Un grupo de países emergentes podría empezar a derribar pronto un pilar clave del dominio del dólar

Huileng Tan
| Traducido por: 
dolar

Michael Raines

  • El bloque de los BRICS podría retomar su agenda de desdolarización en su cumbre de octubre en Kazán, Rusia.
  • Un analista asegura que de cara al futuro aumentará el comercio internacional en monedas alternativas.

El grupo de países emergentes de los BRICS quiere alejarse del dólar estadounidense. El año pasado, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva llamó a la creación de una moneda común para los BRICS. El economista que acuñó el término dijo que esa idea era prácticamente "vergonzosa".

Aunque la creación de una moneda común es un desafío técnico casi imposible, el bloque —que comprende Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, que conforman su acrónimo, junto con Irán, Egipto, Etiopía y los Emiratos Árabes Unidos, sus nuevos miembros— ha apostado por un aumento del comercio entre los países y la concesión de préstamos en monedas locales para romper con el dólar. 

Christopher Granville, director general de investigación política global en GlobalData TS Lombard, escribió recientemente en un informe que podría haber más apoyo hacia el abandono del dólar este año, cuando el bloque BRICS se reúna en la ciudad rusa de Kazán del 22 al 24 de octubre.

La cumbre tendrá lugar en el marco de la actitud cada vez más agresiva de Estados Unidos y sus aliados hacia las exportaciones chinas, que según ellos se encuentran por encima de su capacidad. Y Washington está imponiendo sanciones subsidiarias contra los bancos que procesan pagos desde y hacia Rusia, aunque sean en divisas locales, como el yuan chino.

Los bancos centrales miran las transferencias con monedas digitales

Granville explica que se está trabajando en una solución más sistémica: una plataforma del Banco de Pagos Internacionales (BIS) que permite la liquidación directa, de igual a igual, de facturas comerciales y operaciones de cambio de divisas en las monedas digitales de los países participantes. Estas monedas son similares a las criptomonedas, pero son emitidas y respaldadas por bancos centrales.

Los bancos centrales de China, Hong Kong, los Emiratos Árabes Unidos y Tailandia participaron en una prueba del sistema de monedas digitales en 2022, pero aún no está en funcionamiento.

Aun así, el ministro de relaciones exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, también promocionó recientemente un sistema de liquidación basado en monedas digitales a los medios locales. Esto, según Granville, es una señal de que los bancos centrales están considerando una solución "aislada de Estados Unidos".

China tampoco está preparada para la desdolarización.

"Esa señal de Lavrov no fue sorprendente dada la necesidad urgente de Rusia", escribe Granville. "Aunque otros países fuera del sistema de alianzas de Estados Unidos no sentirán la misma urgencia, esta solución de CBDC aislada de Estados Unidos sigue siendo de su interés".

Específicamente, tendría sentido para China en medio de su guerra comercial con Estados Unidos. El banco central de China ya tiene una de las monedas digitales más desarrolladas, el yuan digital, que se utiliza a nivel nacional, incluso para pagar algunos salarios del sector público.

El BIS suspendió la membresía del banco central ruso tras la invasión a gran escala de Ucrania en 2022, por lo que no está claro cómo funcionaría la plataforma y la infraestructura de monedas digitales para Rusia.

Las monedas digitales podrían debilitar el papel del dólar estadounidense en los pagos internacionales

Aun así, Granville explica que la participación de otros bancos centrales en el sistema de CBDC podría debilitar un pilar clave del estatus del dólar estadounidense como moneda de reserva global: los pagos internacionales fuera de la zona euro.

El dólar representó el 60% de los pagos internacionales fuera de la zona euro en 2023, según un análisis de Granville. Esto contrasta con su participación del 80% en la financiación del comercio —que cubre una amplia gama de productos que los bancos y las empresas utilizan para el comercio— y el 60% de las reservas de divisas mundiales. 

Como informó recientemente Business Insider, Occidente no puede permitirse aislar totalmente a los bancos rusos de la red SWIFT debido al desastroso impacto en cadena sobre la financiación del comercio, un pilar clave del comercio internacional. En cuanto a las reservas de divisas globales, el dólar sigue siendo el rey. 

Pero, reducir la participación del dólar estadounidense en los pagos internacionales a través de una plataforma de CBDC no basada en el dólar "debilitaría uno de los tres pilares del estatus del dólar estadounidense como moneda de reserva global", escribe Granville. Añade que el efecto se mantendría a pesar de que la moneda preferida para los pagos transfronterizos es menos importante sistémicamente que el papel del dólar en la financiación del comercio y las reservas de divisas.

A pesar de la discusión sobre las monedas digitales de bancos centrales, inevitablemente habrá desafíos en cualquier implementación.

Incluso China, que tiene una de las monedas digitales más avanzadas del mundo, depende de un sistema de "dos niveles" que involucra a los bancos como agentes de tenencia de carteras. Granville explica que esa configuración evita alterar excesivamente el modelo de negocio de las instituciones financieras y crear inestabilidad financiera. 

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.