Un gráfico muestra los efectos secundarios más comunes de las dosis de refuerzo contra el COVID-19 de las vacunas de Pfizer, Moderna y Janssen

Una sanitaria recibe una dosis contra el COVID-19.

Vichan Poti/Pacific Press/LightRocket vía Getty Images

  • Los efectos secundarios de las inyecciones de refuerzo contra el COVID-19 suelen ser similares a los de la segunda dosis.
  • La fatiga, los dolores de cabeza y los dolores musculares son los síntomas más comunes después de ambas inyecciones.
  • Pero 2 dosis de la vacuna de Janssen, el laboratorio de Johnson & Johnson, producen menos efectos secundarios que 3 inyecciones de Pfizer o Moderna.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Las segundas y terceras dosis de las vacunas contra el COVID-19 suelen producir efectos secundarios similares, pero hay algunas pequeñas diferencias.

Un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) ha comparado los efectos de las inyecciones de refuerzo de las 3 vacunas disponibles en el país: Pfizer y Moderna (ambas vacunas de ARN mensajero) y Johnson & Johnson (una vacuna monodosis de adenovirus).

Aunque la recopilación incluye muchos más datos sobre las vacunas de refuerzo de ARNm —12.000 personas, frente a las 48 que han recibido 2 dosis de Janssen—, ofrece una valiosa información sobre la respuesta de las personas a las distintas inyecciones de refuerzo fuera de los ensayos clínicos realizados hasta ahora.

En términos generales, los CDC han encontrado que los que han recibido 3 dosis de Pfizer o Moderna presentan más reacciones locales —como el dolor, el picor, el enrojecimiento o la hinchazón en el lugar de la inyección— después de la tercera dosis en comparación con la segunda

Otros efectos secundarios, como la fatiga, los dolores musculares o los dolores de cabeza, han sido menos frecuentes y han afectado al 74% después de la tercera dosis, en comparación con el 77% después de la segunda.

Cómo diferenciar entre los síntomas del COVID-19 y los efectos secundarios de la vacuna

La segunda dosis de la vacuna de Janssen es la que menos efectos secundarios provoca. 

Sólo el 10% de los receptores de la dosis de refuerzo de J&J dicen que los efectos secundarios les han impedido realizar sus actividades cotidianas —generalmente, al día siguiente de la inoculación de refuerzo—, mientras que el resto asegura que ha podido seguir su día con normalidad. 

En comparación, el 28% de los receptores de refuerzos de Pfizer o Moderna declaran que los efectos de las terceras inyecciones interfieren en su rutina diaria.  

La siguiente tabla muestra cuáles son los efectos secundarios más comunes de las dosis de refuerzo de Moderna, Pfizer o Johnson & Johnson, según los datos de los CDC.

,

Más allá de las reacciones locales en el lugar de la inyección, la fatiga es más común entre las personas que reciben un refuerzo de Pfizer o Moderna.

Aunque los efectos secundarios generales son más frecuentes después de la tercera dosis de Moderna: la mitad de los receptores dicen que tienen dolores musculares y de cabeza y alrededor del 60%, fatiga.

Por su parte, menos del 40% de los receptores de la dosis de refuerzo de Pfizer manifiestan dolores musculares y de cabeza y alrededor del 50%, fatiga.

Mientras que sólo una cuarta parte de las personas que han recibido una segunda dosis de Janssen han tenido reacciones en el lugar de la inyección, en comparación con el 70% de Pfizer y el 80% de Moderna. Y el 20% dice que ha experimentado dolores musculares y de cabeza.

La fatiga, los dolores de cabeza y los dolores musculares son también los efectos más comunes después de la primera y la segunda dosis

Un hombre recibe una dosis de la vacuna contra el COVID-19.

REUTERS/David W Cerny

Las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna instruyen al organismo para que produzca una proteína vírica inofensiva y luego desarrolle anticuerpos contra ella. 

La primera dosis de estas vacunas suele producir los efectos secundarios más leves, ya que el cuerpo recibe las instrucciones y la proteína resultante por primera vez.

Tras una segunda y tercera dosis, el cuerpo ha aprendido a reconocer rápidamente esa proteína, por lo que está preparado para atacarla. Por eso los efectos secundarios suelen ser más pronunciados. Aunque, si has pasado el COVID-19, tu primera dosis puede producir efectos secundarios más intensos que la segunda o la tercera, según un estudio no revisado por pares.  

La siguiente tabla muestra los efectos secundarios más comunes de las vacunas según el grupo de edad, el fabricante de la vacuna y la dosis que hayas recibido. Los datos proceden del ensayo clínico de cada vacuna.

Al igual que con la vacuna de refuerzo, la fatiga, los dolores de cabeza y los dolores musculares son frecuentes después de las dosis uno y 2

En general, las personas mayores experimentan menos efectos secundarios que los adultos jóvenes porque las respuestas inmunitarias se debilitan gradualmente con la edad.

El regulador europeo ya ha autorizado las dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer

Una persona recibe una vacuna de Pfizer contra el COVID-19.

REUTERS/Gaelen Morse

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ya ha autorizado la tercera dosis de Pfizer para la población general

Aunque recaerá en las autoridades sanitarias de cada país decidir la estrategia de vacunación

La tercera dosis, según la EMA, debería administrarse a los 6 meses de la segunda inyección —cuando la protección de Pfizer se reduce considerablemente, pasando del 88% del primer mes al 47% a los 5 meses de la segunda inyección—. 

6 preguntas resueltas sobre las dosis de refuerzo de las vacunas del COVID-19

Hasta ahora, la dosis de refuerzo de las vacunas se recomendaba sólo para aquellas personas que tenían sistemas inmunitarios muy debilitados, porque alguno no eran capaces de producir los niveles de anticuerpos necesarios para alcanzar el máximo de la protección. 

Esta directriz se mantiene para la candidata de Moderna.

Por su parte, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA) mantiene la recomendación de la dosis de refuerzo de Moderna y Pfizer para los grupos de riesgo —entre los que se incluyen pacientes con tratamientos contra el cáncer, infecciones avanzadas de VIH y con trasplante de órganos—.

Aunque la administración de Joe Biden ya ha recomendado las inyecciones de refuerzo contra el COVID-19 para la población general.

Otros artículos interesantes:

Los 5 beneficios de las dosis de refuerzo que van más allá de la eficacia de la vacuna

Las dosis de refuerzo empiezan a ser una realidad: qué grupos recibirán primero una tercera inyección

Priorizar las dosis de refuerzo de las vacunas del COVID-19 es "criminal" y contraproducente, según expertos de todo el mundo

Te recomendamos

Y además