Por qué la gratitud te hace ser más feliz, según la ciencia

gratitud

Getty Images

Ser agradecido puede transformar tu cerebro. Según diferentes investigaciones la gratitud tiene el poder de crear un estado mental más positivo y feliz. 

Según Cicerón, "la gratitud no es solo la más grande de las virtudes, sino la madre de todas las demás".

Estar agradecido está directamente relacionado con sentirte satisfecho y valorar lo que tienes, por lo que es un reflejo de tranquilidad, así lo expresa la psicología positiva, que investiga aquello que puede hacer el ser humano para mejorar su percepción del bienestar.

Trastorno afectivo estacional: cuando el verano no te hace sentir bien

Muchos estudios encuentran que las personas que practican la gratitud reportan beneficios consistentes que van desde la resistencia emocional y la mejora de la salud física, hasta tener una repercusión positiva en el desarrollo profesional y el trato con los demás.

Explicado de manera científica por el Centro de Investigación de Conciencia de la Atención Integral de la UCLA, expresar gratitud cambia literalmente la estructura molecular del cerebro, mantiene la materia gris funcionando y consigue que te encuentres más saludable y feliz

Estos estudios han sido recogidos en un artículo de Intimind, donde explican que cuando sientes felicidad, el sistema nervioso central se ve afectado. Eres más pacífico y menos reactivo. Y que la gratitud es la práctica más efectiva para estimular los sentimientos de felicidad.

1. Diario de gratitud

diario de gratitud

En este estudio, realizado por Robert A. Emmons en la Universidad de California, seleccionaron a los participantes al azar y se les dieron 3 tareas distintas. Debían llevar un diario: 

  • El primer grupo escribirían todos los días por qué se sentían agradecidos. 
  • El segundo grupo debía expresar en el diario qué había ido mal en el día. 
  • El tercer grupo debía usar el diario de manera neutral, escribiendo los acontecimientos sucedidos. 

El experimento duró 10 semanas, y los participantes del grupo del diario de gratitud se sentían un 25% mejor que los otros grupos, además, reportaron menos problemas de salud y rendían un promedio de 1 hora y media horas más. 

Por eso, un simple momento al día para ser consciente de las cosas buenas que han sucedido puede ser un buen recurso para mejorar tu bienestar personal. Parece sencillo pero lo normal es que no lo sea.

La mente humana tienen lo que se conoce como sesgo de negatividad natural o el efecto negativista, que permite que las cosas negativas (experiencias, pensamientos, emociones, etc.) tengan un mayor impacto psicológico que las cosas positivas.

La buena noticia es que esto se puede entrenar, puedes trabajar la gratitud con un ejemplo tan sencillo como el diario, que simplemente puedes hacerlo tú mismo en una hoja cualquiera o puedes comprar uno que ya esté hecho como el de la ilustradora Soy Cloto.

Por lo tanto los beneficios de practicar la gratitud son:

  • Disminución de la presión arterial y un sistema inmunológico más fuerte.
  • Mayor optimismo, felicidad y resiliencia.
  • Emociones más positivas y relaciones mejoradas.
  • Dormir mejor.
  • Sentirse menos solo o aislado.
  • Una mejora de la capacidad de ser generoso y compasivo.

Cuando lo practiques te darás cuenta de que poco a poco la percepción sobre ti mismo y sobre lo que te rodea va cambiando.

Como resultado te sentirás más conectado con los demás, con la naturaleza, con las experiencias que practiques y, en general, serás capaz de disfrutar mucho más de tu día a día.

Otros artículos interesantes:

Trastorno afectivo estacional: cuando el verano no te hace sentir bien

Cómo gestionar la ira: 9 consejos para controlar tu mal carácter

6 hábitos cotidianos que te están robando la energía sin saberlo

Te recomendamos