La sede de la futura Agencia de Supervisión de la IA divide a las tecnológicas: Google apuesta por Granada, Microsoft y Amazon por Galicia

Carme Artigas, secretaria de Estado de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.
Carme Artigas, secretaria de Estado de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Aunque todavía no ha comenzado el procedimiento institucional para su selección, ya hay candidatas en firme para ser sede de la futura Agencia de Supervisión de la Inteligencia Artificial, un organismo que dependerá de la Secretaría de Estado de Digitalización e IA del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Como ya desgranó Business Insider España, la ciudad de Granada y Ourense, además de Galicia en su conjunto, llevan semanas posicionándose para optar a esta futura designación. Una elección cuyos cauces ya se estipulan en un real decreto aprobado por el Consejo de Ministros en marzo que busca precisamente la descentralización de instituciones públicas a lo largo del territorio.

El Gobierno confía en que la ley para poner en marcha esta nueva Agencia empiece a tramitarse después de verano, con el objetivo de que esté lista antes de que termine 2022. Así, Granada, Ourense o cualquier otra ciudad gallega podrían convertirse en la sede de la regulación de algoritmos del Gobierno tan pronto como 2023.

Por qué la RAE quiere ser uno de los organismos certificadores que impulsará el futuro Reglamento de la IA que se trabaja en Bruselas

De hecho, los Presupuestos Generales del Estado para 2022 ya reservaron una partida con la que crear esta nueva institución, que será el primer organismo público que velará por el despliegue responsable de modelos de inteligencia artificial en el mercado español, con el foco puesto, entre otras cuestiones, en evitar sesgos algoritmos o que la tecnología vulnerabilice a personas.

De hecho, esta Agencia de Supervisión de Algoritmos podría ser crucial en futuros reglamentos que se están cocinando en Bruselas, como el Reglamento de la Inteligencia Artificial. El borrador de esa norma ya contempla que los estados miembros deberán contar con agencias nacionales para velar por el cumplimiento del mismo.

Hace unas semanas, fuentes de la propia Secretaría de Estado destacaron que se están estableciendo cuáles serán sus funciones, estructura y necesidades, de las cuales se derivarán los criterios de selección para elegir dónde estará su sede.

A falta de que el proceso en España para constituir esa agencia eche a andar, lo cierto es que desde hace semanas Granada, Ourense y el Gobierno gallego en su conjunto se están postulando para presentar sus candidaturas. Y esto ha repercutido directamente en el papel que están asumiendo las grandes tecnológicas.

Por ejemplo: Google apoya la candidatura granadina. Amazon y Microsoft, la candidatura gallega. 

Google ya lleva unos meses colaborando en proyectos de investigación sobre inteligencia artificial en Granada: a finales del año pasado la Junta de Andalucía destinó 2,5 millones de euros para la compra de un inmueble en el Parque Tecnológico de la Salud que albergará lo que de momento se conoce como el AI Lab Granada, una iniciativa de la Universidad de Granada, Indra y de la propia Google.

Aunque el proceso como tal todavía no ha arrancado, tanto Google como Indra ya han manifestado al Gobierno el interés de que sea la capital de la Alhambra la ciudad escogida para ser la anfitriona de esta nueva institución pública. Estos avales se produjeron hace ya meses, según recogía entonces el diario local Granada Hoy.

Huso horario, talento y nube: el cóctel con el que España se convierte en un campo de pruebas para el despegue de la inteligencia artificial

Por su parte, son el gigante del comercio electrónico y el creador de Windows las compañías que defienden que la selección debería trasladarse a Galicia. Es La Voz de Galicia la que destaca que Amazon y Microsoft, además de Telefónica y otras compañías (curiosamente, también Indra, en este caso) apoyan la candidatura gallega, que no se ha concretado en ninguna localidad de momento.

Galicia, por su parte, aprobó este mismo mes una Proposición No de Ley con la unanimidad de todos los grupos en el parlamento autonómico que animaba al Gobierno de la Xunta gallega anticipe al Ejecutivo central sus planes de optar a candidatura. Aunque por el momento la Xunta de Alfonso Rueda (en relevo de Núñez Feijoo) no ha concretado localidad, sí hay municipios gallegos dispuestos.

Uno de ellos es Ourense. El pleno de la ciudad aprobó hace escasos días una moción para que la Alcaldía solicite a la Xunta ser la urbe candidata a acoger el centro de supervisión de algoritmos. 

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ya anunció que la ciudad se postularía como enclave para ubicar ese organismo. Ofrece en concreto unas instalaciones en las que ya funciona el Centro de Inteligencia Artificial de la ciudad.

Pérez Jácome ya manifestó esa intención por escrito a la Xunta gallega. "Con esta proposición, el alcalde aboga por aprovechar la inercia creada por este centro y la apuesta firme del Ayuntamiento por la inteligencia artificial y sus aplicaciones para el futuro de la ciudad", reivindicaba un comunicado remitido por el propio consistorio gallego.

Con la moción aprobada en Pleno, se da un paso más. Ahora, los balones están en el tejado del Gobierno central.

Otros artículos interesantes:

La inteligencia artificial es capaz de quitar tatuajes de las fotos para ayudar al reconocimiento facial

Los drones con inteligencia artificial aparecen en Ucrania: la tecnología que posee decidiría por sí misma cuál es el objetivo

Starlink, de Elon Musk, puede ser la solución a todos los retos del wifi a bordo, pero aún tiene mucho que resolver

Te recomendamos