Pasar al contenido principal

Los grandes fabricantes automovilísticos parten con ventaja en la carrera por el coche autónomo masivo

Un modelo autónomo de Cruise/GM Chevy Bolt
Un Chevy Bolt de General Motors equipado con su sistema de conducción Cruise. GM
  • Es probable que los vehículos completamente autónomos lleguen primero en forma de flotas.
  • El despliegue de flotas de coches sin conductor favorecerá a los fabricantes que puedan incorporar la tecnología de conducción autónoma en sus modelos.
  • En este sentido, la industria automovilística tradicional podría aprovechar su ventaja y experiencia en la producción en serie.

Tanto en la cuna del automóvil de EE. UU. Detroit, Silicon Valley como en Europa se está compitiendo en una carrera por ser el primero en desarrollar (y sacar a la venta) vehículos y tecnologías de conducción autónoma. Y algunas de las grandes empresas ya están compitiendo entre ellas: General Motors, Ford, Google, Audi y Tesla, entre otras.

El desarrollo y la fabricación de vehículos sin conductor se aborda desde dos grandes enfoques con dos tecnologías principales que avanzan en paralelo. Una posibilidad es añadir la tecnología de conducción autónoma a los vehículos existentes; la otra, diseñar los vehículos sin conductor desde cero. Waymo y su nueva flota de Chrysler Pacifica modificados con un cambio de marchas autónomo son una ejemplo de la primera. La flota piloto de Chevy Bolt eléctricos y autónomos, construidos desde cero por General Motors (GM) para ser autónomos, es una muestra de la segunda.

Las tecnologías clave para ello son el lídar, que mide la distancia a los objetos con un haz láser pulsado y lo utilizan tanto Waymo como GM/Cruise, y la combinación de cámaras y sensores en un solo sistema como el utilizado por Tesla Autopilot. Aunque cada una de las dos configuraciones tiene sus pros y sus contra, es el lídar el que ha obtenido los mejores resultados hasta ahora.

Leer más: Comparamos tres sistemas de conducción autónoma y... este es el ganador

 Sin embargo, el elemento crítico para lograr la autonomía total de los vehículos es la integración de estos sistemas en el coche. Tesla, por ejemplo, incorpora durante la producción de sus modelos todo el hardware necesario para lo que llama "Enhanced Autopilot", su sistema de conducción autónoma mejorado. Los vehículos de General Motors equipados con su sistema Cruise son capaces de abandonar la línea de montaje por sí solos, sin conductor alguno.

 

La producción en serie, una gran ventaja para los fabricantes tradicionales

Uno de los modelos Chrysler Pacifica equipado con el sistema de conducción autónoma Waymo.
Uno de los modelos Chrysler Pacifica equipado con el sistema de conducción autónoma Waymo. Waymo

La responsable de la división de movilidad de Ford, Marcy Klevorn, aseguró recientemente en una conversación telefónica con los periodistas tras el anuncio de la compra de un par de start up por Ford que la capacidad de integrar la tecnología en el vehículo es fundamental para diferenciarse de los competidores. No solo la integración básica, sino la integración a gran escala.

Ese es el punto justo donde la industria automovilística tradicional tiene una posibilidad de seguir siendo relevante a medida que la conducción autonomía desplace cada vez más a los conductores humanos. ¿Por qué? Las grandes empresas tecnológicas y las nuevas empresas emergentes simplemente no son capaces de fabricar millones de vehículos al año.

Leer más: e-Palette, el concepto de coche autónomo de Toyota en el que se ha fijado Pizza Hut

Si existe una apuesta clara que se puede hacer con los vehículos sin conductor, es que primero llegarán a las calles en forma de flotas, utilizados para el transporte de viajeros a través de aplicaciones móviles. Las versiones para particulares, con la tecnología ya integrada en los vehículos privados, probablemente llegará después.

Así que las ganancias de esta nueva forma de movilidad caerán, en un principio, en manos de quienes puedan producir automóviles en masa e incorporar sistemas autónomos durante ese mismo proceso.

Te puede interesar