Los grupos energéticos ante el trozo del pastel de los fondos europeos: instan a crear una industria verde competitiva y el Gobierno agilizará los trámites de las subastas

Planta solar

Reuters

  • El Gobierno trabaja en un real decreto ley para eliminar los cuellos de botella en la contratación, tramitación y control de los proyectos renovables, según la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva.
  • La política industrial es estratégica para reforzar la cadena de valor y construir una industria energética fuerte en Europa.
  • “Si somos capaces de ser los primeros en hidrógeno y renovables, nos dará una ventaja competitiva para que los estándares europeos puedan ser los estándares mundiales”, opina Daniel Calleja, director general del Servicio Jurídico de la Comisión Europea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector energético tiene mucho que ganar con los fondos de recuperación europeos. De esa partida de 140.000 millones de euros que recibirá España, un 37% de los recursos se destinarán a la transición ecológica. España ya había trazado su hoja de ruta verde antes de la irrupción del coronavirus, así que la pandemia ha acelerado las ambiciones en materia de renovables, del desarrollo de tecnologías de almacenamiento energético y del hidrógeno verde. 

Las renovables serán uno de los ejes sobre los que pivotará la estrategia del Gobierno, así es que, en este marco el Ejecutivo trabaja en un real decreto ley para eliminar los cuellos de botella en la contratación, tramitación y control de los proyectos renovables. Así lo ha adelantado la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, en el marco del 18 Encuentro de Energía organizado por Iese y Deloitte.

“No se trata de no tener mecanismos de revisión”, detalla de la Cueva, que matiza que la intención es agilizar los trámites administrativos que en ocasiones dificultan que un proyecto avance y que ha resultado en que más de uno quede en el aire. Este es un elemento clave y necesario según coinciden los representantes de los principales grupos energéticos españoles, presentes en el evento, que advierten de que la lentitud burocrática disipaba múltiples oportunidades de inversión.

La crisis del coronavirus ha puesto de relieve que Europa debe apostar la industrialización, coinciden los ponentes del evento. “La política industrial es estratégica para reforzar la cadena de valor”, apunta Daniel Calleja, director general del Servicio Jurídico de la Comisión Europea. “Es importante fabricar tejido industrial europeo como política competitiva que pueda darnos más oportunidades”.

La geopolítica del hidrógeno y la oportunidad para España de convertirse en una potencia

Se trata de dar un paso adelante y contar con la ventaja competitiva de ser los primeros. “Si somos capaces de ser los primeros en hidrógeno y renovables, nos dará una ventaja competitiva para que los estándares europeos puedan ser los estándares mundiales”, opina Calleja.

La estrategia industrial es interesante para el Club de los 27 y sus empresas que podrían convertirse en exportadoras de tecnología, de proyectos y ser objeto de inversión de otros países.

Coge el testigo Pedro Larrea, director general de Gestión de la Energía y Redes de Naturgy que pone de relieve la importancia de desarrollar la cadena de valor al completo dentro del Viejo Continente. “Sería absurdo que pasemos de dependencia energética de países árabes, para el petróleo, o Rusia, para el gas natural, para pasar a depender de China desde punto de vista tecnológico en el suministro de equipos. Se trata de desarrollar toda cadena de valor y no conceder los fondos solo al promotor sino también a fabricantes y otros puntos de la cadena de valor”, apunta.

Son necesarias dos reformas para la transición en el sector energético, según José Casas, director general de Relaciones Institucionales y Regulación de Endesa, una fiscal y la otra de diseño de mercado. 

La otra cara del hundimiento del petróleo: las navieras convierten sus megabuques en almacenes flotantes alquilados a precios de oro a grandes energéticas

“Tenemos el precio electricidad más alto de Europa y los precios de la gasolina y el gas más baratos, es por las cargas fiscales y parafiscales en distintos sectores energéticos”, dice el directivo. “El consumidor es el único financiando el objetivo de renovables, es necesario una profunda reforma fiscal ambiental que contemple a todos los sectores energéticos”.

El otro aspecto al que se refiere el ejecutivo es el mercado e insta a complementar el mercado de energía con uno de capacidad que se apoya en las tecnologías de almacenamiento y bombeo de energía. 

En la misma línea, Agustín Delgado, director de Innovación, Sostenibilidad y Calidad de Iberdrola, señala la necesidad de apostar por segmentos con ciertas resistencias pero que ya son rentables, como puede ser la inversión inicial de la flota de autobuses eléctricos de una ciudad. 

Por qué las baterías de almacenamiento energético continúan siendo el principal obstáculo para el desarrollo de las energías renovables

De hecho, el presidente de BP en España, Luis Aires, hace hincapié en que los fondos no deberían usarse para subvencionar tecnologías que ya son rentables como las renovables.“De esta forma se aumentaría con dinero público el beneficio de inversiones privadas”, advierte.

Los fondos europeos son una baza para España, pero el país se juega su credibilidad internacional con esta baza, dice Ángel Bautista, director de Relaciones Institucionales y Coordinación Regulatoria de Repsol. “Esto tiene que servir para crear más industria”, dice el directivo.“La industria es uno principales activos estratégicos que tenemos. Cuando llegan las crisis, en los ciclos bajos, las economías industriales tienen más resistencia, más capacidad de encaje y son menos cíclicas y se pueden reconvertir en situaciones como esta”.

Otros artículos interesantes:

Las petroleras dan un golpe de timón hacia la comercialización de electricidad y las renovables mientras Europa se prepara para una ola de adquisiciones en los próximos 3 años, según Moody's

Bank of America cree que la demanda de petróleo tardará 3 años en recuperarse de la pandemia: así evolucionarán los precios año a año

Auge de las renovables y caída de los combustibles fósiles: la caída de la demanda energética mundial en 2020 será equiparable a la demanda de la India