Semana de pesadilla dentro de Amazon: así han vivido los empleados la última oleada de despidos

Jeff Bezos, fundador de Amazon.
Jeff Bezos, fundador de Amazon.

REUTERS/Joshua Roberts/File Photo

  • Amazon ha iniciado la mayor ola de despidos corporativos de su historia. Los recortes se extenderán hasta 2023. 
  • Los empleados de las divisiones de Dispositivos y Recursos humanos han sido los primeros damnificados, lo que incluye muchos que trabajaban en Alexa. Este es un viaje al corazón de Amazon en mitad de la crisis. 

El pasado 18 de octubre, Jeff Bezos tuiteó que las empresas debían prepararse ante una probable recesión. Para Amazon, la empresa que fundó, los dolorosos ajustes no han hecho más que empezar

Una serie de mensajes internos enviados durante los últimos 2 meses obtenidos por Business Insider muestran a los directivos de Amazon luchando por identificar a los empleados de bajo rendimiento para forzar su salida mediante planes de mejora del rendimiento o PIP, por sus siglas en inglés.

A finales de septiembre, un jefe de Cumplimiento Normativo instó a sus colegas a que identificaran a quien rendía peor de sus equipos y lo comunicaran antes de las 10 de la mañana.

La estructura de Amazon basada en equipos pequeños hace que los nuevos proyectos se aprueben rápidamente y ese es uno de los secretos del éxito de la empresa: así funciona

A mediados de octubre, la empresa había cerrado o reducido varios equipos, lo que incluyó el Departamento de Robótica.

Poco después, un alto directivo de Amazon Web Service (AWS) ordenó a sus colegas que dejaran de contratar y compararan el rendimiento de los empleados entre sí para tratar de forzar la salida de los trabajadores con menor puntuación.

"Sé que puede parecer un mensaje contradictorio, pero tenemos que contratar rápido y también identificar a 3 o 4 empleados que creemos que no son adecuados para nuestras ambiciones de crecimiento".

Al día siguiente, Amazon anunció una congelación de la contratación en toda la empresa. Pero aquello no fue suficiente.

El martes 15 de noviembre, Amazon inició la mayor ola de despidos corporativos de su historia al deshacerse de 10.000 trabajadores.

La máquina de empleo se detiene

Amazon ha sido un potente motor de crecimiento del empleo durante más de una década tras construir una vasta red de almacenes gestionados por cientos de miles de trabajadores.

Lo hacía al tiempo que ponía en marcha un flujo constante de ambiciosos proyectos como la plataforma de radio en directo Amp; el servicio de streaming de videojuegos Luna; una división de viajes, Explore; una constelación de satélites, el Proyecto Kuiper, y productos electrónicos como el robot doméstico Astro, la banda de seguimiento de la actividad física Halo y la tableta infantil Glow. 

Estos días han marcado el punto final de todo esto. Muchas de esas ambiciosas iniciativas han muerto o, en el mejor de los casos, cojean. El auge de las compras online de la era de la pandemia se ha cesado y ha dejado a la empresa subarrendando espacio de almacén sin utilizar. 

Cientos de reclutadores se han ido ya, lo que indica un descenso sostenido en la contratación

Los 12 pasos de Jeff Bezos para hacer programas de televisión "icónicos" y que los ejecutivos de Amazon tenían que seguir

Amazon recortó la plantilla de varios equipos de Alexa, incluidos los que trabajan para que el dispositivo suene más como un ser humano, adquiera nuevas habilidades y responda de forma más creativa a las preguntas que se le hacen.

Amazon también ha llevado a cabo profundos recortes en Luna, al tiempo que ofrecía compras voluntarias de acciones a reclutadores en EEUU y la India. 

Unos días más tarde, los empleados de la Unidad de Negocio Minorista de Amazon se enteraron de que también se enfrentarán a despidos una vez la temporada alta de compras navideñas haya terminado.

¿Es esto lo que creo que es? 

 

El cambio abrupto que supone pasar de ser una máquina de contratar a ser objeto de una ola de severos despidos parece haber tomado por sorpresa a los líderes de Amazon. 

Mientras que el CEO de Amazon, Andy Jassy, ha confirmado que los despidos continuarán hasta 2023, muchos ejecutivos han permanecido sorprendentemente callados durante esta semana pasada, compartiendo poca información con sus empleados. 

