Pasar al contenido principal

Sánchez pide a PP y Cs que 'retiren las barreras' y agradece el diálogo a Unidas Podemos: así ha sido su intervención

 Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. REUTERS
  • En el día de apertura del Pleno, Sánchez ha vuelto a solicitar a las fuerzas parlamentarias que no bloqueen la investidura y ha lanzado varias propuestas de pactos de Estado.
  • Ha vertebrado su intervención a través de seis puntos programáticos que incluyen aspectos como el empleo, la transición ecológica o la desigualdad.
  • Sobre Cataluña, ha hablado de "tensiones territoriales" y de su solución a través de la ley y "un proyecto colectivo de regeneración nacional".

El jefe del Ejecutivo en funciones y candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acudido este lunes al Pleno de investidura en el que, a lo largo de dos sesiones, intentará recabar el respaldo mayoritario del Congreso de los Diputados para intentar revalidar su cargo, al que accedió en 2018 tras prosperar una moción de censura contra el entonces presidente, Mariano Rajoy.

A lo largo de su intervención, que se ha iniciado unos minutos pasado el mediodía, y que se ha alargado hasta las 14 horas, Pedro Sánchez ha agradecido el diálogo que ha mantenido con diversas fuerzas políticas, "en especial a Unidas Podemos", y se ha dirigido a "las fuerzas conservadoras [PP y Ciudadanos]" para invitarlas a que no obstaculicen la investidura: "No les pido que apoyen este proyecto, les pido que retiren las barreras".

Pactos de Estado

En relación a la propia investidura, y después de interpelar a PP y Cs, Sánchez ha vuelto a pedir "desbloquear" la formación de Gobierno. Para ello ha lanzado una oferta de pacto de reforma constitucional para intentar evitar nuevos bloqueos en futuras investiduras: "No estamos eligiendo entre izquierda o derecha", sino entre que España tenga o no un Gobierno, ha aseverado Sánchez.

El presidente del Gobierno en funciones ya adelantó esta propuesta hace unos días, y consistiría en reformar el artículo 99 de la Carta Magna, que regula los procedimientos de presentación y votación del candidato a liderar el Ejecutivo, y el que marca los plazos de investidura y de nueva convocatoria de elecciones. Acerca de este asunto, Sánchez ha incidido en que los ciudadanos no deben "sufrir la amenaza de la repetición electoral", y por eso busca que el Gobierno "tenga garantías para poder ser constituido y reforzar la estabilidad del sistema".

Una segunda propuesta de pacto de Estado al resto de formaciones de la Cámara Baja ha versado sobre la inversión educativa. Sánchez ha lanzado la posibilidad de que dicha inversión nunca baje del 5% del PIB, independientemente del color que tenga el Gobierno.

Cataluña

En su alocución inicial, Sánchez también se ha referido a Cataluña aunque sin nombrarla. Así, el presidente en funciones ha hablado de "tensiones territoriales" que, para superarlas, no solo es necesaria "la invocación de la ley y de la Constitución", sino poner en marcha "un proyecto colectivo de regeneración nacional, de progreso y de inspiración europeísta", ha señalado.

Enmarcando la cuestión catalana en el contexto de la Unión europea, Sánchez ha preguntado "qué sentido tiene fomentar la desunión, la desagregación, la división dentro de España", o "levantar fronteras internas" cuando, a su juicio, lo que hace falta es "más Unión Europea" y "derribar muchas fronteras externas" ha sentenciado.

Hoja de ruta con 6 objetivos

Desde la tribuna de oradores, Pedro Sánchez ha vertebrado su intervención a través de seis puntos programáticos que incluyen diversos aspectos:

- Empleo digno: Ha hecho referencia a la tasa de desempleo, que roza el 15%, haciendo hincapié en los problemas que suponen el de larga duración y la temporalidad. Aportando algunos datos, Sánchez también ha hablado de "precariedad laboral", sobre todo entre los trabajadores más jóvenes y ha comentado la necesidad de impulsar un "estatuto del becario" que regule las relaciones y condiciones laborales de este tipo de trabajadores. Para finalizar ha pedido "un nuevo Pacto de Toledo" para blindar las pensiones públicas.

- Revolución tecnológica: En este punto Sánchez ha hablado del riesgo que corren diversos puestos de trabajo de sufrir un proceso de automatización, debido al desarrollo de la tecnología. También se ha referido a los cambios que padece la economía ante las innovaciones tecnológicas y su capacidad de adaptación.

Sobre esto, ha pedido un mayor control en la fiscalidad de las grandes multinacionales tecnológicas para que aporten al sistema tributario la parte proporcional que les corresponde. También ha pedido que España se convierta en la vanguardia tecnológica europea, pero también en un referente en la protección de la privacidad de los datos de los usuarios.

-Emergencia climática: El presidente en funciones ha reconocido la emergencia climática que vive el planeta y, recogiendo una demanda social cada vez más amplia sobre este asunto, ha pedido que España lidere la lucha contra el cambio climático, aprovechando también la coyuntura para crear oportunidades de desarrollo y de trabajo.

-Igualdad entre hombres y mujeres: Después de advertir sobre la realidad de la "lacra" de la violencia machista, ha avisado que "nos van a tener en frente" quienes la nieguen o intenten restarle importancia.

Sobre la desigualdad por razones de sexo, Sánchez también ha comentado la necesidad de paliarlas en ámbitos como el mercado de trabajo, donde se hace evidente con la brecha salarial. Acerca de estos asuntos, Sánchez ha asegurando que éstos son problemas sociales y de derechos humanos.

-Desigualdad social: Exponiendo que es consciente de la exclusión o riesgo de exclusión que sufren un número importante de personas en España, Sánchez se ha comprometido, sobre todo, a combatir la pobreza infantil, desplegando mecanismos administrativos de redistribución justa de la riqueza que fomente la igualdad de oportunidades.

-Fortalecer Europa: Sobre este aspecto, Sánchez se ha centrado en hablar de contribuir al fortalecimiento de los ideales de Europa, por lo que ha apostado por compartir soberanía, superar rivalidades entre países y tensiones internas: "España unida y diversa en una Europa diversa y unida", ha defendido.

Y además