Pasar al contenido principal

La diabetes podría abrir la puerta a nuevos tratamientos contra el alzhéimer

Imagen de un modelo de cerebro
AP/Alastair Grant
  • Los tratamientos usados contra la diabetes pueden ser clave para comprender y tratar la enfermedad de Alzheimer y otros problemas relacionados con el envejecimiento.
  • Una nueva investigación con ratones sugiere que un medicamento contra las dianas de la diabetes podría actuar también frente al desarrollo del alzhéimer.
  • Sin embargo, la misma conclusión todavía tiene que demostrarse en humanos.

La búsqueda de nuevos tratamientos contra el alzhéimer no ha protagonizado grandes avances durante los últimos 15 años.

Después de muchos reveses, los equipos de investigación han probado nuevos enfoques para tratar la enfermedad neurodegenerativa, como por ejemplo adelantar el inicio del tratamiento y encontrar nuevas formas de tratar el cerebro. El alzhéimer afecta hoy a más de cinco millones de estadounidenses, una cantidad que se espera aumente hasta los 16 millones en 2050

Ahora, una posibilidad de tratamiento inesperada muestra alguna promesa inicial: usar la medicación diseñada en principio para tratar la diabetes.

En un nuevo estudio con ratones, un grupo de científicos de la Universidad de Lancaster (Inglaterra) ha descubierto que un fármaco que actúa contra tres dianas relacionadas con la diabetes "revierte de forma significativa la pérdida de memoria". Para ello, el equipo de investigación comparó el desempeño de dos grupos, uno que había recibido el tratamiento y otro de control, en un laberinto. El fármaco experimental actúa sobre unas hormonas que son clave para regula el nivel de azúcar en la sangre: GLP-1, GIP y glucagón.

En el pasado, los investigadores ya se habían fijado en cómo afectaba a las personas con alzhéimer y párkinson uno de los componentes del fármaco experimental —un receptor agonista de GLP-1—. Los fármacos con GLP-1 se utilizan para mejorar el control del azúcar en sangre de las personas con diabetes tipo 2. Algunos de los más conocidos son Victoza, Byetta y Bydureon.

Por ejemplo, un pequeño estudio con 38 pacientes con alzhéimer examinó en 2016 los efectos del medicamento Victoza. El grupo de control que tomó un placebo experimentó una disminución del metabolismo de la glucosa en el cerebro. En el grupo que sí que recibió el tratamiento, en cambio, no ocurrió ninguna caída del metabolismo.

Sin embargo, los resultados todavía son prematuros y queda comprobar cómo responde el tratamiento en humanos. Si bien algunas pruebas han sugerido un vínculo entre la diabetes y el alzhéimer en los últimos años, todavía desconocemos mucho sobre las causas del alzhéimer y mucho más sobre una posible conexión entre las dos enfermedades. Aún así, algunos médicos se muestran optimistas respecto a la posibilidad de utilizar medicamentos recetados habitualmente contra la diabetes en pacientes con alzhéimer.

"Sin tratamientos nuevos en casi 15 años, tenemos que encontrar nuevas formas de combatir el alzhéimer", asegura en un comunicado de prensa el director de investigación y desarrollo de la Sociedad del Alzheimer de Reino Unido, Doug Brown. "Investigar si los fármacos desarrollados para tratar otras afecciones pueden beneficiar también a las personas con alzhéimer y otras formas de demencia es una obligación".

Te puede interesar