4 grandes retos y riesgos para los mercados en 2022, según los expertos

Wall Street.
Chris Hondros

Getty Images

  • Los analistas ya miran al próximo año tras un 2021 en el que la volatilidad ha regresado a las bolsas en el último tramo del ejercicio.
  • Una mayor inflación con los bancos centrales actuando a contrapié, los problemas regulatorios en China y el frente pandémico, figuran entre los principales riesgos para los mercados que preocupan a los expertos para 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una inflación más alta de lo esperada, el bloqueo en las cadenas de suministro o las medidas de estímulo los bancos centrales. Son conceptos con los que los mercados se han familiarizado en 2021.

A medida que los expertos se enfocan en 2022, llega el momento de plantearse cuáles son los riesgos y los retos que pueden aparecer en el camino, teniendo en cuenta que la pandemia sigue vigente con la aparición de las nuevas variantes, y también que la economía sigue sin normalizarse del todo como consecuencia de estos eventos. 

Fue el descubrimiento de la variante Ómicron, precisamente, la que movió las aguas tranquilas de los inversores en el último tramo del 2021. La lupa vuelve a la pandemia y a las previsiones colaterales que implica. 

Algunos expertos consideran que no es probable que la nueva variante dicte el curso del ciclo económico, aunque puede influirlo. Y los obstáculos están ahí, pese a la tónica más positiva que en 2020, cuando apareció por primera vez el coronavirus.

“La dirección global sigue siendo de reapertura y normalización de las economías.  De hecho, de momento, no vemos grandes cambios debido a la nueva variante… Prevemos crecimiento y recuperación en servicios, aunque es previsible que permanezca la volatilidad en los mercados financieros”, apunta Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, en declaraciones que recoge Business Inisder España.

La prudencia se mantiene como el principal consejo por parte de los analistas y gestores de fondos, que ya avisan de algunos posibles escenarios adversos que hay que seguir bien de cerca en el plano de la inversión.

La pandemia sigue siendo el mayor foco de riesgo para los mercados y las economías

400.000 personas se infectan cada año con coronavirus transportados por murciélagos, sugiere un estudio, cuyos hallazgos podrían ayudar a prevenir futuras pandemias

Si en algo coinciden los analistas, efectivamente, es en que la evolución de la pandemia es el factor determinante para adivinar cuál puede ser el comportamiento de los mercados en los próximos 12 meses.

Según expone Jean Luc Hivert, presidente global de inversiones de La Française AM, en un informe al que ha tenido acceso Business Insider España, uno de los focos de mayor riesgo es que se produzca “una situación sanitaria menos positiva”. 

“Los países que han adoptado la estrategia ‘covid cero’ se ven cada vez más obligados a cerrar sus economías. Los demás siguen apostando por la inmunidad de rebaño a largo plazo y no es probable que impongan nuevos confinamientos”, asegura sobre este escenario.

Para los expertos de Fidelity dentro de las regiones, teniendo en cuenta los planes de vacunación y esta dinámica de la pandemia, “las bolsas de los mercados desarrollados deberían mantener su mejor comportamiento relativo reciente en 2022”, motivado en gran parte por las menores tasas de vacunación y las políticas monetarias restrictivas que se observan en los mercados emergentes. 

Las tensiones en China pueden generar una mayor volatilidad en las bolsas

China

Desde Fidelity también apuntan a que China es “el gran problema de fondo” para los mercados y vaticinar la trayectoria de la política monetaria “resulta difícil”. Puede erigirse en el gran catalizador adverso al que los inversores han de hacer frente a lo largo del 2022 en su conjunto.

Hivert expone que unas posibles nuevas tensiones internacionales con China y medidas regulatorias para favorecer a las clases medias con fines políticos tendrían su afectación sobre las bolsas. 

“Los sectores objetivos son actualmente la educación, la tecnología, el inmobiliario y los bienes de lujo, mientras que otros productos considerados ostentosos podrían verse afectados”, asegura el experto.

La inflación podría endurecerse más de lo previsto y generar una ola de ventas

Una chica mira el dinero que tiene en la mano.

Otro probable catalizador adverso, según los expertos, vendría de la mano de una inflación menor transitoria de lo estimado con una mayor inacción por parte de la Fed. 

“Las presiones inflacionistas en Estados Unidos persisten, pero la Fed sigue considerándolas transitorias, lo que no le impide prepararse para un tapering a finales de año”, explica Hivert como posible obstáculo en el camino. 

Ligado con este escenario más problemático está la opción de que termine llegando un periodo de estanflación: estancamiento del crecimiento económico y alta inflación, lo cual supondría un riesgo importante a la hora de invertir.

“En este escenario, la rentabilidad de la renta variable puede ser más moderada, mientras que el oro puede ver incrementada su demanda, ya que los inversores buscan refugio en activos seguros”, analiza Sean Markowicz, responsable de estrategia, estudios y análisis de Schroders.

La vigilancia extrema de los tipos de interés y el mercado de bonos

El presidente de la Fed, Jerome Powell.

La persistencia de la inflación y esfuerzos de los bancos centrales por retirar estímulo monetario debe producir aumento de las rentabilidades a vencimiento de los bonos, generando volatilidad en los mercados de renta fija.  

“De hecho, esperamos que la curva de rentabilidades a vencimiento se aplane el próximo año, sobre todo, en Estados Unidos”, concreta Paulini.  

El experto cree que los inversores no tienen perspectivas de compensación mediante bonos soberanos de mayores vencimientos, que infraponderan.  

“Además, el aumento de perspectivas de inflación ha desencadenado huida hacia bonos vinculados a la inflación de Estados Unidos, cuyas rentabilidades a vencimiento están por debajo de menos 1 % y es una clase de activos sobrecomprada”, destaca.

Los inversores, inciden los expertos de Allianz Global Investors, tienen que estar atentos a la “velocidad de los ajustes de los tipos de interés”, a las fluctuaciones de los tipos de cambio y a “los cambios de las expectativas para la inflación”. 

Pensamos que los bancos centrales y muchos inversores subestiman la probabilidad de que la inflación de precios al consumo pueda resultar más elevada de lo que se esperaba —y de que se prolongue más de lo que los mercados financieros esperan—“, afirman. 

“A pesar de que algunos bancos centrales ya han aplicado subidas de tipos, y de que otros están a punto de hacerlo, también es probable que se mantengan ‘detrás de la curva’ a la hora de responder a las presiones inflacionarias”, relatan los expertos de la gestora alemana. 

Otros artículos interesantes:

De distribuir equipos de protección individual contra el covid en el confinamiento a invertir parte de lo ganado en criptomonedas para comprarse una casa

Airbnb cumple un año en bolsa: de un debut fulgurante a la incertidumbre por el impacto de las nuevas variantes y eterna sombra de la regulación

La salida de Didi de Wall Street amenaza el futuro de otros gigantes chinos como Alibaba: las claves de la guerra fría bursátil entre China y EEUU, según los expertos

Te recomendamos