cerrados o a una persona que se parezca a ti.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Google ha confirmado que lanzará una actualización para solucionar su problema de privacidad con los Pixel 4. Y es que el reconocimiento facial de los flagship de la compañía ha empezado a suscitar dudas en los expertos y usuarios porque permite acceder a la información del terminal si tienes los ojos cerrados o a una persona que se parezca a ti.

De esta forma, deja que cualquier persona que coja el móvil mientras tú estás dormido o inconsciente pueda desbloquear el móvil. Incluso, tu hermano podría ver lo que tienes dentro de tu teléfono con tan solo ponérselo delante.

Leer más: El Google Pixel 4 XL hace unas fotos espectaculares, pero le faltan 2 detalles que pueden echar para atrás a algunos

Como te puedes imaginar, no son pocos los que empezaron a dudar de la protección contra 'amigos de lo ajeno' o cotillas que podía proporcionar el dispositivo. De hecho, es la propia multinacional la que advierte sobre ello.

Google Pixel 4 XL desbloqueo facial

Business Insider España

Por eso, Google ha confirmado a Business Insider que lanzará una actualización de software mediante la cual permitiría la opción de que solo se pudiera desbloquear el Pixel 4 si se tienen los ojos abiertos —algo que ya incluyen por defecto otros fabricantes como Samsung, Huawei o Apple.

Lo que se desconoce es cuándo la lanzará, ya que los nuevos flagship de la organización llegaron el pasado 21 de octubre a las tiendas y no son pocos los que están preocupados por su privacidad.

Y además