El impuesto de Sociedades para las grandes empresas se reduce a un 6,6% de su beneficio, menos de la mitad del 15,7% que pagan las pymes

Un trabajador introduce unas cajas de mercancía en una tienda de ropa de Madrid
Reuters
  • Las cuentas anuales consolidadas del impuesto de Sociedades en 2018 que ha publicado este miércoles la Agencia Tributaria desvelan que las empresas tributaron una media del 9,49% de su beneficio, frente al 10,7% que pagaron en 2017.
  • No obstante, hay diferencias según el tamaño de la empresa, dado que las grandes compañías tributaron una media del 6,6%, las medianas un 15,04% y las pequeñas un 15,7%.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras continúa la espera para que el Gobierno presente al Congreso antes de final de mes su proyecto de presupuestos para el año que viene y, con él, los cambios en materia fiscal que se aplicarán en 2021, las estadísticas oficiales revelan que la recaudación del impuesto de Sociedades en España sigue reduciéndose.

Así lo desvelan las cifras sobre cuentas anuales consolidadas de este impuesto que ha publicado este miércoles la Agencia Tributaria y en la que se revela que las empresas pagaron una media del 9,49% de su beneficio en concepto de impuesto de Sociedades, lo que supone 1,2 puntos porcentuales menos del tipo medio que afrontaron en 2017.

Sin embargo, hay diferencias importantes en el tipo que pagan las empresas según su tamaño, dado que hay una brecha de más de 9 puntos porcentuales entre la tributación que afrontan las grandes empresas y la de las pymes, aunque supone más de 2 puntos menos de la diferencia de tipo medio entre ambos tipos de negocios que se reflejaba en los datos de 2017.

De este modo, en 2018 las grandes empresas tributaron al impuesto de Sociedades a un tipo efectivo sobre su resultado contable del 6,6%, 1,1 puntos porcentuales menos que en 2017, las medianas pagaron un 15,04%, apenas 6 décimas menos, mientras que las pequeñas tributaron al 15,7%, reduciéndose en 3,4 puntos respecto al año anterior.

No obstante, también hay diferencias respecto al impuesto de Sociedades entre las grandes empresas, dado que las que tienen más de 5.000 trabajadores pagaron un tipo del 3,28%, casi 3 veces menos que el 9,72% que tributaron las que tienen entre 2.500 y 5.000 empleados y más del doble del 7,1% que afrontaron las que tienen entre 1.000 y 2.500, aunque todas ellas pagaron menos que en 2017.

Leer más: Esto es lo que recauda exactamente el Estado con los principales impuestos: así han evolucionado desde 2007

Respecto a su base imponible, la media del tipo que pagan las empresas españolas por este tributo se sitúa en el 21,48%, que en este caso es 1,1 décimas menor que el de 2017, según Cinco Días, que señala que el tipo nominal es del 25% para empresas en general y del 30% para banca y petroleras, un porcentaje que se va reduciendo a medida que las empresas aplican deducciones fiscales.

Las diferencias de tributación según el tamaño de la compañía también son destacables, con las grandes compañías afrontando un tipo medio del 19,82%, las medianas un 21,66%, las pequeñas un 23,18% y las microempresas, que cuentan con menos de 10 empleados y que son el 46,6% de los 1,5 millones de empresas registradas en España, pagaron el tipo medio más alto, de un 23,19%.

También es posible detectar brechas importantes en el Impuesto de Sociedades por tipo de empresa, dado que la banca tributó a un tipo efectivo del 4,45% de su beneficio, mientras que las aseguradoras pagaron un 17,23% de media, las empresas no financieras un 9,76%, el sector industrial, energético y agrícola y el comercio un 10% y las empresas de servicios sociales y ocio afrontaron el tipo más alto, del 18,1%.

LEER TAMBIÉN: Estos son los impuestos que el Gobierno podría aprobar en 2021: IRPF a rentas altas, Sociedades e IVA a sanidad y educación privadas

LEER TAMBIÉN: Por qué crecen los resultados de las empresas pero el impuesto de sociedades no acaba de recuperarse

LEER TAMBIÉN: Las multinacionales españolas pagan por el impuesto de sociedades a nivel mundial la mitad del tipo que les corresponde en España

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música