Greyhounders, la startup madrileña que quiere democratizar el sector óptico usando realidad aumentada y desterrando la dependencia del mercado asiático

En imagen, Marta Frenna, CEO de Greyhounders.
En imagen, Marta Frenna, CEO de Greyhounders.

Greyhouders

  • GreyHounders quiere revolucionar el sector óptico con un producto fabricado en España y a un precio justo.
  • Bajo esta premisa han logrado vender 10.000 unidades y abrir 2 puntos físicos, al tiempo que ya trabaja en la apertura de un tercero.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

GreyHounders nació en el año 2018 de la mano de la incubadora de empresas Demium y el fin, desde el inicio, estaba claro: demostrar que era posible adquirir un producto de calidad, fabricado en España y a un precio no abusivo.

"La idea nace como un e-commerce, que permite adquirir unas gafas graduadas o de sol y sin moverte del sofá", explica Marta Frenna, CEO de la marca y reconocida, además, por el Gobierno de España a través de su lista de Mujeres Referentes del Emprendimiento Innovador.

El modelo de negocio –y explicado de forma más precisa– se fundamenta en el uso de la realidad aumentada para la prueba de monturas por parte del usuario sin necesidad de ir a la óptica.

El concepto captó el interés de inversores y, en 2019, la startup cerró su primera ronda de financiación de 200.000 euros, un año después hizo lo propio con la segunda, también de la misma cantidad. Ahora, se encuentran trabajando en la tercera. 

Así, una vez asentado en el modelo –y en pleno año de la pandemia–decidieron apostar por una estrategia omnicanal y abrir su primera tienda física en Madrid. El pasado mes de diciembre se lanzaron a por la segunda, también en la capital, donde, explican, se encuentra el grueso de su clientela.

Desde arrancó su andadura por GreyHounders han pasado más de 6.000 clientes. Un flujo comercial que se ha materializado en más de 10.000 unidades vendidas.

Probarte cualquier gafa sin moverte del sofá

Gafas de GreyHounders

La startup nació con la premisa de eliminar todos los pasos que acontecían en el sector óptico para formalizar una compra. 

Para abordar este punto, la empresa entendió que era prioritario hacer que el usuario pudiera adquirir unas gafas, incluso graduadas, con la misma facilidad que cualquier compra online.

"Solo necesitamos la graduación y el modelo para que nuestro equipo fabrique las gafas en un tiempo aproximado de 7 a 10 días", explica la empresaria.

De la recepción del aeropuerto a cerrar acuerdos con la NBA: la historia de New Department, la startup española que fue pionera en incorporar el bitcoin y que gana adeptos en la NBA

Y para todo este proceso digital estuviera a la altura, la firma decidió incorporar un probador virtual. "El usuario puede probarse todos los modelos antes de acudir a la tienda o, incluso, para terminar el pedido de forma online y recibir en casa su producto", explica Frenna.

El plan para vender a un precio justo sin salir de España

Las gafas GreyHounders están disponibles desde los 29 euros hasta los 99 euros –para el caso de las gafas progresivas–. Pero sea cual sea la particularidad del producto, todos tienen algo en común: su fabricación radica en España.

La empresa, además de disponer de un equipo de optometristas especializados en salud visual, trabaja con los laboratorios Prats para abordar la fabricación de las gafas. "Desde el primer momento apostamos por España. Confiamos en uno de los laboratorios ópticos más importantes del país, que cuenta con una larga trayectoria en el sector", añade la CEO. 

En este sentido, las monturas de pasta son fabricadas con acetato italiano, uno de los mejores materiales. "Este acetato se realiza a base de algodón reciclado e insertando en él pigmento de colores", detalla.

Pero más allá de materiales o laboratorios, la firma tiene un plan para hacer posible conjugar unos precios económicos sin la dependencia del mercado asiático.

"Conseguimos mantener la calidad y a precios no abusivos eliminando intermediarios, ya que nuestro producto nace con nuestros diseñadores, y de ahí pasa directamente a la fabricación y a la venta", relata Frenna.

Asimismo, la firma trabaja con ediciones limitadas, lo que le permite una rápida rotación de stock, no apalancarse en el inventario y evitar gastos fijos. La empresa cuenta, a día de hoy, unas 100 referencias. 

340.000 euros en facturación y una nueva ronda de financiación

En imagen, tienda GreyHounders.

La empresa ha cerrado 2021 con una cifra de facturación que se eleva a los 340.000 euros, lo que supone duplicar lo anotado un año antes. "Estamos orgullosos de lo conseguido teniendo en cuenta la difícil situación que hemos vivido y en la que seguimos estando a nivel global", explica la directiva.

Desde que abrió su primera tienda física, la enseña ha visto como las ventas se han dividido de forma orgánica a prácticamente a la mitad, donde Madrid es su principal pool de clientes. El otro 50% lo captan a través de su tienda online. 

Todo este brillo del espacio físico les empujó a llevar a cabo, en diciembre, la apertura de una segunda, con la que esperan cosechar la misma acogida que con la primera.

“Debida la alta demanda que estábamos viviendo en la primera tienda, hemos considerado estratégico acompañarla con una segunda tienda en la capital", relata la directiva. Para 2022 ya se plantean la apertura de una tercera, esta vez en una nueva ciudad.

Todo este horizonte comercial vendrá sustentado por una tercera ronda de financiación –la cual se encuentra en curso–de 500.000 euros, que además de hacer crecer su presencia comercial, servirá para apuntalar su equipo, el cual se eleva ya a 10 personas.

Respecto a los movimientos que marcarán este 2022, la empresa explica que ya valora el testeo de los mercados internacionales. Pero mientras ese punto llega, su apuesta sigue por el presente más inmediato: "Estamos trabajando en una nueva colección que es muy diferente a todo lo visto hasta el momento". 

Otros artículos interesantes:

Nude Project, la empresa gestada por dos universitarios españoles y 600 euros de inversión que ahora vende 700 sudaderas cada hora

Fashionalia, el Netflix de la moda que espera facturar 100 millones de euros en 2024 y que ha captado la atención de Dimas Gimeno

Una joven de 28 años factura 6 cifras como diseñadora de moda virtual en el metaverso

Te recomendamos