Así se ha creado el primer mercado de derivados del aceite de oliva virgen: "Hemos tenido todos los obstáculos habidos y por haber de la Administración"

Producción de aceite de oliva.

REUTERS/Juan Medina

  • La plataforma para comercializar con derivados del aceite de oliva ya está disponible, tras un largo periodo de desarrollo.
  • Business Insider España ha conversado en exclusiva con Ismael Santiago, uno de los impulsores de este ambicioso proyecto, que detalla los obstáculos que ha tenido para lanzar la plataforma.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mercado de derivados del aceite de oliva ya está aquí. Ya se puede operar a través de plataforma, a pesar de lo difícil que ha tenido su lanzamiento.

Business Insider España ha conversado en exclusiva con Ismael Santiago, uno de los impulsores de este ambicioso proyecto, para detallar cómo ha sido el proceso, así como las trabas que ha tenido en el camino que, según cuenta y desde su punto de vista, han sido muchos durante estos últimos meses. 

Santiago explica que la idea se gestó originariamente con el proyecto del criptoactivo OLIVACOIN, que una de sus prioridades era convertirse en un mercado blockchain de futuros del aceite de oliva para aportar trazabilidad, cobertura y transparencia en un mercado tradicionalmente OPACO. “La regulación en la época OLIVACOIN no era la más positiva pero en la actualidad todo es muy diferente con la nueva Sandbox regulatoria”, apunta.

En este sentido, la presentación oficial de la plataforma blockchain del mercado de futuros del aceite de oliva se realizará el 25 de marzo, en el Colegio de Economistas de Sevilla, dentro de una conferencia sobre blockchain y su impacto en el sector contable y de auditoría.

Dificultades de todo tipo para su lanzamiento con especial énfasis en la Administración

Los pasos hasta su construcción, dice Santiago, no han sido nada sencillos: “Ha sido un trabajo enormemente duro, donde mucha gente se subía al carro no para hacer avanzar el proyecto si no para ver qué tajada sacaban, algo desgraciadamente muy español”. 

Tal y como describe, todo cambió cuando esta iniciativa se encontró en el camino con el proyecto tecnológico ruso OPIUM NETWORKS, especialistas en derivados financieros blockchain, ya también ha sido destacable la labor del Hub CRYPTO PLAZA, concretamente Jesús Pérez.  

Sin embargo, el camino no ha estado exento de palos en la rueda. “¿En cuánto a obstáculos que hemos tenido? Todos los habidos y por haber, apoyo cero”, critica. “Es mentira que la Administración Central apoya el I+D+I empresarial o la propia investigación (lo hemos visto con el COVID-19), o quizás yo he tenido la mala suerte de no conocerla en España, demasiado postureo indigno… Después nos quejamos de que el talento se vaya a Andorra, es muy frustrante”, enfatiza.

Pero su crítica va más allá de las dificultades para llevar a cabo este lanzamiento del mercado de derivados del aceite de oliva en España. “Esperemos que la sandbox regulatoria no sea ‘otra tomadura de pelo más de la Administración de Sánchez’ y que realmente sea algo útil y demostrable su utilidad, ya que realmente la necesitamos sí o sí”, opina. 

Cabe destacar que el sandbox regulatorio es un espacio de experimentación para promover la innovación en los servicios financieros dentro de un entorno seguro. Este supondrá un avance en el desarrollo innovador de España y en la evolución de las fintech. 

Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

De hecho, el ministerio de Asuntos Económicos informaba que 67 proyectos han sido presentados al sandbox financiero en su primera ronda. Una dinámica de la que Santiago tiene dudas por las otras trabas que asegura haberse encontrado por parte de la Administración en estos meses de pandemia.

Fe en el proyecto, aunque no en el corto plazo

En cuanto a expectativas y al volumen que creen que pueden acaparar, augura una senda tampoco exenta de algunas dificultades, aunque en estos primeros días de lanzamiento: “La exponencialidad la vemos a medio plazo, en el corto se dictaminará la supervivencia del proyecto, estamos ya muy forjados en la guerra de guerrillas”. 

