Pasar al contenido principal

Este gráfico muestra cuál fue el grave error de la concesión de hipotecas durante la burbuja del ladrillo

Un hombre preocupado con la cabeza contra la pared.
Getty Images
  • Uno de los problemas durante la burbuja del ladrillo fue que los bancos dieron hipotecas por encima del valor de la vivienda. 
  • En 2006, la ratio entre el préstamos y el valor de transmisión llegó hasta el 107%. 
  • La línea roja del riesgo para una hipoteca se sitúa en el 80% del valor de la vivienda y a este nivel no se llegó hasta 2012, según un artículo publicado por investigadores del Banco de España. 

La crisis en España ha tenido una fuerte relación con el ladrillo y las hipotecas. Durante la burbuja inmobiliaria era sencillo encontrar bancos que daban hipotecas por encima del valor de las viviendas. 

Los bancos llegaron a realizar préstamos hipotecarios por un 107% del valor de las viviendas en 2006, según se observa en un artículo publicado por investigadores del Banco de España esta semana bajo el título La ratio préstamo-valor de la vivienda en España durante el periodo 2004-2016. Si se compara con el valor de tasación, la ratio de las hipotecas era el 70% como se puede ver en el gráfico de abajo. 

El baremo que se toma como línea roja a la hora de evaluar el riesgo de las hipotecas se sitúa en el 80% del valor de compraventa. A partir de este porcentaje las hipotecas suponen un mayor riesgo y además por temas regulatorios, los bancos deben realizar provisionar mayores cantidades por este tipo de hipotecas. 

El análisis, que califica el periodo de alrededor de 2006 como etapa de expansión, señala que en ese momento existe una acumulación de la ratio de las hipotecas sobre el valor de tasación del 100%. “Prácticamente, la mitad de las hipotecas concedidas en 2006 excedía el precio de transmisión declarado ante los registradores”, apunta el texto. 

Desde este 107% alcanzado durante la cumbre de la vorágine del ladrillo, la ratio préstamo-valor de transmisión se va reduciendo según muestra el estudio. De esta forma, en 2007 se rebajó hasta el 105% y se redujo al 96% en 2008. 

Ya entrados en la Gran Recesión, en 2009 la ratio bajó hasta el 96% y al 88% en 2010. 

En ese periodo de recesión, para el que los investigadores de Banco de España toman como referencia 2010, los expertos anotan dos grandes cambios: por un lado se reduce a la mitad la proporción de hipotecas cuyo importe excede el precio de transmisión (de representar una de cada dos pasan a ser una de cada cuatro) y por otro señalan que entre el periodo de 2006 y 2010 aumentó la proporción de hipotecas cuyo importe se sitúa en el 80% y en el 100% del precio de transmisión. 

Es a partir de 2012 cuando ya el porcentaje del ratio de préstamos respecto al valor de transmisión se sitúa en el 80%, un porcentaje que se mantiene hasta 2016, el último año analizado. 

En el estudio, los investigadores toman como datos el importe de transmisión recogidos tanto en el Registro de la propiedad, como el valor de tasación. 

Y además