¿La guerra fría espacial?: Rusia y China atacan "a diario" satélites occidentales con láseres y bloqueadores de señal, según denuncia un general estadounidense

Satélite en órbita
Shutterstock.
  • Un alto mando militar estadounidense dice que sus satélites están siendo son objetivo de ataques con láser, bloqueos de señal y cibernéticos por parte de Rusia y China.
  • Sugiere además que Pekín tiene todas las papeletas para convertirse en la fuerza espacial dominante a finales de la década, según The Washington Post.
  • Las 3 potencias están desarrollando armas que se adapten a la nueva era espacial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La sombra de una nueva guerra fría se cierne sobre el espacio. Al menos eso ha dado a entender un alto mando militar estadounidense.

El general David Thompson, vicepresidente de operaciones espaciales de la Space Force, ha sostenido que los satélites de Estados Unidos que orbitan alrededor de la Tierra son objetivo constante de ataques de diversa índole por parte de Rusia y China.

Según ha publicado el Washington Post, estas "amenazas" llevan sucediendo desde hace mucho tiempo y se acrecientan día a día.

El alto mando militar ha advertido de que deben aprender a lidiar con toda una nueva clase de ataques hacia sus satélites.

Cada día, ha desvelado Thompson, son atacados de manera cibernética, con láseres o bloqueadores de señal. El general ha destacado que existe una gran variedad de formas por las que sus sistemas pueden ser amenazados.

EEUU, Rusia y China protagonizan una ciberguerra que se ha convertido en el juego de espías más sofisticado de la historia: estas son las armas con las que cuenta cada uno

Expertos consultados por The Independent han manifestado su inquietud y temor ante el uso de armas no cinéticas para atacar a los satélites. 

En el peor de los casos, la inhabilitación de los sistemas de control de éstos podría empeorar el ya preocupante problema de la basura espacial y dejar a la humanidad atrapada dentro de la Tierra, sin posibilidad de continuar con la pujante carrera por la exploración espacial.

China tiene todo de cara para convertirse en la mayor potencia espacial al final de la década

La nueva carrera espacial que están llevando a cabo los Gobiernos de diferentes países y empresas privadas lleva varios años en marcha. Nuevos sistemas y tecnologías se ponen en órbita cada semana empujando los límites de la humanidad un poco más lejos.

El general Thompson ha apuntado que, aunque Estados Unidos aún es "la mejor del mundo en términos de capacidad", otros actores, como China, han acelerado sus programas y van viento en popa a convertirse en la mayor potencia espacial "a finales de esta década".

El país asiático se encuentra bastante más avanzado que Rusia en cuanto a desarrollo y puesta en marcha de nuevos sistemas de operaciones.

Thompson ha desvelado que el "increíble ritmo" al que desarrollan su tecnología les permite estar ultimando su propio sistema de GPS, nuevos programas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Pekín prepara el lanzamiento de "un par de cientos" de nuevos satélites.

Con todo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden se ha intentado poner en contacto con China para establecer un marco internacional de normas para el espacio y el ciberespacio, según el New York Times, pero parece que el Gobierno de Pekín no va a ser muy activo en la negociación.

Por su parte, Rusia ha llevado a cabo en el espacio algunas acciones bastante cuestionadas por una parte de la comunidad internacional.

Un alto mando del ejército de EEUU dice que China está a punto de culminar el desarrollo de un arma hipersónica que podría suponer "un momento Sputnik"

Según ha compartido el vicepresidente de operaciones de Space Force, en 2020, Rusia probó un nuevo sistema de armas antisatélite en el espacio en los meses de julio y diciembre.

El desarrollo de las armas espaciales se ha convertido en otra nueva carrera en las sombras entre los 3 actores principales en el espacio.

Un informe del Pentágono recogido por SpaceNews sostiene que China ha hecho avances significativos en nuevos sistemas de misiles y armas electrónicas que podrían alcanzar a satélites que se mueven en las órbitas alta y baja de la Tierra.

Por último, Estados Unidos ha comunicado que planea desvelar su propia arma espacial, la cual tendría la capacidad de inhabilitar o destruir tanto satélites como naves espaciales.

Otros artículos interesantes:

La siguiente batalla comercial entre Jeff Bezos y Elon Musk será por controlar la conexión a Internet de todo el mundo: ambos ya planean inundar el espacio de satélites, pero no son los únicos

SpaceX acusa a Amazon de intentar frenar su internet por satélite, Starlink, por no poder competir contra él

Un impulso al 'new space' español: la startup Sateliot prepara los últimos detalles para lanzar una constelación de 100 nanosatélites al espacio

Te recomendamos