7 autores de éxito explican cómo ha cambiado la forma de publicar libros los últimos años: de depender de una editorial a la autopublicación

Mujer leyendo en un libro electrónico

Getty Images

  • Hasta hace poco, si un autor quería publicar un libro, tenía que recurrir a las grandes editoriales o invertir su propio dinero en conseguir ejemplares de su obra. Ahora, el panorama ha cambiado completamente gracias a herramientas como Kindle Direct Publishing (KDP) de Amazon.
  • A través de esta plataforma, un escritor puede publicar su obra teniendo control total sobre ella, de forma rápida y sencilla, llegando a mucho más público y obteniendo más ganancias por cada ejemplar vendido. 
  • Business Insider España ha hablado con algunos autores que se han decidido por este método y que enumeran las ventajas e inconvenientes que suponen respecto al camino tradicional. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Hasta hace pocos años un autor que quería publicar un libro tenía 2 opciones: recurrir a las grandes editoriales, esperando que aceptasen su obra y le diesen difusión, o invertir sus ahorros en autopublicarse a sí mismo, imprimiendo sus ejemplares y distribuyéndolos allá donde pudiese. 

Ahora, a través de herramientas como Kindle Direct Publishing (KDP), propiedad de Amazon, cualquier escritor que quiera acceder a este mundo puede hacerlo de forma sencilla, rápida y teniendo control total sobre su obra, además de mayores ingresos por cada ejemplar vendido. La tecnología, como ha pasado en otros muchos sectores, ha hecho saltar por los aires este escenario, democratizando el acceso y las oportunidades. 

KDP apareció en 2007 en Estados Unidos y, actualmente, está disponible en 14 marketplaces diferentes y en más de 190 países. Según explica Bárbara Solana, responsable de contenidos de Kindle para España e Italia, en una entrevista con Business Insider España, en Amazon tuvieron clara su apuesta por la autopublicación "antes de que se convirtiera en el fenómeno que es hoy" porque creían que "ningún libro debería quedarse en un cajón".

Los números han terminado por avalar esta decisión y, según datos de la propia plataforma, en el último trimestre de 2020 se han publicado el doble de libros con KDP que el año anterior.

Los pasos para acceder a este servicio comienzan teniendo un manuscrito finalizado, tras lo cual el autor tiene que crear una cuenta en KDP o utilizar la que ya tenga en Amazon. Una vez configurada, donde deberá introducir su información financiera y fiscal, puede cargar su escrito y elegir todas las variables, desde la portada hasta el precio. 

"En tan sólo 5 minutos estará hecha la gestión y, en un solo día, aparecerá en la tienda Kindle en todo el mundo, todo esto de forma gratuita", resume Solana. 

Además, ahora Amazon también ofrece la opción de publicar la obra en papel a través del servicio de impresión bajo demanda. Eso sí, la directiva recuerda que todo el peso recae sobre el escritor, que debe encargarse (o buscar un equipo que lo haga) de la revisión, corrección, maquetación, el diseño de la portada y la promoción correspondiente. 

Escritores de los que nunca has oído hablar ganan más de 10.000 euros al mes autopublicando en Amazon Kindle: 4 consejos prácticos sobre cómo empezar sin tener experiencia

La responsable de contenidos de Kindle explica que la autopublicación se ha convertido en una solución cada vez más potente para aquellas personas que quieren hacer pública su obra sin depender de una editorial. Entre sus ventajas se cuentan el control total de la obra, la edición en cualquier momento, la posibilidad de llegar a un público muy amplio, que todo es gratuito y que se recibe hasta un 70% de los ingresos generados con la venta. 

Ahora, además, Kindle incluso ofrece la posibilidad durante el Día del Libro de hacerse con ejemplares firmados digitalmente por más de 100 autores nacionales e internacionales en su web. Además, los libros incluirán dedicatorias y una rosa digital. 

Los autores que recurren a ellos tienen perfiles muy diversos, según apunta, entre los que se encuentran los nóveles que deciden probar suerte, otros que ya llevan tiempo escribiendo y apuestan por este servicio debido a sus beneficios o aquellos que han trabajado con editoriales tradicionales, han recuperado los derechos de sus obras y las han vuelto a poner al alcance de sus lectores sin intermediarios. 

"Elisabeth Benavent, Javier Castillo o Juan Gómez-Jurado empezaron publicando en KDP y, gracias a la calidad de sus obras, han llegado a convertirse en referentes dentro del panorama literario en lengua española", ejemplifica. 

