Pasar al contenido principal

Grandes empresas que aceptan criptomonedas como forma de pago

Pagos a través de bitcoin
Pixabay

O las amas o las odias, pero lo que nadie puede dudar es que las criptomonedas han sido el fenómeno financiero del pasado 2017 y, especialmente, el bitcoinEstas monedas digitales, sin sustento oficial y que han sido tildadas mil y una veces de burbuja, han protagonizado una auténtica escalada en su tasa de cambio durante el año que hemos dejado atrás, no exenta eso sí de varios agujeros de gran calado.

Al mismo tiempo, reguladores de todo el mundo se han puesto manos a la obra para prohibir su uso o imponer severos controles y restricciones a la negociación de productos derivados del bitcoin y sus divisas hermanas.

Todo ello, ni siquiera su enorme volatilidad diaria, ha impedido que algunos osados hayan decidido comenzar a utilizar estas criptomonedas para lo que se supone que es cualquier divisa: ser intercambiada por bienes o servicios.

Leer más: Los futuros de bitcoin ya están aquí: qué son y cómo funcionan

Si bien la inmensa mayoría de los que tienen bitcoins y otras criptomonedas las mantienen en su cartera con fines puramente especulativos, lo cierto es que han surgido algunas grandes compañías que han decidido aceptarlas como método de pago.

Lo hacen por motivos puramente publicitarios, de demostrar su alineamiento con las últimas tendencias digitales, ya que ninguna de ellas ha querido proporcionar el número de personas reales que ha hecho uso de esta posibilidad. A continuación te contamos algunos de estos incipientes casos y las particularidades de cada uno de ellos.

Subway

La popular cadena de comida rápida, especializada en la elaboración de bocadillos, anunció recientemente que aceptaría bitcoin como una moneda válida para la compra de sus productos a escala internacional.

Eso sí, no se ha pronunciado todavía sobre el resto de criptomonedas, como son Ethereum o Tether.

KFC

KFC lanzó recientemente, aunque solo en sus tiendas de Canadá, una promoción especial llamada The Bitcoin Bucket y mediante la cual se comercializaba un cubo de pollo que se debía pagar con el equivalente en bitcoins a 20 dólares.

Este balde o cubo de Bitcoin tiene en su interior diez piezas de pollo, patatas fritas tamaño medio, una salsa mediana y dos dips. Los usuarios canadienses pueden encargar su pedido a domicilio mediante la página web de Colonel & Co.’s mientras dure la promoción, que se actualiza cada cinco minutos a tiempo real.

PayPal

La popular aplicación de pagos, empleada sobretodo en el ámbito online como pasarela de pago y de intercambio de dinero, acepta desde hace algunos meses bitcoin como forma de pago. Para su procesamiento, emplea plataformas como GoCoin, Coinbase o BitPay.

Igualmente, PayPal ha confirmado estar estudiando extender su cobertura a otras divisas de nuevo cuño, como Ethereum.

IEBS

La escuela de negocios española IEBS también se ha sumado a la moda de aceptar bitcoins como forma de pago, en esta ocasión para abonar los costes de matrícula de sus másters. Esta institución también permite la financiación a través de la fintech Zank y la posibilidad de hacer el pago a través de Transferwise, Flyware, Kantox y Stripe.

Expedia

La popular agencia de viajes online acepta el pago de nuestras reservas mediante bitcoin, aunque con algunas limitaciones clave frente a los usuarios que hagan lo propio con euros, dólares o cualquier moneda de curso legal. Por ejemplo, no se puede cancelar una transacción realizada con bitcoins una vez que ha sido comenzada.

Microsoft

Lo de Microsoft con el bitcoin está siendo un tira y afloja. La tienda oficial de esta compañía comenzó a aceptar bitcoins en diciembre de 2014 pero se han ido sucediendo los anuncios de retirada de esta opción y su reestablecimiento durante prácticamente todo este tiempo. De hecho, en los últimos tres meses, hemos vivido una nueva tentativa de abandonar cualquier opción de pago mediante divisas digitales que también fue suspendida a los pocos días.

Viviendas

En este caso no hablamos tanto de una gran empresa sino de particulares que utilizan las principales plataformas de compra-venta de viviendas para cobrar el montante total de una casa en bitcoins en lugar de euros. Al margen del absurdo que eso supone a la hora de pedir una hipoteca, sin ir más lejos, en nuestro país encontramos dos ejemplos claros de ello: un piso a la venta en Tarragona y un chalé en Tenerife disponible en Fotocasa.

 

Te puede interesar

Lo más popular