La guerra y la estanflación, 2 nuevas amenazas para unos mercados mundiales que trataban de recuperarse

Un trader observa preocupado la paralización de cotización de S&P 500 en Wall Street
Reuters

La guerra en Ucrania no ha sido sino otro problema más en la bolsa de las inquietudes que tienen afrontar los mercados, lastrados en los últimos meses por una inflación desbocada. Y es que, aunque no son los únicos problemas, la invasión rusa y la estanflación están ralentizando la recuperación económica de muchos países.

El aumento de las presiones sobre los precios, el descenso de la expansión de la producción y el debilitamiento de la confianza supondrán una carga para la mayoría de los países, según el último índice de seguimiento de Brookings y un estudio del Financial Times.

El índice muestra una marcada pérdida de impulso del crecimiento desde finales de 2021 en las economías avanzadas y emergentes, con unos niveles de confianza que también han descendido desde sus máximos y unos resultados de los mercados financieros que han sufrido una caída más reciente.

Como resultado, los responsables políticos se encontrarán con "sombríos dilemas", ha dicho Eswar Prasad, investigador principal de la Brookings Institution.

Crece el miedo por la estanflación: los expertos explican qué significa y qué posibilidades reales existen de que se produzca a corto plazo

Además, se espera que esta semana el FMI rebaje sus previsiones para la mayoría de los países, ya que los ministros de finanzas y los banqueros centrales se reúnen en las reuniones de primavera del Fondo y del Banco Mundial para debatir cómo responder al empeoramiento de las perspectivas económicas.

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, calificó el jueves la guerra en Ucrania de "enorme revés" para la economía mundial.

De hecho, el Banco Mundial prevé un desplome por la guerra en el que la economía ucraniana caerá un 45% y la rusa un 11%.

Pero la guerra no solo va a afectar a los 2 contendientes. Además, se prevé que las economías de mercado emergentes y en desarrollo de Europa y Asia Central se reduzcan en conjunto un 4,1% este año, el doble de la caída provocada por el inicio de la pandemia de Covid-19 en 2020, según el Banco Mundial.

Prasad ha señalado que existía el riesgo de que 2022 se convirtiera en "un período cargado de realineamientos geopolíticos, interrupciones persistentes del suministro y volatilidad de los mercados financieros, todo ello en un contexto de crecientes presiones inflacionistas y un margen de maniobra limitado para las políticas".

Otros artículos interesantes:

Los inversores se refugian ante el aumento de posibilidades de que se produzca una estanflación global

Crece el miedo por la estanflación: los expertos explican qué significa y qué posibilidades reales existen de que se produzca a corto plazo

El miedo a la estanflación es real, aunque no es nuevo: 5 ejemplos de cómo te impactará en el día a día, como ya sucedió en los años 70

Te recomendamos