Al final, los propios autores y autoras son los que mejor pueden explicar cuáles han sido las razones por las que se han decidido por esta plataforma y qué beneficios o desventajas les aporta, por ello Business Insider España ha contactado con algunos de ellos para que desvelen su experiencia. Esto es lo que han contado: 

"Ojalá haberlo conocido antes"

KDPKDP

KDP

Lorena Franco es autora de 19 títulos. De ellos, 15 han sido publicados a través de KDP y 4 mediante una editorial, por ejemplo, El último verano de Silvia Blanch (Planeta). La escritora llegó a la plataforma de Amazon en 2015, pero admite que habría sido antes de haberlo conocido. 

Franco explica que, actualmente, se sigue pensando que los autopublicados son autores rechazados por editoriales, pero cree que esto no es aplicable en todos los casos. De hecho, ella cuenta que no llegó a probar el método tradicional de primeras, sino que se lanzó a publicar con Amazon y, a raíz de su éxito en la plataforma, le surgieron oportunidades en editoriales. 

En el lado contrario se encuentra Marc Reklau, autor de 38 libros en varios idiomas, entre ellos algunos como 30 días: cambia de hábitos, cambia de vida o Quiérete ¡y mucho!. De ellos, 36 han llegado al mercado a través del servicio de autopublicación de Amazon y 2 a través de editoriales tradicionales. 

El escritor explica que llegó hasta este sistema tras ser rechazado por los agentes literarios españoles y las editoriales. "Escuché varias historias de éxito de autores autopublicados y decidí probar", cuenta a Business Insider España

Una mezcla de ambas historias es la de Fernando Gamboa, autor de 9 libros en español (aunque en pocos meses serán 10, según avanza) como Redención o La última cripta, a los que se sumarían varias traducciones al inglés, francés, alemán o italiano. 

El escritor cuenta que decidió convertirse hace años en profesional a través de KDP, pasando de publicar en editoriales a hacerlo de forma independiente. De hecho, afirma que recompró los derechos en papel a las editoriales para tener el control total de su obra. 

10 beneficios desconocidos de Amazon Prime que quizás no estás usando: estos son algunos de los extras más ignorados

Ana Ballabriga tuvo un proceso similar, ya que, junto a David Zaplana, publicó 5 novelas como Tras el sol de Cartagena, que fue reeditada por Amazon Publishing tras recuperar los derechos que tenía una editorial. Sus razones para elegir este modelo fue porque quiso acortar los plazos de edición y tener total libertad para actualizar el libro con nueva información y en cualquier momento. 

La impaciencia también motivó la entrada de Abril Camino, autora de libros como La petición de Olivia, en el mundo de la autopublicación. "Acababa de terminar mi primera novela y me moría por verla publicada", explica, algo que actualmente agradece porque la llevó por "el camino ideal". 

El desembarco de Ángela Covas, autora de libros como La buena ruptura, en este mundo también comenzó tras haber participado en el universo de las editoriales tradicionales. La escritora adquirió los derechos de uno de sus libros, Alegría, y lo ofreció a través de Amazon, mientras que, en el caso de otro de ellos, Distinto, comenzó siendo un proyecto editorial que, tras un malentendido, acabó publicándose a través de esta plataforma digital. 

Por último, Ana Nieto, autora de Triunfa con tu libro, comenzó en una editorial tradicional, pero se pasó a la autopublicación cuando vio el potencial que tenía este método y la facilidad de llegar al lector sin intermediarios. Ahora, la autora ayuda a otros escritores que quieren embarcarse en este mundo y no saben cómo hacerlo o que se han visto desencantados por el canal tradicional. 

"Ahora el lector decide si tu libro es bueno o no, no un ejecutivo de Marketing"

Mujer leyendo en libro electrónicoMujer leyendo en libro electrónico

Getty Images

Franco explica que ella comenzó a utilizar esta fórmula en 2015, cuando la conoció, "si no, la hubiese aprovechado mucho antes". Desde entonces, cuenta que ha visto una progresión muy positiva, con un mayor interés hacia este mundo, gracias en parte a reconocimientos como el Premio Literario de Amazon, que permite a los autores darse a conocer y ganar visibilidad. 

Reklau cree que este servicio ha conseguido democratizar el acceso a la publicación de libros, algo que hasta ahora solo estaba permitido a unos pocos. "Ahora el lector decide si tu libro es bueno o no, no un ejecutivo de Marketing", explica. 

