Pasar al contenido principal

Un grupo de científicos investiga cómo tratar la diabetes mediante impulsos eléctricos en el cerebro

Diabetes
Pexels

Un estudio publicado en la revista Science realizado por un equipo de investigación liderado por Kasper W. Ter Horst, concluye que la liberación de dopamina mediante impulsos eléctricos en el cerebro puede ser efectiva para tratar la diabetes. En la investigación la liberación de dopamina generó un aumento de la sensibilidad a la insulina, la hormona que regula la concentración de glucosa en sangre, por lo que se abren nuevas vías de tratamiento para los pacientes de diabetes

El estudio, realizado sobre humanos y ratones, tenía como objetivo investigar el papel de la dopamina en la regulación de la insulina. La investigación incluye a un paciente de diabetes tipo 2 y a otros 14 pacientes no diabéticos a los que se les aplicó la estimulación eléctrica para liberar dopamina. 

El estudio concluye que con la liberación de dopamina tras el tratamiento, la sensibilidad a la insulina aumenta, en concreto en las zonas hepáticas y musculares. Por tanto mejora el control de la glucosa en sangre, vital para el el tratamiento de la diabetes

El estudio analiza también a 10 individuos sin anomalías para comprobar cómo afecta la reducción de la dopamina mediante fármacos al control de la insuIina. La conclusión es que la sensibilidad a la insulina se reduce cuando disminuye la dopamina.

Los investigadores sostienen además que la liberación de dopamina está relacionada con el control de la glucosa en sangre y la estimulación eléctrica abre una nueva vía para tratar a los pacientes de diabetes tipo 2 que no responden bien a los fármacos

A pesar de todo, el estudio advierte de que la dopamina no es el único factor que influye en el control de la glucosa en la sangre. 

Leer más: Los 9 factores que más influyen en la aparición del Alzheimer

La estimulación eléctrica de la dopamina funciona en otras enfermedades

La dopamina es un neurotransmisor que actúa sobre diferentes áreas del cerebro e influye en actividades como el placer, el aprendizaje, la motivación y los mecanismos de recompensa del cerebro. Las anomalías en la liberación de dopamina están asociadas a enfermedades relacionadas con el cerebro en las que se está implementando la estimulación cerebral como tratamiento. 

El Párkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a las neuronas encargadas de transmitir la dopamina, necesaria para el movimiento muscular y el control del sistema nervioso central. El tratamiento habitual es la ingesta de fármacos que sustituyen a la dopamina pero cada vez se aplica más la ECP para aliviar los síntomas como el temblor o la rigidez. 

Los impulsos eléctricos en el cerebro también se han usado contra la esquizofrenia. En el Hospital de Sant Pau de Barcelona se probó en 2015 en una paciente de esquizofrenia que no había respondido a ningún tratamiento. La operación para colocar los electrodos culminó con éxito y la paciente experimentó una remisión del 35% de los síntomas.

Además, varios estudios clínicos en los últimos años han estudiado los efectos de la ECP en pacientes con Alzheimer y los resultados están siendo bastante positivos. 

Te puede interesar