Eso dejó muchos aferrándose a cualquier retazo de información que pudieran encontrar. El vacío de se ha llenado de ansiedad, enfado y dudas sobre el futuro. Por toda respuesta, un portavoz de Amazon se limitó a remitir a Business Insider a una publicación del jueves en el blog de Jassy en la que se describían los despidos.

Sí, hay vendedores de Amazon que han conseguido convertirse en millonarios tras vender su negocio

Después de que el New York Times informara el lunes de que Amazon planeaba despedir a 10.000 personas, los empleados de la División de Dispositivos de Amazon, que alberga el asistente virtual Alexa, así como a Luna, recibieron crípticas invitaciones a reuniones con ejecutivos y RRHH.

En mensajes internos de Slack y en las redes sociales, los empleados preguntaron frenéticamente si recibir esa invitación significaba el despido. "¿Es esto lo que creo que es?", preguntó un trabajador, según los mensajes vistos por Business Insider.

No sé cómo dar la noticia a mis hijos

El martes por la mañana, muchos trabajadores habían creado un canal de Slack para compartir información sobre los despidos y recopilar una lista de las divisiones afectadas, así como elaborar otra lista segura de equipos que aparentemente han evitado grandes recortes. 

A falta de comunicación por parte de la dirección, el canal creció rápidamente hasta alcanzar casi 20.000 miembros.

Andy Jassy, CEO de Amazon, comparte cómo su infancia y su amor por el tenis moldearon su exigente estilo de liderazgo

Aprovechando una herramienta que les permitía publicar de forma anónima, los empleados despedidos hablaron abiertamente de su sentimiento de devastación. 

Los inmigrantes se preocuparon por encontrar otro empleador que patrocinara su visado de trabajo para evitar verse obligados a abandonar EEUU, en algunos casos desarraigando a sus familias.

Algunas extrabajadores contaron que habían sido despedidos estando gravemente enfermos, y otras relataron que habían recibido la baja estando embarazadas. Una y otra vez, unos preguntaron a otros si alguien sabía si su equipo estaba a salvo.

"No sé cómo contarle esta noticia a mis hijos", confesó un trabajador. "Antes estaban muy orgullosos de que su padre fuera empleado de Amazon Alexa, pero ahora tengo que preocuparme de si tengo que volver a mi país".

Otros esgrimieron el humor como escudo. Una serie de posts satíricos se burlaban de los productos o características mal diseñadas de Amazon.

"Me despidieron de la aplicación Amazon Photos cuando fui el que desarrolló la función que permite que estas solo se guarden cuando tienes la aplicación en primer plano y no en un momento tan oportuno como las 2 de la mañana cuando estás conectado al wifi", bromeó un empleado.

Estos son los 13 directivos que marcarán el futuro de Amazon en España

"Me han despedido de Ring Mobile Org :(. Fui el que desarrolló la notificación que te envían cuando se pierde un perro en algún pueblo a pocos kilómetros de donde vives", escribió otro.

"Me despidieron de Alexa Devices", comentó un tercero. "Soy el desarrollador que creó la función en la que cuando le haces una simple pregunta a Alexa esta te da una sugerencia a algo que no te interesa".

"En algún momento tenemos que dejar de llamarlos líderes"

El sentimiento que predominó en el canal fue el de enfado, dirigido directamente a los altos ejecutivos de Amazon.

"Meta al menos recibió un mensaje del propio Zuck", relató un trabajador refiriéndose al comunicado en el que el CEO de Meta, Mark Zuckerberg, anunció a los empleados que la compañía despediría al 13% de su plantilla. 

"Recibimos las primeras noticias el lunes. Silencio por parte de todos y correos electrónicos de despido el martes por la noche. Fue francamente frustrante. Hay que elegir entre dirigir con empatía o dirigir con codicia". 

Los 5 principios que seguía Jeff Bezos para tomar las decisiones en Amazon, según un antiguo consejero del gigante del 'ecommerce'

"¿Cuándo es la próxima reunión en la que podremos hacer preguntas? Tengo unas cuantas", escribió otro trabajador, refiriéndose a los principales ejecutivos de Amazon. "La principal de ellas: ¿cómo piensan recuperar la confianza que destruyeron sin piedad en noviembre?" 

"En algún momento tenemos que dejar de llamarlos líderes", reflexionó otro.

