Esta grabadora que funciona con placas solares e inteligencia artificial está salvando los bosques de la tala ilegal y la deforestación

Topher White, CEO de Rainforest Connection.
Topher White, CEO de Rainforest Connection.

Rainforest Connection

  • Rainforest Connection ha creado una eco-grabadora que protege los bosques de la tala ilegal. 
  • Su nombre esThe Guardian y ya funciona en 38 países diferentes de manera autosuficiente gracias a sus placas solares. 
  • Además cuenta con la inteligencia artificial proporcionada por Hitachi, que recoge y analiza los sonidos de los bosques para encontrar anomalías provocadas por sonidos humanos y frenar su acción. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como si de una película de animación se tratara, los bosques del planeta están siendo protegidos por unos guardianes muy especiales que están luchando contra la deforestación. Lejos de ser fruto de la ciencia ficción, estos objetos son reales y ya están en funcionamiento en los bosques de 38 países diferentes. 

Se llaman The Guardian, y son eco-grabadoras que funcionan con placas solares e inteligencia artificial que recopilan los sonidos de las selvas y bosques tropicales para identificar anomalías humanas y evitar la tala ilegal. 

Las principales telecos lanzan un estándar para móviles que mide lo respetuosos que son con el medioambiente

Esta idea nace de la empresa Rainforest Connection. Su CEO, Topher White, ha explicado en uno de los seminarios que ha organizado Hitachi, para hablar sobre tecnología y medio ambiente, la razón de ser de este producto, contextualizando la situación actual de la deforestación en el mundo.

La deforestación en datos: por qué son necesarios estos guardianes de bosques

El mundo sufre una deforestación masiva. En los últimos 13 años, más de 43 millones de hectáreas de bosques han sido taladas, un área que corresponde al tamaño de California, Estados Unidos.

Según recoge el Informe Frentes de Deforestación 2021 de WWF, entre las principales causas se encuentra la agricultura comercial. Pero, desafortunadamente, los datos de la Interpol revelan que entre el 50 y el 90% de la tala mundial se realiza ilegalmente

La deforestación supone un 17% del total de los gases de efecto invernadero que se producen en la tierra. Esto supone más que los que producen todos los medios de transporte juntos —ya sean, coches, aviones o barcos—, que suman un 13%. Una quinta parte de las emisiones globales de carbono proviene también de este mismo problema.

En cuanto a superficie terrestre, los bosques ocupaban un 14%, pero en la actualidad se ha reducido a un 6% del total, según los datos aportados por Topher White. Esto se traduce en miles de vidas condicionadas por la pérdida de sus hábitats naturales. Las cifras apuntan a más de 50.000 especies perdidas a causa de la deforestación. 

Si la tendencia siguiera como hasta ahora, en plabras de White, dejarían de existir bosques en 40 años. Esta es la razón por la que son necesarios estos dispositivos inteligentes. 

Los Guardianes en acción cómo funcionan y qué están consiguiendo

The Guardian se coloca encima de los árboles en bosques que necesiten estar protegidos y capta durante 24 horas, los 7 días de la semana, los sonidos de la zona. Además, es autosuficiente porque su electricidad y batería se mantiene gracias a sus placas solares. El objeto capta sonidos entre 1 y 2 kilómetros de distancia en cada dirección. 

White y su equipo colocando 'The Guardian' en un árbol.
White y su equipo colocando 'The Guardian' en un árbol.

RFCx

Como si de superhéroes se tratara, también trabaja con los ciudadanos gracias a su app, donde cualquier persona puede ver las ondas bio-acústicas que se recogen en tiempo real. De esta forma, si hubiera una alerta los indígenas o personas locales podrían verificarla o desmentirla. 

Esto involucra a la gente en la protección y conservación de los bosques, así como en la lucha contra las acciones ilegales que dan lugar a la deforestación.

La parte de análisis de datos, reconocimiento y clasificación de sonidos la realiza Hitachi y su equipo de data science gracias a la inteligencia artificial. Pero, ¿cómo? Al ser en su mayoría selvas o bosques tropicales, cuando detectan sonidos humanos —ya sean coches, herramientas, pisadas o conversaciones—, manda una alerta que es recibida en la nube. Esta notificación es examinada por los expertos y se toma una decisión para pasar a la acción. 

Ecualizador bio-acústico de Rainforest Connection y Hitachi.
Ecualizador bio-acústico de Rainforest Connection y Hitachi.

Rainforest Connect

Clasificar estos sonido es tan útil que sirve, en primer lugar, como prueba para denunciar acciones ilegales, como en Perú, por ejemplo, que un grupo de abogados de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental ya utiliza los audios como pruebas para procesar los casos. 

En segundo lugar también se usa para analizar y clasificar miles de especies de animales que viven en los bosques y poder preservar la biodiversidad de estos. 

El siguiente paso para Thoper White y su equipo es que estas prácticas se eviten en su totalidad. Trabajar en un análisis más profundo de lo que se escucha en los audios de anomalías humanas, e intervenir antes de que la tala ilegal se lleve a cabo. "La gente mantiene conversaciones antes de explotar un lugar, va a visitarlo, hace acuerdos, eso es lo que nos ayuda a prevenir las acciones ilegales", explica. 

Para Rainforest Connection, si esta anticipación comienza a dar sus frutos y a extenderse por los diferentes países donde opera, podría suponer un antes y un después en las acciones para frenar las prácticas ilegales de venta de madera, donde algunos árboles se valoran en hasta 50.000 dólares en el mercado negro. 

Además, cuando un bosque es protegido por diferentes Guardianes, se ahorran 15 toneladas de CO2, lo que es equivalente a eliminar 3.000 coches de la carretera.

Otros artículos interesantes:

Las principales telecos lanzan un estándar para móviles que mide lo respetuosos que son con el medioambiente

La vida en la Tierra, bajo amenaza: el fenómeno que pone en peligro la seguridad alimentaria y la biodiversidad

Las grandes corporaciones incumplen su compromiso de evitar la deforestación derivada del aceite de palma, según un informe de WWF