Arte, la nueva patronal de la gran moda, elige el Congreso para su puesta de largo y disputar el liderazgo en una industria de 20.000 millones

Inditex: bolsa de compra de Zara

REUTERS/Vincent West

Foto del redactor Marta Godoy
  • La Asociación Retail Textil España (Arte) ha protagonizado este lunes su primer acto oficial con la presentación de su primer informe sectorial.
  • En el Congreso y con la presencia de la ministra Montero, Arte ha reivindicado su intención de liderar una industria que aporta cerca de 20.000 millones a la economía.

La moda importa. El dato también. Que el sector suponga un motor clave para la economía es una obviedad tanto como lo es el hecho de que sus cifras se muevan de bando en bando, en mitad de una compleja guerra patronal. 

El pasado año, el sector generó en España más de 11.000 millones de euros, una discreta mejora interanual de 3,4%. Los datos los desmigaba hace un mes la patronal del sector Acotex (Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel). 

Lejos de las cifras prepandemia —18.000 millones—, la industria textil, explicaba Eduardo Zamácola, presidente de Acotex, no vive tiempos fáciles. "Hay que pensar que estamos haciendo mal". En cambio, este lunes, este difícil contexto no viene directamente vinculado a los números —aunque no pueda entenderse sin ellos— sino a los interlocutores.  

Constituida legalmente en noviembre de 2022, la Asociación Retail Textil España (Arte), postulada como la organización empresarial de los "pesos pesados" de la moda —desde Inditex a Primark pasando por Mango— ha protagonizado su primer acto oficial. 

Así ha sido la puesta de largo de la gran patronal en la "casa de todos"

En imagen, María Jesús Montero, ministra de Hacienda y vicepresidenta primera del Gobierno de España junto a la presidenta del Congreso y de la patronal, Francina Armengol y Ana López-Casero, respectivamente.
En imagen, María Jesús Montero, ministra de Hacienda y vicepresidenta primera del Gobierno de España junto a la presidenta del Congreso y de la patronal, Francina Armengol y Ana López-Casero, respectivamente.

Business Insider España

El escenario de su recién estrenada fortaleza institucional ha sido el Congreso de los Diputados. La presentación de un nuevo informe sobre la aportación del retail textil a la economía española, la excusa. 

"Bienvenidos a la casa de todos", ha comenzado Francina Armengol, presidenta de la Cámara. Lo ha hecho en la sala que lleva el nombre de Ernest Lluch, en honor al político socialista asesinado por ETA. Acto seguido, ha subido hasta el atril Ana López-Casero, actual presidenta de Arte, quien ha insistido en que la patronal nace para encarar el futuro de un sector clave.

Nada de azar tiene que haya sido María Jesús Montero, ministra de Hacienda y vicepresidenta primera del Gobierno de España, la encargada también de abrir un acto institucional con casi más directivos de la industria que medios.

La repercusión fiscal del textil en los ingresos del Estado es un hecho: más de 6.300 millones de euros a las arcas públicas, lo que supone el 2,5% de la recaudación total nacional. "Estamos ante una de las cadenas de valor más complejas e importantes para la economía española", ha insistido Montero, quien ha recordado que el sector es, sin lugar a dudas, uno de los mejores embajadores para el conjunto del mundo.

Más allá de discursos, el evento aterriza con un evidente background. El nuevo interlocutor patronal nace al margen de la hasta ahora gran asociación textil Acotex que dispone de 800 empresas afiliadas. "Ni entendemos cuál es la pretensión de la asociación ni el oscurantismo que practica", explicaba su presidente, Eduardo Zamácola a Business Insider España.

En este acto, y a pesar de notables fricciones, Zamácola estaba entre los presentes. Eso sí, lo hacía en cuarta fila, como la prueba evidente de que venía en calidad de invitado y no de parte activa de la formación empresarial. Junto a él, también se han dejado de ver la cúpula de otras patronales del sector como la de los supermercados Asedas o Anged, que engloba a El Corte Inglés.

Los grandes números que aporta la gran patronal 

La consultora financiera AFI ha sido la encargada de poner en orden los números del comercio textil que elevó su aportación a la economía española española a los 19.800 millones de euros en 2022, lo que implica  hablar del 1,62% del PIB de ese año.

El peso laboral en también una realidad en un sector en el que ocho de cada 100 empresas de retail están dedicadas a la moda. Tanto es así que entre 2018 y 2022, las 60.000 empresas dedicadas al retail textil facturaron 40.000 millones de euros de promedio anual.

De esta manera, el comercio de la moda en España registró más de 343.000 puestos de trabajo el pasado año —163.000 son directos y 178.000 indirectos e inducidos—. Es el equivalente a casi el 2% de la afiliación media en España durante ese año. La presidenta del Congreso, Armengol, ha recogido el testigo para poner el foco en que la intención de la industria es la de no postularse a nivel laboral como un lugar de paso. "Se trata de hacer camino en el sector", insiste. 

"La moda española está de moda y su papel exterior es prueba de ello", incidía María Jesús Montero. De hecho, de acuerdo al informe, las empresas españolas han acumulado inversiones por valor de 870 millones de euros en el exterior en los últimos 15 años.

Paralelamente, el mercado español del retail textil es también es un atractivo para multinacionales extranjeras, que, en los últimos años, han invertido en nuestro país más de 755 millones de euros en términos acumulados. 

Y su mayor reto: lograr poner de acuerdo a la fuerza sindical 

La premisa de Arte es lograr un convenio estatal del sector de comercio, textil y calzado para 2025. Hace unas semanas, su última oferta ante los sindicatos partía de los 17.000 euros anuales de salario mínimo.

La proposición de la patronal está bastante alejada de lo que pusieron sobre la mesa los sindicatos: unos salarios mínimos garantizados para 2025 de 20.000 y 26.500 euros en función de la antigüedad y la responsabilidad. Por ello, los negociadores sindicales ya han señalado que la propuesta les parece "insuficiente". 

"La moda es una forma de cambiar el mundo, de transformar la sociedad y desafiar las normas establecida", concluía la ministra Montero haciendo suyas las palabras del modisto español Balenciaga. Arte, este lunes, ha dado el pistoletazo de salida para abordar este desafío.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.