Pasar al contenido principal

Social Car y Gowe, la startup fundada por el inversor de Glovo, desembarcan en Barcelona para competir con Cabify

Social Car foto
Social Car
  • Llegan a Barcelona dos empresas de vehículos con conductor tras el decreto del Govern que regula las VTCs por el que, en un primer momento, Uber y Cabify abandonaron la ciudad. 
  • Esta semana empezó a operar en la capital catalana Social Car, la startup de Mar Alarcón fundada en 2011 y que factura 3 millones de euros.
  • Esta misma semana ha visto la luz Gowe, de la mano del inversor de Glovo, Jordi Marzal, que operará con su propia flota. 

Social Car y Gowe irrumpen en el sector de vehículos de transporte con conductor en Barcelona. Lo hacen después de la entrada en vigor del decreto de la Generalitat para regular las VTCs y que instigó la salida de Uber de la ciudad condal y, durante unas pocas semanas, también de Cabify

El primero de ellos ni está ni se le espera. En cuanto a Cabify su partida y regreso, a principios de marzo, no ha estado exenta de polémica pues ha aplicado la normativa de precontratación con 15 minutos de antelación tan sólo al primero de los viajes contratados con la empresa.

Irrumpen, ahora, en la escena barcelonesa dos nuevas empresas en el sector de las VTC catalanas. Y si la primera en aterrizar en Barcelona fue Social Car, ahora ha visto la luz la startup catalana de vehículos con conductor Gowe.

Leer más: Uber acaba de colocar 566 patinetes eléctricos Jump en Madrid: así puedes alquilarlos

Gowe, la startup fundada por el inversor de Glovo y valorada en 300 millones de euros

Esta empresa emergente catalana, fundada por el inversor de Glovo Jordi Marzal, se ha propuesto operar con 300 vehículos para finales de abril. Lo cierto es que ya se ha convertido en una de las startups con mayor potencial de crecimiento pues en su poco tiempo de vida su valoración asciende a 300 millones de euros. 

Gowe ha asegurado que cumpliría con la normativa del Govern que estipula que cada servicio debe ser contratado con 15 minutos de antelación.

La startup del inversor de Glovo contará, además, con su propia flota de tal manera que podrá operar como empresa de transporte y no sólo como plataforma digital intermediaria entre VTCs y viajeros. 

Social Car, participada por RACC y Cabiedes&Partners, facturó de 3 millones de euros en el último año

Otra que ha aprovechado la ocasión para ganar cuota de mercado ha sido Social Car. La empresa que Mar Alarcón fundó en 2011, en este caso, sí se configura como plataforma intermediaria entre pasajeros y VTCs, y contará con una flota de 250 vehículos en la ciudad condal. 

Leer más: Por qué no se debe limitar el número de licencias de taxi ni de VTC, según la CNMC

La empresa empezó a operar en la capital catalana el pasado martes si bien ya estaba presente en 600 ciudades de toda España y suma más de 250.000 usuarios y 20.000 vehículos registrados. 

Con una facturación de 3 millones de euros a cierre del pasado ejercicio, Social Car no sólo ofrece vehículos de transporte con conductor sino también alquiler a largo plazo y compraventa. La empresa cuenta en su capital con RACC, el fondo de capital riesgo Cabiedes&Partners y business angels como Pau Serracanta, y Vicent Rosso, cofundador de Blablacar. 

Te puede interesar