Pasar al contenido principal

Europa muestra signos de resistencia a la presión de Trump para bloquear a Huawei en la guerra del 5G

Ren Zhengfei huawei
Ren Zhengfei, fundador de Huawei Business Insider España
  • En un mundo cada vez más conectado, el desarrollo e implementación del 5G es una verdadera batalla diplomática.
  • Por esa razón, la Administración Trump ha puesto el foco en la empresa líder en el desarrollo del 5G: Huawei.
  • Y es que, según los analistas, a día de hoy no existe ninguna otra compañía capaz de hacer frente a la organización asiática en lo que se refiere al desarrollo las redes de quinta generación.
  • Hasta el momento, ninguna empresa, entidad o país ha conseguido demostrar las acusaciones de espionaje o fraude de las que es acusada por Estados Unidos.
  • Por ello, la GSMA y varios países y multinacionales europeas se han posicionado a favor de Huawei.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos es una realidad. Por eso, en un mundo cada vez más conectado, el desarrollo e implementación del 5G está siendo una verdadera batalla diplomática.

Esta tecnología es la próxima gran revolución en el mercado de las comunicaciones y tiene un objetivo de lo más interesante para empresas y países: por sus redes pasarán los datos de miles de millones de personas, ya que el mundo se aproxima a una era en la que todo estará conectado. 

De hecho, el coste del despliegue del 5G en la mayoría del territorio europeo será de 500.000 millones de dólares, según los últimos informes de Bruselas, una cifra nada despreciable por la que se están peleando muchas de las grandes tecnológicas. A modo de ejemplo, estas cantidades suponen aproximadamente la mitad del PIB español y son mayores que la riqueza que generan países como Polonia o Bélgica en un año. 

Leer más: Huawei refuerza su apuesta por el 5G en medio de las acusaciones de espionaje internacional

Por eso, no es raro que la Administración Trump haya puesto el foco en la empresa líder en el desarrollo del 5G: Huawei. Todo empezó con la detención de la directora financiera e hija del fundador de la compañía, Sabrina Meng Wanzhou, cuando se disponía a cruzar la frontera de Canadá. 

Concretamente, Estados Unidos acusa a la compañía de un total de 23 cargos entre los que destacan los de fraude bancario, obstrucción de la justicia, conspiración, violación del régimen de sanciones a Irán y el robo de secretos comerciales.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos argumenta que Huawei eludió las sanciones impuestas contra Irán al asegurarle a una entidad bancaria que no tenía relación con Skycom, una empresa que, según ellos, estaba entonces controlada por Huawei. Y, de acuerdo con la acusación, Skycom habría vendido más de 100 millones de dólares en tecnologías vetadas a Irán.

Christopher Wray, director del FBI, asegura que la organización china robó secretos comerciales a T-Mobile para "esquivar un proceso de investigación laborioso y costoso para obtener una ventaja injusta dentro del mercado".

Trump quiere "5G e incluso 6G", pero desarrollado por Estados Unidos

"Quiero 5G, e incluso 6G, tan pronto como sea posible en Estados Unidos. Es mucho más potente, rápido e inteligente que el actual estándar. Las compañías americanas deben intensificar sus esfuerzos o quedarán atrás. No hay razón para que debamos estar rezagados en algo que es obviamente el futuro. Quiero que los EE.UU. ganen la competición sin necesidad de bloquear las tecnologías más avanzadas. Debemos ser líderes en todo lo que hacemos, especialmente cuando se aproxima un mundo de lo más emocionante en el sector de la tecnología", explicaba Trump en una serie de tweets hace unos días.

 

 

 

Con estos mensajes se demuestra que el presidente estadounidense es consciente de que el 5G será la próxima revolución en el sector de las telecomunicaciones y EE. UU. está interesado en liderar este mercado.

Eso por no hablar del negocio de los móviles: Huawei superó a Apple como segundo fabricante a nivel mundial de smartphones —solo por detrás de Samsung— convirtiéndose en un competidor muy potente en decenas de mercados occidentales. 

Según los analistas, ninguna compañía puede hacer frente a Huawei en el desarrollo de soluciones 5G

Ryan Ding
Ryan Ding, director ejecutivo del Consejo y CEO de la Unidad de Negocio de Redes de Huawei. Business Insider España

Huawei

Sin embargo, los smartphones no son el negocio más importante de la compañía. Este honor se lo debe a su unidad de Redes. De hecho, hace años que adelantó a gigantes de la talla de Cisco, Ericsson, Nokia, Motorola o Qualcomm

Según los analistas, a día de hoy no existe ninguna otra compañía capaz de hacer frente a Huawei en lo que se refiere al desarrollo del 5G. "Otros competidores, como Ericsson o Nokia tardarían un año en estar al nivel de la organización asiática", declaró en una entrevista a la CNN Dexter Thillien, analista de Fitch Solutions.

De hecho, en una conferencia previa al MWC en Londres a la que asistió Business Insider España, Ryan Ding, director ejecutivo del Consejo y CEO de la Unidad de Negocio de Redes de Huawei, destacó que siguen siendo una de las organizaciones líderes en el sector, con más de 40.000 estaciones base enviadas y un total de 30 contratos relacionados con el despliegue de la tecnología 5G (18 en Europa, 9 en Oriente Media y 3 en Asia-Pacífico). Por detrás se encuentra Nokia (con 18 contratos en curso).

Leer más: Huawei refuerza su inversión en Innovación tras las acusaciones de espionaje por parte de Trump y se adelanta a la competencia en el desarrollo de soluciones 5G

Además, el directivo comunicó que los problemas con Estados Unidos "no afectarán al 95% de los mercados en los que operan".

