Pasar al contenido principal

La hermana de 13 años de Greta Thunberg tiene que soportar "bullying, mensajes de odio y la intimidación sistemática" a la que se enfrenta su familia

Greta Thunberg
Greta Thunberg solo tiene 16 años, pero se ha convertido en la cara del activismo que protesta contra el cambio climático. REUTERS/Andrej Ivanov
  • La activista sueca por el clima Greta Thunberg, que tiene 16 años, ha revelado que su hermana pequeña está soportando "sistemáticamente bullying, mensajes de odio y acoso" que su familia recibe a diario.
  • Thunberg ha comentado al periódico sueco Dagens Nyheter que su hermana de 13 años "no tiene ningún tipo de apoyo" y que si la gente quiere ayudarla [a Greta] deberían apoyar a su hermana porque "es una persona fuerte y maravillosa".
  • Thunberg también ha explicado de dónde salió su impactante discurso en la ONU y también ha detallado cómo quería asegurarse de que "culpaba y avergonzaba" a quienes ostentan cargos de poder.
  • La joven de 16 años también afirma que cree que la elección del presidente estadounidense Donald Trump en 2016 "fue un punto de inflexión para el cambio climático".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Después de su impactante discurso ante las Naciones Unidas, las cosas se han calmado un poco para la activista sueca de 16 años, Greta Thunberg. Aunque ha viajado por todo Canadá para reunirse con políticos y participar en las protestas contra el cambio climático, Thunberg no ha hecho tantas entrevistas con periodistas como en anteriores ocasiones.

Sin embargo, la activista climática ha hecho una excepción con el periódico sueco Dagens Nyheter, uno de los primeros periódicos en entrevistar a Thunberg cuando en 2018 ella sola se puso en huelga ante el Parlamento sueco.

Entre otras cosas, en la entrevista publicada el martes, Thunberg ha hablado abiertamente sobre cómo lidia con el acoso diario, que se manifiesta principalmente a través de Internet. La familia de Thunberg se ha visto más afectada, dice: "La que más sufre es mi hermana. Tiene 13 años y tiene que soportar sistemáticamente el acoso, el odio y los mensajes de bullying".

"La gente que me escribe amenazas y me odia lo hace a toda la familia, incluso a ella. La diferencia entre yo y la gente que se queda en casa es que siempre estoy viajando, siendo inaccesible", dice. La familia denuncia con regularidad a la policía las amenazas que recibe.

Thunberg añade que, aunque las personas que la rodean le ofrecen ayuda constantemente, su hermana "no tiene ningún tipo de apoyo". "La mejor manera de ayudarme en este momento es apoyando a mi hermana. No porque sea mi hermana, sino porque es una persona fuerte y maravillosa".

Leer más: Así se ha convertido Greta Thunberg, de 16 años, en la cara del activismo contra el cambio climático

Thunberg también ha compartido más información sobre cómo se produjo su discurso en la ONU en septiembre. Ella ha comentado que llevaba meses pensando en el discurso, en el que acusó a los políticos de robar su juventud, y que quería asegurarse de que "culpaba y avergonzaba" a la gente que ostenta cargos de poder.

Ante la pregunta de si recibe ayuda para realizar sus discursos, ella explica lo siguiente: "Cuando el discurso esté prácticamente terminado, se lo mando a varios científicos. Siempre son diferentes, dependiendo del experto en cada campo. Normalmente obtengo una respuesta en unas pocas horas. Comentarios como: 'Aquí deberías añadir eso' o algo del estilo. Si los hechos son erróneos o engañosos, los cambio".

En la entrevista, Thunberg también ha hablado del presidente estadounidense Donald Trump. Le ha dicho al periodista que cuando Trump fue elegido en 2016 pensó que se trataba de un "momento crítico", pero no en sentido negativo. "Quería que la gente se despertara. Pensé que si ha sido elegido, la gente tendrá que despertarse".

Leer más: Cómo la forma natural de hablar y de actuar de Greta Thunberg la ha convertido en un icono mundial

El presidente de los Estados Unidos es un obstinado negacionista del cambio climático, pero ella cree que su actitud intransigente ha sido buena para el movimiento: "El movimiento climático definitivamente no sería tan fuerte hoy si Hillary Clinton hubiera ganado.... Puede que me equivoque, pero creo que la elección de Trump fue un punto de inflexión para el cambio climático".

Thunberg se sumará a la huelga por el clima en Edmonton, Canadá, este viernes.

Y además