Este es el gráfico que Inditex utiliza para explicar cómo sus tiendas están recuperando la normalidad y que revela lo complejo que ha sido el proceso

Pablo Isla, Presidente de Inditex.
Pablo Isla, Presidente de Inditex.

Twitter

  • Inditex ganó 421 millones de euros en el primer trimestre fiscal de 2021 —de febrero a abril—, lo que supone dejar atrás las históricas pérdidas de 409 millones anotadas un año antes por el impacto de la pandemia. 
  • En este periodo, las ventas remontaron un 50%.
  • Pablo Isla, presidente del grupo textil, incide en que estos resultados suponen la prueba más evidente de la "progresiva y fuerte recuperación" del dueño de Zara. 
  • En la actualidad, el 98% de las tiendas están abiertas y en mayo las ventas superaron, incluso, las de 2019. Este es el gráfico que explica cómo han evolucionado la actividad en los últimos meses.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Varios han sido los desafíos que Inditex ha tenido que afrontar en los últimos años, desde avanzar hacia una simbiosis entre el canal físico y el online a una constante optimización de su red comercial. Eso sí, nada comparable al súbito cierre de tiendas que tuvo que acometer con la llegada de la pandemia y su expansión por todo el mundo. 

"Nunca antes se había tenido que cerrar tantas tiendas durante tanto tiempo", explica Luis Lara, que fuera director internacional de Inditex durante 5 años, y no se equivocaba. En el primer trimestre del ejercicio 2020 —de febrero a abril de ese año—, el 88% de la red de tiendas del grupo tuvo la persiana bajada. La tendencia comenzó a mejorar en mayo y, a finales de junio del pasado año, Inditex tenía 5.743 tiendas abiertas, un 78% del total.

Ahora, la recuperación parece ser una realidad que viene para quedarse y los primeros resultados del año así lo constatan: entre febrero y abril de 2021, las ventas del dueño de Zara remontaron un 50% sus ventas, hasta 4.942 millones de euros, con un beneficio de 421 millones. Aunque mejoran, las cifras siguen aún lejos de los niveles previos al COVID-19. 

El presidente de Inditex, Pablo Isla, incidía en la conferencia con analistas que estos resultados suponían la prueba más evidente de la "progresiva y fuerte recuperación" del grupo. Asimismo, la compañía volvía a valerse del gráfico que acompaña sus presentaciones en los últimos meses para reflejar cómo la vuelta a la normalidad comercial está cada vez más cerca, sin olvidar cómo de pronunciada había sido la curva hasta alcanzar la recuperación.

De pérdidas históricas a un discreto beneficio: los 12 meses más complejos de Inditex

Luis Lara, profesor en ISEM Fashion Business School, cree que la pandemia ha supuesto un enorme desafío para el sector de la moda y, muy especialmente, para el gigante gallego y su amplía red de tiendas, que en niveles previos de la pandemia se elevaba a 7.469 puntos de venta. La predicción se cumple. 

La pandemia ha trazado un escenario inédito para la compañía: Inditex cerró el arranque de 2020 con unas pérdidas de 409 millones de euros, las primeras de su historia como compañía cotizada —debutó en el parqué en 2001—. Esto, como no podía ser de otra forma, marcó un punto inflexión. 

Inditex se enfrenta a una metamorfosis casi obligada: por qué el cierre de tiendas es mucho más que un ahorro de costes en un futuro cada vez más digital

En el cuarto trimestre del año, el más fuerte por volumen de negocio para la compañía debido a las campañas de Black Friday, Navidad y las rebajas de invierno, las ventas alcanzaron los 6.317 millones de euros, lo que suponían 2.149 millones menos que en el mismo periodo del año anterior. El resultado neto se situó en 435 millones, un 52,6% menos.

Pese a todo, la compañía conseguía cerrar el año con beneficios de 1.106 millones de euros, un 70% por debajo de un año antes y su menor ganancia anual desde 2006. En cuanto a las ventas, estas retrocedieron un 27,9%, hasta 20.402 millones de euros, el umbral de hace 5 años. 

Incuestionable recuperación comercial, pero con menos tiendas

Zara Beauty: dónde y cuándo se podrá comprar la nueva colección de maquillaje de Inditex
Zara Beauty: dónde y cuándo se podrá comprar la nueva colección de maquillaje de Inditex
Reuters

El inicio de 2021 refleja una evidente recuperación de la red comercial de Inditex, lo que no significa que esta siga siendo la misma. Hace un año, el grupo puso en marcha un plan para absorber 1.200 establecimientos, entre 250 y 300 de ellos en España. Este proceso está a punto de culminar. De esta forma, a 30 de abril, la empresa operaba 6.758 tiendas, 654 establecimientos menos que hace un año. 

Pero, más allá de este programa de cierres, el retorno a la actividad de su red comercial es una realidad. Tal es así que, al cierre del primer trimestre fiscal, 5.677 puntos estaban abiertos (el 84% del total). Hoy, la cifra se eleva al 98% o, lo que es lo mismo, 6.623 tiendas. Y todo pese al impacto puntual en mercados clave como Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal y Brasil, que han sufrido cierres y restricciones. 

Isla ha recalcado que "el tráfico en las tiendas se acelera semana a semana". Lo que, por otro lado, no implica que el entorno comercial haya sido fácil. Entre febrero y abril, un 24% de las horas comerciales no estuvieron disponibles debido al COVID-19. El resultado es que las ventas en tienda y a través del canal online se han reducido un 11,5% respecto a los niveles prepandemia.

El margen bruto, no obstante, sí ha crecido. Se situó en el 59,9% en el primer trimestre del ejercicio, lo que supone 1,5 puntos porcentuales por encima de 2020. ¿Las razones? La reapertura de las tiendas, el buen funcionamiento del modelo tienda-online, la gestión del inventario y, como apuntó Isla, "un nivel casi 0 de promociones", que refleja una mayor inclinación a la compra entre sus clientes.

En mayo, las ventas superaron las de 2019: el punto de partida que invita a la esperanza

Hace un año, entre el 2 y el 8 de junio, la venta en tienda y online a tipo de cambio constante decrecía un 34%. 12 meses después, la situación es bien distinta. Entre mayo y junio, las transacciones se situaron un 102% por encima del mismo periodo de 2020. Y, lo que es aún más importante, son un 5% superiores a las de 2019. 

"Las ventas del primer trimestre han sido muy fuertes, teniendo en cuenta las restricciones aún existentes en las tiendas", explicó Isla. Y, de hecho, durante el mes de mayo, un 10% de las horas comerciales no estuvieron disponibles debido a los cierres o las limitaciones. 

El ejecutivo apuntaba a la buena acogida que habían tenido las colecciones iniciales de primavera-verano. Un factor que ha contribuido a que las ventas crecieran un 50%, hasta 4.942 millones de euros. Una cifra que coloca a Inditex en niveles de 2016 pero que, al tiempo, insufla aire tras el pinchazo de 2020.

Otros artículos interesantes:

10 alternativas que tiene Amancio Ortega para invertir los 650 millones que va a recibir de Inditex

Inditex continúa con el cierre de tiendas en España: clausurará 56 establecimientos en verano, la mayoría en Andalucía y Madrid

Por qué Inditex vuelve a intentarlo en el mundo de la cosmética: qué falló en 1999 y cuáles serán las claves para que el proyecto sea el definitivo