Pasar al contenido principal

La guerra en las altas esferas de El Corte Inglés todavía no ha terminado

Tienda de El Corte Inglés en la Plaza de Callao de Madrid.
Tienda de El Corte Inglés en la Plaza de Callao de Madrid. El Corte Inglés.

Punto y aparte en la guerra en las altas esferas de El Corte Inglés. Este jueves, el consejo de la compañía aprobó el cese del presidente, Dimas Gimeno; una salida impulsada por las hermanas Álvarez y la vieja guardia de la empresa, que colocaron en su lugar al hasta ahora consejero delegado Jesús Nuño de la Rosa. No obstante, la batalla está lejos de acabar.

El próximo asalto será la semana que viene, cuando el despacho legal Cremades & Calvo Sotelo, que asesora al ya expresidente, impugnará los acuerdos del encuentro celebrado en la calle Hermosilla. El despido fue avalado por ocho de los nueve consejeros, sólo se abstuvo el jeque Al Thani, y el nombramiento estuvo aprobado por unanimidad.

En el horizonte aparece una segunda fecha, para otro consejo extraordinario. Gimeno convocó un nuevo encuentro para el 12 de julio en la que abordar una transición pactada en la cúpula de la empresa, la creación de una comisión de nombramientos, la salida a bolsa y las presuntas irregularidades detectadas en varias áreas del negocio, como la seguridad o el departamento de informática.

Leer más: El Corte Inglés nombra presidente a Jesús Nuño de la Rosa en sustitución de Dimas Gimeno

A pesar de no haberlo hecho todavía, fuentes cercanas al consejo auguran que una de las primeras decisiones de Nuño de la Rosa será la de anular este consejo "valiéndose de su condición de presidente".

La siguiente jornada a apuntar en el calendario es el 26 de agosto, día en el que previsiblemente se celebrará la junta de accionistas. Si Gimeno no dimite antes, algo que desde su entorno niegan tajantemente, las hermanas Álvarez pedirán también su cese como consejero.

Para hacerlo suman el apoyo de casi el 70% del accionariado. La Fundación Ramón Areces (37,3% del accionariado), la sociedad familiar IASA (22,1%) y Cartera Mancor (7%) pusieron sus consejeros contra el expresidente y podrían seguir los mismos pasos en la junta.

Es una incógnita el porcentaje que posee la familia Areces a través de Corporación Celsar (9%) y el paquete que cogerá el jeque Al Thani a partir de julio (entre el 10% y el 14%). Dimas confía en que el favor del inversor qatarí sirva como medida de presión para el resto del capital, pero hasta el momento no logró su apoyo explícito.

Leer más: El Corte Inglés lanza el primer seguro de vida que paga por andar y llevar vida sana

La batalla accionarial en IASA

En paralelo al conflicto de El Corte Inglés, Gimeno y su entorno tienen cinco demandas interpuestas contra las hermanas Álvarez por actuaciones presuntamente fraudulentas con el hólding IASA, propiedad en un 69% por las hijastras de Isidoro Álvarez y en un 31% por el expresidente. El pasado lunes 4 de junio existió una reunión entre los equipos legales de ambas partes con tal de buscar una solución.

Sin embargo, los abogados no volvieron a reunirse, y fuentes cercanas al expresidente son pesimistas a la hora de afrontar un acuerdo. Ahora, Marta y Cristina pueden frenar a su gusto el reparto de dividendos y utilizar su participación en la cadena de grandes almacenes a su antojo. El viejo deseo de Dimas, segregar su porción y disfrutar de una participación directa en el gigante del comercio.

 

   

  Artículo original de Economía Digital.

Te puede interesar