Además, también ha evolucionado la concepción de este sistema en los últimos años, ya que, hasta hace poco, estaba mal visto ser un autor que se autopublicaba, según cuenta el escritor. "Ahora cada vez hay mayor oferta y mayor interés". 

"Una editora de una editorial bastante importante en Barcelona me dijo: 'Tus libros no pueden ser muy buenos si tienes que autopublicar'. Cuando le pregunté si tenía algún autor que hubiese vendido 10.000 libros en un año, no me respondió", relata.

Ofertas de Primavera de Amazon: esta son las 10 mejores que puedes conseguir

Gamboa explica que, hasta la aparición de KDP, un autor solo tenía 2 caminos: plegarse a las exigencias de las editoriales o imprimir sus propios libros para venderlos en plazas. Sin embargo, actualmente un autor independiente puede vender "cientos de miles o incluso millones de libros en todo el mundo, sin la necesidad de vender los derechos de sus obras a una editorial". 

No obstante, Camino también advierte que la democratización del acceso a la publicación de libros ha implicado que mucha gente se lance a ello sin la formación ni el trabajo que habría sido deseable detrás de su libro. Aún así, cree que "tiene más ventajas que inconvenientes".  

En este sentido, Covas señala que antes era mucho más fácil alcanzar una buena posición en KDP, mientras que ahora hay una mayor competencia y es necesario preocuparse por otros aspectos como la inversión en publicidad. 

¿En qué se diferencia la autopublicación de acudir a una editorial tradicional? 

Kindle de AmazonKindle de Amazon

Reuters

A Lorena Franco lo que la atrajo del sistema de la autopublicación es la oportunidad que ofrece para llegar a todo el mundo, tanto en formato digital como en papel. Además, destaca la libertad a la hora de publicar y la transparencia de la plataforma, con datos al momento sobre los títulos o las páginas leídas. 

La gran diferencia entre el método tradicional y la autopublicación, en su opinión, es que en el primer caso el autor cuenta con un gran equipo detrás de él, mientras que el segundo es un trabajo más solitario donde todas las decisiones las toma el escritor. 

La autora explica que esta forma de acceder al mercado literario es una gran oportunidad, pero hay que saber aprovecharla moviendo el libro a través de las redes sociales y de KDP. "Tu libro, siempre y cuando esté bien trabajado, ya no tiene por qué estar años en un cajón esperando una respuesta que quizá nunca llegue, puedes lanzarlo a todo el mundo", apunta. 

En la misma línea, Reklau confirma que una de las principales ventajas de este método es la rapidez de acceso al mercado, ya que se tarda alrededor de 24 horas en pasar del manuscrito terminado al libro publicado, "mientras una editorial tradicional puede tardar hasta 1 año y medio". 

Además, el autor señala que tiene el control total de sus obras y no depende del éxito inmediato como en las editoriales, donde se retiran de las estanterías si no se venden en las 3 primeras semanas. "Tengo libros autopublicados en Amazon que no se vendían durante años y ahora se están vendiendo como churros", apunta. 

Reklau añade que las ganancias son otra de las razones principales que superponen este método al tradicional. "Cada año salen publicadas las estadísticas indicando que el autor promedio gana 9.000 o 10.000 euros al año, yo conozco autores autopublicados que ganan estas cantidades al mes o incluso a la semana", reconoce. 

Cómo elegir el mejor lector de libros electrónico: guía de compra de eReaders

Relacionado con lo anterior, el escritor señala que otra de las cosas a tener en cuenta es que Amazon paga puntualmente, por lo que tiene control de sus números en tiempo real, mientras que las editoriales tradicionales te dicen una vez por año lo que vendes y pocas pagan de forma regular. 

En el lado contrario, el peor punto de ser un autor autopublicado, según el autor, es la cantidad de trabajo que supone, ya que "eres tu propia editorial y en la mayoría de los casos tu éxito pasa desapercibido, los grandes periódicos nunca recomiendan tu libro". No obstante, señala que, si ganas de 10.000 a 20.000 euros al mes, "probablemente esto te importe poco". 

Por su parte, Gamboa cree que la principal ventaja de la autopublicación es el control total sobre la obra, algo que beneficia a los lectores, ya que puede ofrecerles promociones, adaptándose a sus necesidades. Según el escritor, una editorial solo busca obtener beneficio con la menor inversión, mientras que un autor independiente se preocupa de hacer feliz a sus lectores y ganarse la vida en ese proceso. 

