Pasar al contenido principal

Google trabaja sigilosamente en el sucesor de Android y sus ingenieros planean empezar a implantarlo en solo tres años

Google Pxhere
PxHere

Durante más de dos años, un equipo de ingenieros de Google ha estado trabajando en secreto en el Proyecto Fuchsia de Google, el nuevo sistema operativo de la compañía que en un futuro próximo podría acabar sustituyendo a Android.

Este proyecto fue creado desde cero en 2016 con el objetivo de superar las limitaciones de Android relacionadas con la integración de más gadgets y dispositivos personales. Hasta el momento, sabíamos que Fuchsia se trata de un sistema operativo modular con un modelo convergente móvil - escritorio, que podría ofrecer al usuario la posibilidad de pasar datos y archivos desde el móvil al ordenador y viceversa de una forma rápida y sencilla.

El pasado mes de abril, la compañía de Mountain View creó una web llamada The Book en la que ha ido subiendo algunos documentos relativos a Fuchsia. Además, sabemos que Google ha empezado a experimentar con aplicaciones para el sistema, como pantallas interactivas y comandos de voz para YouTube, y también que la corporación ha permitido a los desarrolladores externos manipular algunas partes de su código.

Ahora, a través de Bloomberg llegan nuevos detalles sobre Google Fuchsia. De acuerdo con este medio, el nuevo sistema operativo está siendo desarrollado por un equipo compuesto por más de 100 personas, entre ellas Matias Duarte, que ya ha liderado anteriormente varios proyectos pioneros de Google.

Fuchsia está siendo diseñado con el objetivo de integrar todos los dispositivos inteligentes de la marca bajo el mismo sistema operativo. Por tanto, lo que Google desea es emplear el mismo software para controlar los teléfonos Pixel y los altavoces inteligentes Google Home, así como los dispositivos de terceros que ejecutan Android o Chrome OS

Leer más: 15 gráficos que explican la situación de la gran guerra de los smartphones entre Google y Apple

. Además, tanto la seguridad como la privacidad están siendo primordiales en su desarrollo, mejorará las competencias de Android para la interacción por voz y se adaptará sin ningún problema a múltiples tamaños de pantalla.

Según el informe de Bloomberg, los ingenieros señalan que el primer hito en la hoja de ruta del proyecto Fuchsia consiste en la integración del nuevo sistema operativo en dispositivos domésticos conectados, como los altavoces inteligentes, para el año 2021.

El siguiente paso consistiría en instalarlo en equipos de mayor tamaño, como ordenadores portátiles. En último lugar, Google Fuchsia sustituiría por completo a Android, el sistema operativo que en la actualidad se encuentra instalado en tres cuartas partes de los teléfonos móviles de todo el mundo.

No obstante, las fuentes indican que la hoja de ruta todavía no ha sido aprobada por Sundar Pichai ni Hiroshi Lockheimer, el ingeniero que dirige Android y Chrome, de manera que de momento todo estaría en el aire. Tendremos que esperar para conocer más detalles sobre cómo evolucionará el proyecto.

Te puede interesar