Incluso, en este mismo evento aseguró que esta situación les ha hecho estar "más motivados que nunca" a mejorar sus sistemas de seguridad.

Tanto es así que Huawei ha aumentado la inversión en este tipo de temas durante los últimos años. A fecha de enero 2019, la inversión anual en I+D de Huawei ha alcanzado entre 15 y 20 mil millones de dólares, lo que posiciona a Huawei en el Top 5 mundial en términos de apuesta por la Innovación.

Además, para refrendar su compromiso de transparencia con la industria TIC mundial, Huawei invertirá 2.000 millones de dólares durante los próximos cinco años en la mejora integral de la ingeniería del software de sus productos, para que estos estén mejor preparados para las necesidades de la sociedad digital global del futuro.

Europa se resiste a asumir la visión de Trump

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. Telefónica

Durante los últimos tiempos, Estados Unidos ha dejado clara su postura con el objetivo de impedir que los gigantes tecnológicos chinos —como Huawei— puedan jugar un papel protagonista en la transición al 5G, según las compañías afectadas.

Los mensajes de la Administración Trump han calado solo en dos gobiernos occidentales: Australia y Nueva Zelanda. Estos países han bloqueado el uso de equipos fabricados por la compañía para el desarrollo de la quinta generación de redes móviles por supuesto espionaje, pero ninguno más se ha acabado sumando a la causa. 

En Europa, Reino Unido e Italia ya han emitido comunicados de apoyo a la compañía. Concretamente, Reuters recogía  unas declaraciones de un portavoz del Consejo Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) de UK en las que decía que no estaban de acuerdo en una "prohibición completa del uso de equipos de Huawei".

Por su parte, el subsecretario del Ministerio de Desarrollo Económico de Italia, Michele Geraci, ha rechazado la presión de Estados Unidos en la lucha global por Huawei, diciendo que el gigante chino de redes no es una preocupación específica para la coalición populista. Sin embargo, un grupo de políticos de La Lega (coalición del Gobierno) se ha mostrado a favor de vetar a la multinacional asiática. 

Igualmente, en España, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, se ha mostrado cauto respecto a las acusaciones realizadas sobre Huawei durante la rueda de prensa de sus resultados asegurando que por el momento todavía no había pruebas sobre estas acusaciones. 

Una idea que ha ido repitiendo posteriormente. "Preferimos basarnos en hechos en lugar de opiniones; suscribimos la postura oficial de la GSMA", explicaba en una entrevista con Bloomberg, añadiendo que "por ahora  no hay pruebas de ninguna infracción en ninguna parte de nuestras redes".

Leer más: China está ganando la batalla a Occidente: Huawei, Xiaomi y Oppo son los únicos grandes fabricantes que crecieron en 2018

Esta organización es la promotora del Mobile World Congress, el evento más importante de telefonía móvil de Europa se celebrará en Barcelona en unos días. Desde la entidad señalaban la necesidad de encontrar un "modelo de certificación común" que garantizase la seguridad de los equipos 5G antes de ser instalados. Además, señalaba que los reguladores deberían optar por un enfoque "basado en hechos y riesgos"

De hecho, Álvarez-Pallete señaló en esta misma rueda de prensa que cualquier restricción de los suministradores "impactaría en el precio y supondría un retraso en la implantación del 5G"

Sin embargo, Vodafone decidió pausar hace unos días el despliegue de la tecnología de Huawei en su núcleo de red hasta que se aclararan las acusaciones de espionaje.

En el mismo sentido, incluso la Agencia de Comunicaciones de Reino Unido (GCHQ) ha advertido de la posible amenaza que supone para la seguridad nacional británica permitir que las tecnológicas chinas participen en las redes del país.

Nadie ha podido demostrar las acusaciones de espionaje o fraude de Huawei

Huawei Tienda
Business Insider España

Hasta la fecha, nadie ha podido demostrar las acusaciones de espionaje o fraude de Huawei. De hecho, la organización ha negado en varias ocasiones todo este asunto y se ha mostrado muy participativa a la hora de colaborar con la justicia estadounidense.

Tanto es así que, incluso, Reng Zhengfei, CEO de Huawei, concedió una entrevista a la BBC en Londres en la que explicaba cómo se sentía, qué pasará con la organización en el futuro y qué opinaba sobre la administración Trump.

Leer más: El CEO y fundador de Huawei dice que nunca cometerán espionaje y advierte que Estados Unidos no podrá aplastarlos

En este sentido, se mostró confiado al hablar del futuro de la organización, aunque reconoció cierta disminución de los ingresos en su negocio en caso de que Trump continuara persuadiendo a sus aliados para que dejaran de utilizar sus servicios: "Estados Unidos no podrá aplastarnos, pero podríamos reducir nuestra actividad y hacernos más pequeños en caso de que persuadan a más países". 

Teniendo en cuenta todos estos datos, todo apunta a dos posibles conclusiones: la primera, que Huawei no está ayudando al gobierno chino a espiar a los usuarios de sus redes de telecomunicaciones; la segunda, que la tecnología china realmente supera a la estadounidense, el Gobierno de EE.UU. lo sabe, y quieren una parte de la tarta porque consideran que el 5G es el futuro.

También hay que tener en cuenta el pasado de Estados Unidos. Según los documentos secretos publicados por Edward Snowden, la CIA lleva años intentando demostrar que el equipamiento chino esconde puertas traseras que hacen factible el espionaje — pero, hasta la fecha, no hay pruebas empíricas sobre este hecho.

En cualquier caso, aún queda mucho camino por recorrer en lo que se refiere al despliegue de la tecnología 5G, así que habrá que esperar cómo se resolverá esta situación.

Y además