"Lo mejor de autopublicarse es que no pones tu futuro como autor en manos de un tercero, que puede hacerlo bien o puede que no", afirma. "Da escalofríos, solo pensar en las grandes novelas que nos hemos perdido porque no tuvieron la suerte de caer en las manos adecuadas".

El autor señala que esto no ocurre con KDP, ya que son los millones de lectores los que juzgan si una obra les gusta o no, en vez del directivo, el jefe de marketing o el encargado de la distribución. 

Además, explica que gracias a esta fórmula sus libros se venden en todas partes y alcanzan una distribución a nivel mundial "con la que ninguna editorial del mundo puede competir". De hecho, señala que sus ventas como autor independiente son "infinitamente mayores" de las que tuvo en su momento como autor de editorial. 

La opinión de Ballabriga coincide plenamente con la de sus compañeros de profesión, ya que afirma que las mayores ventajas de KDP son el control total sobre la obra, desde la maquetación hasta las fechas de publicación, y que se gana más con cada libro vendido con este método que a través del método tradicional. 

A esto se suma que la autopublicación supone una vía muy buena para quienes escriban un texto "que no se adapte a modas editoriales o que trate un tema que interese a un grupo reducido de lectores",

No obstante, también insiste en que no hay que olvidar que "esto no es gratis", ya que se debe contar con un equipo que supone un coste, frente a una editorial donde ya está incluido en el precio. 

Ventajas y desventajas de libros en papel y libros digitales

Camino también destaca la libertad y el control como sus las 2 ventajas principales que le permite la autopublicación, "que son incomparables con la experiencia en una editorial tradicional". "Para bien o para mal, aquí mis errores y mis aciertos son míos y yo tomo todas las decisiones importantes", apunta. 

Otro de los puntos que destaca la escritora son los ingresos, ya que, según explica, es mucho más fácil llegar a vivir de la escritura a través de este sistema que mediante la vía tradicional. 

Por el contrario, cree que lo peor es que hay aún un público que no acaba de confiar en los autores autopublicados de la manera en que lo hacen con los libros vendidos por una editorial.

Para Covas la principal desventaja del canal tradicional es que no tienes datos relativos a lo que vendes más que una vez al año, a lo que se suma que tienes menos ingresos que en el caso de métodos como KDP. "Si en KDP ganas un 70%, en el canal tradicional ganas entre un 7% y un 10%, es decir, que para ganar el mismo importe en un lugar tengo que vender 100 libros y en el otro 14", ejemplifica. 

La autora señala, en cambio, que lo mejor del canal tradicional es que hay distribución en librerías, algo que echa de menos en el caso de Amazon. 

Por su parte, Nieto destaca, igualmente la rapidez, el control y el incremento de los royalties entre las ventajas de la autopublicación, pero también añade que, con este método, sube la posibilidad de que sus obras se conviertan en best seller. No obstante, al igual que Covas, cree que lo peor es no poder llegar a una librería física. 

La gran pregunta: ¿se pueden complementar ambas vías?

E-book Kindle PaperwhiteE-book Kindle Paperwhite
E-book Kindle Paperwhite

Amazon

Franco cree que ambas vías se pueden compaginar perfectamente y apunta que, de hecho, cada día hay más autores híbridos que se decantan por un mix de ambas fórmulas si la editorial tradicional lo permite. La autora explica que, según la productividad del autor, mezclar métodos puede compensarle, ya que en una editorial lo normal es publicar uno al año, mientras que en Amazon no hay límites. 

Reklau también coincide en que ambas vías se pueden complementar, tanto en un sentido como en otro, pero explica que los royalties que se ganan con el método de autopublicación (70%) son demasiado altos como para que alguien quiera cambiar a los repartidos por las editoriales (7% o 8%). 

Gamboa se muestra de acuerdo con la posibilidad de publicar a través de los 2 métodos, él mismo ha sido autor híbrido durante años, pero, por su experiencia recomienda publicar de forma exclusiva como autor independiente. "No sólo es más divertido, también es más rentable", confirma. 

Por su parte, Ballabriga admite que muchas de estas empresas no están dispuestas a que sus autores compaginen las dos alternativas porque se hacen competencia.