“Tenemos fe en el proyecto, pero solos no iremos a ningún lado, esperemos que el sector apoye de verdad esta iniciativa”, añade. 

Santiago cree que la captación de un mayor volumen de inversores dependerá de las empresas del sector del aceite de oliva, que vean la oportunidad de cubrirse en precios y así no incurrir el producir a pérdidas, que no es legal en España según la ley de cadena alimentaria. 

“Creo que será lento y muy tortuoso al principio, situación de la que estamos acostumbrados, por cierto, pero al final el tiempo quita y da razones, en este proyecto tengo confianza al igual que en el empresariado del sector del aceite de oliva español que no desaprovechará esta oportunidad”, explica.

La necesidad que tienen los mercados de unos derivados descentralizados

Mucho ha cambiado desde que se emitieron los primeros contratos de derivados financieros hace varios siglos. Uno de los derivados más antiguos son los futuros de arroz emitidos en la Bolsa de Arroz de Dojima hace varios siglos. 

Ahora, los derivados financieros son una parte crucial del sistema financiero global. Son instrumentos financieros que permiten a los participantes del mercado gestionar su riesgo sin sacrificar los rendimientos potenciales.

En pocas palabras, estos activos permiten a los participantes del mercado (operadores, fondos de cobertura, etc.) “protegerse” contra ciertos riesgos del mercado para evitar pérdidas masivas en el caso de eventos imprevistos como una alta volatilidad de precios. Si bien los derivados se utilizaron inicialmente para materias primas como el arroz o los cereales, ahora se aprovechan para cubrir riesgos en varios activos como acciones e incluso criptomonedas.

Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

El sector de las finanzas descentralizadas (DeFi) tomó al mundo por asalto en 2020. Los contratos inteligentes permiten a los participantes del mercado eliminar a los intermediarios y confiar en contratos sin confianza que garantizan acuerdos más rápidos, baratos y seguros, lo que lleva al 2021, el año de la descentralización de estas herramientas financieras.

En esta línea, Opium Protocol es una plataforma de derivados descentralizada construida sobre Ethereum. Fundado en 2017, su Protocolo ha estado diseñándose durante bastante tiempo, según expone Santiago. Se trata de un sistema complejo que tiene como objetivo brindar una experiencia fácil de usar para los inversores. 

Opium Exchange permitirá a cualquier persona emitir y negociar instrumentos derivados descentralizados, como futuros u opciones, sin ningún riesgo de contraparte en un entorno totalmente sin permisos que puede ayudar a los usuarios minoristas a eludir las restricciones locales y tomar el control total de su libertad financiera. 

Esto lleva a Olivia Futures, una startup que, efectivamente, emitirá el primer producto de futuros de aceite de oliva descentralizado que luego estará disponible para comercializar en Opium.

Olivia Futures es una de las primeras de 4 empresas externas que tiene como objetivo llevar sus derivados a Opium, aprovechando la oportunidad creada por el estado actual del mercado español del aceite de oliva: la necesidad de instrumentos financieros que puedan ayudar a los inversores a protegerse contra los riesgos causados por la volatilidad de los precios de los productos del aceite de oliva.

LEER TAMBIÉN: Todo lo que debes saber de la inminente salida a bolsa de Deliveroo: cuánto dinero espera captar y quiénes se harán millonarios con la operación

LEER TAMBIÉN: Por qué es más atractivo invertir en tecnológicas como Amazon, Google o Facebook que en Tesla: "No sé si dominará el mercado de coches autónomos", según el presidente de Buy & Hold

LEER TAMBIÉN: Elon Musk, Jeff Bezos, Amancio Ortega y otros grandes multimillonarios han disparado su fortuna en el último año, a pesar de la pandemia: cuánto dinero ha ganado cada uno

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”