3 razones por las que Haven, la filial conjunta de Amazon con JPMorgan y Berkshire Hathaway, estaba condenada desde el principio

Jeff Bezos, CEO de Amazon.
Jeff Bezos, CEO de Amazon.
REUTERS/Joshua Roberts

Haven, la joint venture de salud entre Amazon, JPMorgan y Berkshire Hathaway, va a cerrar. 

La compañía dijo a sus empleados el lunes que se disolvería a finales del mes que viene, según publicó la CNBC. Brooke Thurston, portavoz de Haven, confirmó la noticia a Business Insider a través de un correo electrónico.

Haven fue presentada en enero de 2018 con un críptico comunicado de prensa en el que se hablaba de resolver el embarazoso coste de la asistencia sanitaria en Estados Unidos. Los tres gigantes formarían una compañía independiente "libre de incentivos y restricciones para la obtención de beneficios", decía. Usando sus recursos combinados, Haven daría respuestas tecnológicas a los problemas de salud, reduciendo los costes y dando a los empleados asociados acceso a una gran atención. 

El doctor Atul Gawande, una estrella del sector de la salud y autor de "Being Mortal", fue contratado como CEO de Haven en el mes de junio. En los siguientes meses, Gawande seguía sin estar seguro de lo que quería que hiciera Haven, diciendo meses después en el foro New Yorker 2018 que quizás la compañía se centraría en los empleados de clase media que no cumplían con los requisitos para recibir asistencia médica pública, pero que tampoco podían permitirse un seguro privado. 

Pasó otro año antes de que Haven, que no fue bautizada hasta el 2019, pusiera en marcha su primer proyecto experimental. Ese breve intento fue finalmente cancelado, lo cual Gawande dijo a los empleados que fue consecuencia de la pandemia del coronavirus. Durante el corto período de Haven, también se enfrentó a demandas de sus rivales, perdió su liderazgo y finalmente no pudo establecer un rumbo claro, demostrando una vez más que la asistencia sanitaria en Estados Unidos es un entramado de problemas de difícil solución.

Las empresas fundadoras tienen necesidades diferentes 

La industria tenía grandes expectativas para Haven. 

Las acciones de las empresas sanitarias se desplomaron el día en que JPMorgan, Berkshire Hathaway y Amazon anunciaron la joint venture en 2018, ya que los inversores temían que esas grandes corporaciones tuvieran éxito a la hora de reducir los 3,8 billones de dólares que el país gasta en sanidad cada año, de los cuales más del 20% constituyen un despilfarro, según indican algunas estimaciones.

La elevada factura médica que supone sufrir un infarto (y otros problemas de salud) en Estados Unidos

Sin embargo, Haven nunca dio una respuesta tan complicada como los problemas que intentaba resolver para los empleados que trabajan en todo el país en una amplia variedad de puestos de trabajo, desde trabajadores de almacenes hasta banqueros de Wall Street.

"Los fundadores de Haven probaron la hipótesis de que la innovación en el cuidado de la salud puede ser adoptada a escala, y al mismo ritmo, en diferentes entornos locales y regionales de Estados Unidos", dijo Tom Cassels, presidente de Rock Health, a Business Insider el lunes.

"Resulta que una talla no sirve para todos cuando se trata de lo que los empleadores individuales quieren defender y lo que sus empleados valoran personalmente", dijo. 

En una declaración, Thurston de Haven dijo que las tres compañías continuarán trabajando juntas de forma flexible en la búsqueda de sus ideas individuales, dependiendo de lo que tenga sentido para sus grupos de empleados.

Haven carecía de rumbo mientras lidiaba con los intereses de las empresas fundadoras

Cuando se anunció Haven, Warren Buffet dijo que los gastos crecientes de la salud actúan como "una tenia hambrienta en la economía americana" en una declaración. Se suponía que la nueva compañía iba a hacer algo al respecto con la tecnología, y no se dieron muchos más detalles en 2018 o desde entonces.

Ese podría haber sido el primer error garrafal de Haven. Se formó sin un mandato claro y prometió una abundancia de recursos, pero la buena voluntad de las compañías fundadoras pronto se agotó.

Lea más al respecto: Amazon quiere construir un imperio de atención médica. Esto es lo que significa para Haven, la empresa conjunta de Amazon con JPMorgan y Berkshire Hathaway que se propuso arreglar la atención médica.

Gawande, que era un apasionado de la atención primaria, condujo a la compañía hacia su primera gran prueba piloto. Con el nombre en clave de "Starfield", Haven puso en pie una aplicación que conectaría a los empleados con un equipo dedicado a la atención primaria, como publicó The Information en julio de 2020.

