Las grandes fortunas solo se preocupan por las criptomonedas como "curiosidad" y no como inversión, pero sí apuestan por la sostenibilidad, según el CEO de Wealth Solutions

Borja Durán, Fundador y CEO de Wealth Solutions.
Borja Durán, Fundador y CEO de Wealth Solutions.

Wealth Soilutions

  • “Solo hemos tenido una petición de un cliente de explorar alternativas de inversión vía fondos en una cesta de criptodivisas que, finalmente, no acabó por invertir”, asegura a Business Insider España Borja Durán, fundador y CEO de Wealth Solutions.
  • Lo que sí ha aumentado es el interés por la sostenibilidad. "En unos años, todos tendrán el ESG incorporado de facto en sus inversiones, de hecho, en muchos casos será sin darse cuenta", expone.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Seguir las tendencias de los grandes patrimonios siempre puede servir de gran referencia para los inversores.

Existen algunas firmas en los mercados que se encargan de mover el dinero de las grandes fortunas. Gestoras y family offices que se encargan de hacer rendir sus capitales lo máximo posible. 

En España no se pueden contar con los dedos de una mano. Arcano, GBS, MDF y Wealth Solutions son las más representativas. Sin embargo, es esta última compañía, fundada por Borja Durán y Jorge Coca, la que prevalece en suelo español con una mayor independencia con el objetivo de servir de ayuda a familias, inversores e instituciones con capitales superiores a los 30 millones de euros. Es lo que se conoce en inglés como ultra high-net-worth individual.

Business Insider España ha tenido la ocasión de entrevistar a Borja Durán, CEO de Wealth Solutions para repasar los intereses de los grandes patrimonios tras la pandemia, especialmente tras el furor de las criptomonedas y las meme stock, así como el cada vez mayor auge de la filantropía o las inversiones ESG.

Como contexto, para Durán, las inversiones de más largo plazo, incluidas las intergeneracionales, que son comunes dentro de los altos patrimonios, no se han visto afectadas por circunstancias puntuales y no ha habido ninguna variable nueva que haga cambiar estos objetivos, sobre el impacto de la pandemia. 

“En nuestra experiencia, la pandemia, no ha cambiado la estrategia de los inversores a largo plazo y, de igual modo, gracias a que la pandemia no ha tenido influencia, sus carteras de inversión sufrieron las correcciones del primer trimestre de 2020, pero pronto se recuperaron teniendo resultados positivos en ese ejercicio, como los que llevan actualmente en este año”, concreta.

Durante estos meses si se ha generado ruido en los mercados, este ha venido de la mano de la escalada en el precio de las criptomonedas. El furor minorista de Wall Street que se ha terminado extendiendo a los mercados globales, disparando tokens como el bitcoin, ethereum o dogecoin.

¿Es una tendencia por la que se han interesado los grandes capitales? Según explica Durán, sí han detectado interés, más por la curiosidad de conocer el mercado de los criptoactivos que por las ganas de invertir. “Solo hemos tenido una petición de un cliente de explorar alternativas de inversión vía fondos en una cesta de criptodivisas que, finalmente, no acabó por invertir”, reconoce. 

En su opinión, todavía no se pueden considerar una clase de activo como tal y nos cuesta entender las variables que ayudan a determinar las fluctuaciones de sus precios. “Tampoco es sencillo de entender los riesgos que conllevan, ni poder medirlos y son relativamente recientes, lo cual no permite analizar cómo se comportan en momentos de crisis”, afirma. 

“Además, pensamos que todavía no están reguladas, ni bien definida su situación fiscal, y ese será un paso clave de maduración que cambiará su comportamiento”, añade.

El camino hacia la filantropía

Dentro de las grandes fortunas cada vez hay más celebridades que donan parte de su riqueza a causas nobles. Es lo que se conoce como la filantropía: una tendencia respaldada por figuras como Bill Gates, Warren Buffett o Jeff Bezos. 

Tal y como cuenta Durán, para los clientes de Walth Solutions esa inquietud siempre está presente. “Eso sí, algo muy distinto es que se haga o no público”. 

“Existen multitud de razones para comprometerse con la filantropía: enfermedades o problemática de una persona cercana, un conocimiento u habilidad a compartir… todas son igual de válidas e importantes, pero, al margen de la razón esgrimida para comenzar, lo verdaderamente relevante es la nobleza de la causa que se persigue”, resalta. 

Durán apunta que la filantropía es un catalizador fantástico de la cohesión familiar y, por tanto, del patrimonio, por varias razones: “Obliga a clarificar y ordenar los principios y valores por los que se rige la familia y que pretende transmitir, establece las señas de identidad familiares y aumenta el orgullo de pertenencia, ayuda en la formación como gestores a los más jóvenes, fomenta la convivencia familiar en un ambiente más distendido del que se respira en torno a la empresa o al patrimonio familiar, permite el protagonismo de los miembros independientemente de su edad o formación etc.”, afirma. 

¿Y retienen a aquellos que son más filántropos en la entidad? Durán dice que desde que entra un cliente tiene una ruta definida donde ponen a toda la organización a su servicio. “No hacemos nada especial por retenerles más allá de intentar darles el mejor servicio, que no solo se centra en su asesor o asesores, sino también en el resto de los equipos de la organización, que le prestan apoyo a la familia y su family office, destaca. 

El CEO de Wealth Solutions expone que vitalmente con su asesoramiento patrimonial y, en función de su momento vital, el cliente va demandando unos servicios u otros: “Planificación patrimonial, inversiones, gobernanza familiar, formación, selección de inversiones, definición y seguimiento de mandatos, planificación sucesoria, eficiencia organizativa gracias a la tecnología, etc.”.

La sostenibilidad ha llegado para quedarse en los intereses de las grandes fortunas  

Otro de los puntos clave para entender el futuro pasa por las inversiones socialmente responsables. ¿Qué grado de interés suscita sobre los capitales más altos? Según Durán, el atractivo va claramente en aumento exponencial. 

“Habrá algunos que se adapten antes que otros, pero todos los inversores, en unos años, tendrán el ESG incorporado de facto en sus inversiones, de hecho, en muchos casos será sin darse cuenta”, asegura. 

Desde su punto de vista, la tendencia es imparable, pero no debe darse sin verificar las consecuencias últimas de estas decisiones. “Las cosas no son buenas per se, es decir, el sustento ideológico es perfecto, pero queremos estar vigilantes para que se realice una implementación adecuada, evitando caer en el perverso efecto del greenwashing”, indica.

¿Se debe más a una responsabilidad por el entorno o a que las políticas de los mercados desarrollados van orientadas al ESG? Para Durán, probablemente hay un poco de todo. 

“Es cierto que se está tomando mayor consciencia respecto a la responsabilidad con el entorno y se están implantando buenas prácticas en gobierno corporativo (a todos los niveles y en prácticamente la totalidad de los sectores), pero, al mismo tiempo, la regulación y las políticas empujan a ello. Creemos que estas dos tendencias van a continuar y progresivamente irán ganando peso en todos los sectores”, concluye.

Otros artículos interesantes:

3 expertos comparten sus consejos para aprender a invertir en energías renovables ante la revolución verde que viene

Lo mejor para Amazon en bolsa aún podría estar por llegar: por qué los 5 billones de capitalización bursátil o los 10.000 dólares por acción pueden ser realidad en 2025

Cómo descubrir la próxima acción 'meme' que podría dispararse en bolsa: webs, herramientas y apps que revelan los impulsos de WallStreetBets