Pasar al contenido principal

La historia de un graduado en Yale, emprendedor y broker en Wall Street que ahora vive como "sintecho" en las calles de Los Ángeles

Shawn Pleasants, de 52 años de edad
Shawn Pleasants, de 52 años de edad, entre sus pertenencias en las calles de Los Ángeles Youtube/ CNN News
  • Shawn Pleasant había alcanzado el éxito académico y profesional pero un giro del destino se lo arrebató todo.
  • Las personas sin hogar se están organizando en Los Ángeles para transmitir sus necesidades a la Administración Trump.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La semana pasada, funcionarios de la administración Trump se desplazaron hasta Los Ángeles para valorar la situación de las personas sin hogar en esta ciudad debido al rápido incremento de este tipo de comunidades. Según informa el Washington Post la administración Trump podría comenzar a desmantelar campamentos callejeros y reubicar a las personas sin hogar en instalaciones gubernamentales, personas como Shawn Pleasant.

Shawn Pleasant era un estudiante modelo con un currículum envidiable que atrajo a cazatalentos e impresionaba a sus jefes. Salió del instituto con notas envidiables, consiguió graduarse en economía por la Universidad de Yale, y trabajó en prácticas en Wall Street, pero ahora es una de las 60.000 personas que viven en las calles de la ciudad de Los Ángeles.

Pleasant ha sido entrevistado por la CNN para contar su historia y molesto ha espetado a todo aquel que le dice que ese no es su lugar, si realmente la calle debería ser el hogar de alguien. La historia de Pleasant es realmente un recordatorio de lo compleja que puede llegar a ser la vida cuando no tienes un lugar donde vivir: "Significa que puede pasarle a cualquiera. Es un problema con el que todos podríamos llegar a encontrarnos" ha declarado. 

Comienza su historia haciendo autocrítica: "Soy responsable de mis propias elecciones (en la vida). Asumo mis decisiones" ha afirmado. 

Pleasant es hoy un hombre de 52 años y pertenece al colectivo cada vez mayor de personas sin hogar que viven en las calles de Los Ángeles.

Mike Dickerson, organizador del grupo de defensa para personas sin hogar Ktown for All, asegura que las historias de muchas de ellas nos sorprenderían.  

El viaje de un hombre a la indigencia

Shawn Pleasant nació y creció en San Antonio, Texas, en el seno de una familia amable y amorosa que nunca le puso trabas a la hora de su formación y donde desde pequeño ya destacaba con sus habilidades en mecánica y tocando instrumentos como el trombón

Era tan brillante y carismático que ni una discapacidad física le impidió alcanzar sus sueños. Nació con el "pie equinovaro o pie zambo" (una anomalía congénita frecuente que afecta a los músculos y huesos de los pies) lo que hizo que durante muchos años tuviera que llevar zapatos ortopédicos. Aún así cuando era joven consiguió acabar varias maratones según cuenta su hermano pequeño (Michael Pleasant) para la CNN. 

Consiguió varias ofertas de diferentes universidades pero finalmente optó por estudiar en la Universidad de Yale, donde recibió becas que cubrieron la mayor parte de la matrícula, y finalmente se graduó en economía.

Después de haber trabajado unos años en Wall Street, llegando incluso a trabajar en Morgan Stanley, llegó a California para cumplir su sueño en Hollywood y creó una compañía de fotografía y cine. 

Todo esto explotó a mediados de los 90 cuando la industria del DVD llegó a lo más alto. Entonces Pleasant se centró en el gran negocio lucrativo del cine para adultos. Llegando a comprar una casa en el caro vecindario de Silver Lake digno "de la MTV" asegura su hermano

Pero hace unos 10 años la madre de ambos falleció a causa de un cáncer y aunque él ya arrastraba problemas financieros con su empresa, esta noticia devastó por completo al joven Shawn que cayó en una crisis emocional y física. Según su hermano Michel esto le pasó factura y acabó sin rumbo, mudándose de un sitio a otro rápidamente hasta que acabó viviendo en su coche, hasta que lo perdió también.

Desde entonces ha vivido en la calle, pero no solo. Su compañero de vida, su pareja, y el que él considera su marido vive con él desde hace 10 años. Según la CNN cuando Pleasant es preguntado por la idea de los refugios o albergues para gente sin hogar Pleasant esgrime muecas de desaprobación. "Siempre están configurados con protocolos tan rígidos... Me iría del lugar inmediatamente" ha afirmado.

El consumo de drogas es otro punto importante en la vida de Pleasant. Afirma que comenzó a tomarlas antes de quedarse sin hogar e insiste que no fue esa la causa de todo. Su camino a la adicción comenzó con unos analgésicos recetados por el médico para una lesión de espalda. Pero ahora asegura que el consumo de metanfetaminas es su vía de escape y la forma gracias a la cual  se mantiene despierto en la noche y puede vigilar sus pertenencias.

Una vida en las calles

Entre sus posesiones más preciadas se encuentran su teléfono móvil y un ordenador portátil. El teléfono y sus servicios son gratuitos, están acogidos bajo un programa de la era Obama. Pleasant pasa largas horas en la biblioteca donde tiene también acceso a Internet para mantenerse al tanto de lo que pasa en el mundo. 

El truco para Pleasant es conocer los horarios de los lugares donde reparten comida y trazar la ruta más conveniente.

Su familia ha intentado en repetidas ocasiones ofrecerle ayuda, de hecho, siempre ha estado encima de la mesa una oferta para que vuelva a vivir con su padre a San Antonio. Pero Pleasant, según la CNN, es rotundo en este asunto: "Yo caí en esto y yo tengo que a salir" afirmó.

El hecho de que se graduara en una de las universidades más prestigiosas de EE.UU., fuera dueño de una casa y se ganara bien la vida, dijo, no debería sorprender a nadie. Y hace una crítica a las políticas que se pretenden implantar en Los Ángeles.  Como persona sin hogar él sabe lo cuáles son los problemas reales de esta comunidad, y asegura que no se van a solucionar a cientos de kilómetros en instalaciones gubernamentales aislando a esta población de servicios como empleo, vivienda, o servicios médicos. 

De hecho, se han propuesto dar ideas con medidas mucho más prácticas para las personas sin hogar como la instalación de baños para el aseo diario, que permita por ejemplo llevar una mejor higiene a las entrevistas de trabajo, ha explicado Pleasant. 

La última pregunta a la que se somete por parte de la CNN es cómo conseguirá o si ya tiene algún plan para darle la vuelta a la situación en la que vive. Y con una gran sonrisa en la cara Pleasant ha afirmado que va a empezar un pequeño negocio. 

Y además