Los empleados también se tranquilizaron y apoyaron mutuamente. Algunos se repartieron un Formulario de Respuesta a Incidentes relacionados con el abandono de la empresa, un documento de una página desarrollado por un jefe de producto de Amazon destinado a ayudar a manejar los momentos de crisis. 

Otros prometieron compartir los perfiles de LinkedIn de los compañeros despedidos con sus redes.  

 

A partir del miércoles, los ejecutivos de Amazon comenzaron a confirmar lo que muchos de sus empleados ya sabían a través de las noticias aparecidas en los medios de comunicación o del canal Slack: la Unidad de Dispositivos había sido recortada, y había más recortes en camino.

En un informe dirigido a los empleados, el jefe de dispositivos de Amazon, Dave Limp, achacó los despidos a un clima económico adverso.

"Habiendo pasado por tiempos como este en el pasado, sé que cuando hay una economía difícil los clientes tienden a gravitar hacia las empresas y productos donde creen que han tenido la mejor experiencia de cliente y que cuidan mejor de ellos", escribió Limp. "Históricamente, Amazon ha hecho un muy buen trabajo en esto".

Las 2 preguntas que planteó Jeff Bezos en una entrevista de trabajo y que ayudan a entender la clave de su éxito y el de Amazon

Los equipos responsables de trabajar en los sistemas de inteligencia artificial de Alexa, la comprensión del lenguaje natural y las habilidades conversacionales fueron algunos de los más afectados por los recortes, según un creciente número de publicaciones en LinkedIn de empleados de Amazon despedidos. 

Los recortes sugieren que Amazon prevé progresar con una Alexa mucho más rudimentaria. Al parecer, la empresa sabe desde hace años que los clientes utilizan Alexa principalmente para reproducir música, controlar las luces de casa y programar temporizadores. 

Sin embargo, Amazon ha seguido invirtiendo recursos en el desarrollo de capacidades cada vez mayores como el asistente virtual, lo que ha contribuido a generar miles de millones de dólares en pérdidas.

Después de las Fiestas y hasta 2023

En la extensa División de Venta al por Menor de Amazon, algunos empleados se enteraron el jueves por la mañana de que los despidos probablemente afectarían a su unidad después de la fiebre de las compras navideñas, lo que llevó a un empleado a preguntarse si deberían seguir trabajando.

"No hay ninguna motivación para hacerlo", comentó este empleado. Esta persona, y otras que han hablado con Business Insider, han pedido no ser identificadas al hablar de temas delicados.

Este segoviano hijo de maestros dirige un equipo de 50 personas en Amazon en Seattle: qué puedes aprender de él para motivar a tus empleados

El jueves por la tarde, Jassy confirmó en un informe emitido para toda la empresa que los despidos continuarían en 2023 y que afectarían a las Divisiones de Comercio y Recursos Humanos. En la comunicación se mostraba arrepentido.

"Llevo un año y medio en este puesto y, sin duda, esta es la decisión más difícil que hemos tomado en este tiempo", escribió. "No se me escapa, ni a ninguno de los líderes que toman estas decisiones, que no se trata de que estemos eliminando funciones, sino de personas con emociones, ambiciones y responsabilidades cuyas vidas se verán afectadas".

Un nuevo punto de no retorno para los empleados de la empresa

De hecho, algunos empleados de Amazon ya habían llegado a un punto de no retorno. El jueves, algunos trabajadores instaron a sus colegas a unirse a un canal público de Discord para seguir discutiendo los recortes de empleo de forma anónima después de que el canal Slack de despidos internos fuera efectivamente disuelto por el departamento de RRHH de Amazon.

En Discord, un pequeño grupo de empleados de Amazon comenzó a abordar un tema tabú: la sindicalización. Aunque el número de empleados que han hablado de organizarse es pequeño, el hecho de que lo hayan hecho abiertamente es un acontecimiento sorprendente en una empresa conocida por su agresiva postura contra el sindicalismo.

"La única forma de tener seguridad laboral es organizarse", escribió un trabajador.

Otros artículos interesantes:

Los trabajadores de Amazon están haciendo su propia lista de despedidos ante la falta de comunicación de la compañía

En medio de los despidos históricos de Amazon, los empleados sacan a flote una palabra prohibida: sindicato

El CEO de Amazon avisa a los empleados de que los despidos continuarán hasta 2023

Te recomendamos