Pasar al contenido principal

Por qué a esta gran empresa de medios de pago le interesan las fintech y qué está haciendo para que crezcan (e incluso lleguen a ser unicornios)

Una fábrica de unicornios de peluche en China.
Reuters
  • Un informe de la consultora CB Insight apunta que la inversión en fintech en 2018 creció un 15% hasta los 39.570 millones de dólares en 1.707 operaciones. 
  • Mastercard creó hace cinco años un programa llamado Mastercard Start Path para ayudar a las empresas emergentes a conseguir aumentar su tamaño.
  • En estos cinco años, 201 empresas han pasado por este programa según explica Amy Neale, vicepresidenta de Start Path.  

El mundo de las finanzas está cambiando a una velocidad vertiginosa en pleno proceso de digitalización. Con las fintech ocupando un lugar destacado en este cambio de paradigma, aunque más por sus ideas innovadoras que por su capacidad de quitar cuota de mercado a los grandes jugadores. 

Un informe de la consultora CB Insight apuntaba que la inversión en estas empresas emergentes del mundo de las finanzas creció un 15% en 2018 comparado con las cifras de un año antes. Así las inversiones en fintech ascendieron hasta los 39.570 millones de dólares en 1.707 operaciones en todo el mundo. 

Esto da de media operaciones de menos de 25 millones de dólares. Una cifra que queda muy lejana si se compara con los grandes datos que mueven el mundo financiero los grandes bancos de inversión o si se pone cerca de las enormes cifras de los gigantes tecnológicos. 

A pesar del tamaño, la innovación de estas startups hace que tanto firmas del mundo financiero más tradicional como las grandes tecnológicas fijen su mirada en ellas. Amy Neale, vicepresidenta de Start Path, un proyecto de aceleradora de Mastercard, explica que hace unos años se dieron cuenta que para innovar dentro de la compañía era "muy importante" que miraran fuera de ella. 

Amy Neale, vicepresidenta de Start Path
Amy Neale, vicepresidenta de Start Path. M.G. / BI España.

Hace cinco años empezaron a desarrollar una iniciativa que partía de sus Mastercard Labs, sus centros de innovación, para poner bajo el radar a startups. "Empezamos con lo que era un clásico programa de acelerador de startups", cuenta Neale.

"Así que empezamos a trabajar hace cinco años con empresas que estaban sus muy primeras fases pensando que como Mastercard es una gran empresa global podría apoyarlas en ese momento", añade. 

Este proceso duró entre 6 y 9 meses hasta que se plantearon que la fórmula no acababa de funcionar. Entonces, decidieron que su foco tenía que estar en otro lado. "Buscamos startups que ya hayan atraído la atención de los inversores", prosigue Neale. 

Leer más: Así es cómo la gran banca quiere evitar que Google o Facebook sean tu nuevo banco

La experta explica que ahora se centran en empresas que ya han pasado por lo menos una ronda A (las rondas de financiación de las startups empiezan con financiación semilla y posteriormente cuando ya tienen un tamaño empiezan a nombrarse por las letras del abcedario a partir de la A). 

En ese punto, las startups normalmente ya tienen una base de clientes en sus mercados de origen y su obsesión está en lograr escala. "Nos dimos cuenta de que podríamos ayudarlas a lograr aumentar su tamaño", cuenta la directiva. 

Así que la ecuación para ellos está clara: integrarlas en su programa de aceleración para conseguir que las startups pasen de una pequeña empresa a ganar tamaño. "Entonces, nosotros también podemos trabajar para obtener oportunidades para Mastercard", señala Neale, que explica que no siempre optan por tener participación en estas compañías, solo en algunos casos. 

Un paso más en la innovación

"Hace como dos años empezamos a hablar con nuestros clientes y vimos que estaban interesados con este tipo de ideas", cuenta Neale, que añade que a partir de aquí empezaron a trabajar para tratar de unir a sus clientes (bancos, grandes compañías o gobiernos) con su ecosistema de startups. 

Durante estos cinco años, en su laboratorio de startups han analizado un total de 1.500 startups de 118 países. En total, 210 de ellas han pasado por su programa de aceleración. Tras este paso, las compañías han logrado levantar 1.300 millones de dólares en rondas de financiación. 

Dentro de su portfolio de empresas cuentan con compañías como Divido o ShieldPay. 

Y además