El CEO de Volkswagen alerta de que las consecuencias económicas de una guerra larga en Ucrania serán "mucho peores" que la pandemia

Trabajadores de la fábrica de Volkswagen en Dresde (Alemania), que ha tenido que parar por la falta de suministros de Ucrania.
Trabajadores de la fábrica de Volkswagen en Dresde (Alemania), que ha tenido que parar por la falta de suministros de Ucrania.

REUTERS/Matthias Rietschel

  • El consejero delegado de Volkswagen ha alertado de que una guerra prolongada en Ucrania podría tener "consecuencias mucho peores" para la economía europea que la pandemia o la crisis de semiconductores.
  • "Si cesan las relaciones económicas con Rusia, que es algo que probablemente habrá que hacer si el conflicto no termina, no podrías comprarles energía y esto tendría un impacto considerable para Europa y Alemania", ha declarado Diess al Financial Times.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La invasión rusa de Ucrania está afectando gravemente a toda la economía europea. La importancia del país como proveedor de gas natural y de materias primas, así como la pérdida de este mercado por el cese de su actividad en el país de muchas empresas como medida de rechazo sobre la agresión bélica preocupa, y mucho, a las grandes compañías europeas.

Este es el caso de Volkswagen, el segundo fabricante mundial que como muchas compañías automovilísticas ha dejado de servir vehículos en Rusia, y cuyo consejero delegado, Herbert Diess cree que el conflicto podría tener consecuencias "mucho peores" que la pandemia si se prolonga en el tiempo.

La situación bélica "podría llevar a grandes subidas de precios, escasez de energía e inflación", ha pronosticado el primer ejecutivo de Volkswagen en declaraciones al Financial Times, en las que ha señalado que "la amenaza de esta guerra para Alemania y Europa es enorme".

Volkswagen, General Motors, Volvo, Jaguar Land Rover: qué empresas han decidido dejar de vender vehículos en Rusia por la guerra en Ucrania, cuáles se lo están pensando

Volkswagen decidió hace una semana detener la producción en sus fábricas rusas de Kaliga y Nizhny Novgorod y dejar de exportar vehículos al país. El mercado ruso supone para la marca alemana unos 199.200 vehículos vendidos en 2021, de los cuales la mayoría producidos en el propio país (170.300), por los datos de su web oficial.

Pero la guerra no solo ha afectado a sus plantas en Rusia, sino que también ha tenido que detener la actividad en factorías alemanas como Zwickau —la más importante de Europa en fabricación de eléctricos, que produce 1.200 al día— o Dresde, debido a los problemas de sus proveedores en la zona occidental de Ucrania, según informó un portavoz de la compañía Automotive News.

Miedo al impacto de un cese de las relaciones entre Rusia y Alemania

Diess ha alertado del peligro de que si continúa el conflicto bélico pueda acabarse produciendo un cese en las relaciones diplomáticas y comerciales de Alemania con Rusia.

"Para una sociedad como Alemania, que depende de la energía rusa, las materias primas... Si imaginas un escenario en el que cesan las relaciones económicas con Rusia, que es algo que probablemente habrá que hacer si el conflicto no termina, no podrías comprarles energía y esto podría llevar a una situación que tendría un impacto considerable para Europa y Alemania", ha dicho Diess al FT.

La guerra en Ucrania genera otra amenaza a la automoción: calienta el precio del paladio, que se utiliza para reducir emisiones en los coches y del que Rusia es el principal productor mundial

Para el ejecutivo de la marca alemana, las consecuencias del conflicto pueden dejar pequeños los impactos de la pandemia o de la crisis de semiconductores. "Las manejamos bastante bien", ha considerado, en comparación con el desafío actual.

Otros artículos interesantes:

La guerra en Ucrania causa otro dolor de cabeza al sector de los coches eléctricos por la subida del níquel, clave para fabricar baterías

La guerra en Ucrania genera otra amenaza a la automoción: calienta el precio del paladio, que se utiliza para reducir emisiones en los coches y del que Rusia es el principal productor mundial

Volkswagen, General Motors, Volvo, Jaguar Land Rover: qué empresas han decidido dejar de vender vehículos en Rusia por la guerra en Ucrania, cuáles se lo están pensando

Te recomendamos