7 maneras en las que Amazon está construyendo un imperio de la salud y por qué dos analistas piensan que las visitas a los médicos serán lo próximo que implemente

Starfield, lanzada en noviembre de 2019, era cara de construir y similar a otras aplicaciones de telemedicina, lo que avergonzaba a los empleados y molestaba a los ejecutivos de las empresas fundadoras, según The Information. Pero en última instancia, su caída fue doble: una intensa mentalidad de secretismo, según esa información, y una relación poco amistosa con Amazon, según Business Insider.

Cuando llegó el momento de lanzar la aplicación a los empleados de JPMorgan Chase ubicados cerca de Columbus, Ohio, Haven no comercializó de manera generalizada el servicio porque los ejecutivos desconfiaban de las filtraciones a los periodistas. Como resultado, hubo poco compromiso. Apenas dos meses antes, Amazon se sumó a las dificultades de Haven con el lanzamiento público de su propio servicio de atención primaria, Amazon Care

Amazon Care conecta a los empleados elegibles de Amazon con visitas a domicilio, atención remota y entrega de recetas. Al igual que Haven, es tecnología amigable y funciona con una aplicación móvil que se construye alrededor de la atención preventiva. La idea es que un mejor acceso a la atención médica en la etapa inicial debería limitar el alto precio de las visitas a urgencias y cuidados intensivos. 

Los empleados de Haven fueron los primeros sorprendidos cuando se enteraron de Amazon Care a través de las noticias en septiembre de 2019, según The Information. Pero Amazon estaba trabajando en el programa mucho antes de que apareciera Haven, según explicaron dos personas cercanas a Amazon a Business Insider

"Nadie en Amazon estaba contento con Haven porque era un dardo de Bezos que advertía que el equipo interno no estaba haciendo su trabajo para controlar los costes", aseguró una persona familiarizada con el proyecto. "Por lo tanto, todo lo que Haven aportó estaba muerto desde el principio".

Poco después del lanzamiento de Starfield, Haven empezó a perder fondos, según The Information.

Haven nunca sustituyó a su jefe, Atul Gawande, que era un apasionado de la atención primaria

Jack Stoddard, el jefe de operaciones de Haven, se fue en junio de 2019. Stoddard ahora es el presidente ejecutivo de Eden Health, una nueva empresa centrada en la atención primaria.

Hubo una veintena de despidos a principios de 2020, seguidos por el cierre de Starfield en abril, según The Information. En mayo, Gawande dejó su puesto como CEO. Serkan Kutan, director de tecnología de Haven, se fue en agosto de 2020 a la compañía de telemedicina Amwell, según su perfil de LinkedIn.

Gawande se convirtió en presidente de la junta de Haven y dijo que su salida del puesto de CEO le permitiría centrarse en la pandemia del coronavirus. 

Gigantes tecnológicos como Google y Amazon están reforzando sus estrategias de salud: así planean dominar una industria que mueve 3,5 billones de dólares

"Esto elevará mi atención de la gestión diaria al apoyo de la estrategia, la junta y el liderazgo de Haven. También me permitirá dedicar tiempo a las políticas y actividades que abordan las amenazas inmediatas y a largo plazo para la salud y los sistemas de salud de COVID-19", dijo Gawande en una declaración divulgada entonces.

Desde entonces, Haven no ha podido encontrar un nuevo CEO con ideas frescas ni reclutar ejecutivos de alto nivel después del éxodo de ese verano y primavera. 

La compañía dijo a Business Insider que cambió su foco fuera de la atención primaria, sin dar más detalles, en diciembre. Mitch Betses, un ejecutivo de CVS Health de larga trayectoria, fue contratado en marzo como director de operaciones, y asumió las responsabilidades de Gawande cuando se fue en mayo. 

Algunos pensaron que Haven, bajo el liderazgo de Betses, podría recurrir al coste demasiado elevado de los medicamentos de prescripción para sus empresas fundadoras. En cambio, la empresa recién creada nunca se recuperó de un proyecto fallido de atención primaria que dividió el liderazgo y se topó de frente con las ambiciones de Amazon.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Otros artículos interesantes:

Bill Gates anuncia sus predicciones para 2021: cómo evolucionará la pandemia de coronavirus este año y cuándo se volverá a la normalidad

Así se están aliando las farmacéuticas para poder fabricar miles de millones de vacunas contra el coronavirus en 2021

Por qué las vacunas de ARN mensajero como las Pfizer o Moderna podrían adaptarse mejor a una nueva variante del coronavirus en caso de necesidad