En la misma línea apunta Camino, que cree que lo habitual es que si una editorial hace una apuesta firme por un autor lo quiera en exclusiva, sin permitirle compaginar. "Ahí ya es donde cada autor debe plantearse qué le compensa más", apunta. 

Así, Nieto apunta que la posibilidad de compaginar solo será accesible a aquellos autores que vendan mucho. 

¿El fin de las editoriales tradicionales?

KindleKindle
Business Insider España

Business Insider España

Preguntados por si este fenómeno terminará por 'tragarse' a las editoriales tradicionales, los autores lo niegan y creen que hay espacio suficiente para ambas. 

Según Gamboa, la revolución digital es imparable "y oponerse a ella es una pérdida de tiempo y esfuerzo". El escritor afirma que se deben buscar fórmulas para que la edición tradicional y las librerías salgan adelante, adaptarse a nuevas maneras de hacer las cosas y encontrar su espacio en un mundo que evoluciona a gran velocidad. 

Reklau tampoco cree que las editoriales tradicionales terminen desapareciendo, dado que muchas se han apuntado a este fenómeno y ofrecen métodos de autopublicación a través de sus canales. Sin embargo, también advierte que otras están pidiendo dinero a los autores por publicar sus libros, algo de lo que hay que huir. 

El escritor también se ha dado cuenta de que están surgiendo otro tipo de editoriales, impulsadas por los propios autores, que ayudan a otros escritores con un modelo más justo del reparto de ganancias, por ejemplo del 50%-50% de los beneficios. 

Por su parte, Franco apuesta por un futuro en el que los 2 métodos vivirán complementándose, un escenario "que está muy cerca, por no decir que lo estamos viviendo ya". La escritora cree que el canal tradicional se está adaptando para seguir creciendo, a la vez que la autopublicación gana peso gracias al incremento de autores que buscan su hueco en este mundillo. "Son distintas vías que pueden convivir, pero eso sí, lo que necesitamos son muchos más lectores", concluye. 

Un viaje literario por España por el Día del Libro: 50 libros ambientados en las 50 provincias que deberías leer

La opinión de Ballabriga es que ambos sistemas convivirán "y es necesario que sea así". Según la autora, las editoriales son empresas bastante conservadoras y la autopublicación supone un soplo de aire fresco al panorama literario y ofrece alternativas más arriesgadas que pueden introducir un cambio de tendencia. 

Covas afirma que "siempre habrá un canal tradicional" por la parte romántica que supone acudir a librerías, presentaciones y poder tocar los libros. Sin embargo, cree que pasará a ser una especie de "tienda gourmet" solo para "algunos escogidos y títulos fáciles". 

La autora explica que este movimiento en el que se eliminan los intermediarios forma parte de un proceso que se está produciendo en casi todas las áreas de negocio del mundo, por ejemplo, en el mundo del turismo o de los alquileres. 

Nieto explica que la pandemia ha contribuido al incremento de las compras online, lo que se ha visto reflejado en el mercado de libros y, a su vez, en el aumento de las ventas en este tipo de canales. Aún así, cree que el canal tradicional no terminará desapareciendo, "siempre algo quedará". 

Por último, la responsable de contenidos de Kindle para España e Italia cree que lo que está pasando es una convivencia entre cauces de publicación, ya que hay autores que pasan de las editoriales a la autopublicación, mientras que otros comienzan a través de este método y luego lo compaginan con contratos en grandes editoriales. 

Solana no es partidaria de especular sobre el futuro porque explica que, cuando se lanzó KDP hace más de 10 años, no se imaginaban que se convertiría en lo que es hoy. "Lo cierto es que el sector editorial va evolucionando paralelamente a la tecnología y los hábitos de consumo", explica. 

"Hablar de tradicional ya no tiene tanto sentido, porque las líneas entre métodos y formatos de publicación se van difuminando", resume. 

LEER TAMBIÉN: 21 libros sobre tecnología que debes tener en el radar en 2021: desvelan las escandalosas intimidades y el salvaje ascenso de gigantes como Facebook, SpaceX y Spotify

LEER TAMBIÉN: Escritores de los que nunca has oído hablar ganan más de 10.000 euros al mes autopublicando en Amazon Kindle: 4 consejos prácticos sobre cómo empezar sin tener experiencia

LEER TAMBIÉN: Jeff Bezos admite que el nuevo CEO de Amazon no tendrá un trabajo fácil, pero confía en su sucesor: "No permitirá que el universo nos haga típicos"

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música