Pasar al contenido principal

Qué hace un asesor financiero y cómo puede ayudarte con tu economía

El presidente de EE.UU. Donald Trump y su asesor económico Larry Kudlow
El presidente de EE.UU. Donald Trump y su asesor económico Larry Kudlow Reuters
  • La figura del asesor financiero cada vez está más de actualidad, más aún cuando la situación económica se torna más adversa.
  • En esencia, es un profesional que ayuda a que gestiones tu economía según tus ingresos, patrimonio y necesidades que tengas. Dicho de otro modo, se encargar de administrar las operaciones financieras en nombre de sus clientes.
  • A continuación, encontrarás las respuestas a estas preguntas para conocer los beneficios que tiene la contratación de un asesor financiero y cómo puede ayudarte a tu economía personal. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La figura del asesor financiero cada vez está más de actualidad. Más aún cuando la situación económica se torna más adversa. No todo el mundo dispone de los conocimientos adecuados para llevar una economía adecuada y por eso recibir recomendaciones externas puede favorecer una mayor salud de las finanzas personales.

Pero… ¿qué hace realmente un asesor financiero? En esencia, es un profesional que ayuda a que gestiones tu economía según tus ingresos, patrimonio y necesidades que tengas. Dicho de otro modo, se encargar de administrar las operaciones financieras en nombre de sus clientes. Es la persona que te va a ayudar a conseguir tus objetivos. A gestionar tu ahorro y poder hacer crecer tu capital.

No es alguien que intente venderte determinados productos, sino que se encarga de asesorarte para encontrar cuáles de ellos encajan mejor con tu perfil. Fundamentalmente, ayuda a administrar mejor todos los recursos y que puedas alcanzar esa libertad financiera que tanto añoras

Sin embargo, alrededor de este profesional surgen muchas preguntas como: ¿Cuáles son los tipos de asesores? ¿Me puedo permitir pagar sus servicios? ¿En qué puede beneficiarme su contratación? 

A continuación, encontrarás las respuestas a estas preguntas para conocer los beneficios que tiene la contratación de un asesor financiero y cómo puede ayudarte a tu economía personal. 

Leer más: 6 consejos que harán que te puedas fiar de tu asesor financiero

Tipos de asesoramiento financiero

Cliente recibiendo asesoramiento financiero
Getty Images

Los tipos de asesor financiero se deben dividir en dos principalmente: 

  • Planificador financiero: Se centra en ayudarte a hacer un plan para pagar deudas, ahorrar para o invertir de cara la jubilación. Y si tienes una necesidad financiera particular que requiere un especialista, como un abogado, se encarga de encontrarlo.
  • Asesor de inversiones: Muchas personas no entienden la diferencia entre los planificadores financieros y los asesores de inversiones. Con todo, un asesor de inversiones tiene un trabajo diferente, mucho más específico. Mientras que los planificadores financieros ven el panorama general, estos se enfocan únicamente en ayudar a sus clientes a elegir las mejores posibilidades para invertir. 

Asimismo, en España están las figuras de las EAFI (el acrónimo de Empresa de Asesoramiento Financiero). Son sociedades cuyo éxito se basa en la independencia, ya que, al no tener productos propios, evitan cualquier conflicto de intereses en el asesoramiento. Emiten, por iniciativa propia o petición del cliente, recomendaciones personalizadas de inversión en instrumentos financieros.
 

Cuánto cuesta un asesor financiero

Pareja recibiendo información de un asesor financiero
Getty Images

Muchas personas creen que no pueden contratar un asesor financiero, porque es un servicio sólo para grandes capitales. Pero, en realidad, también está la posibilidad de asesorarse, aunque seas un pequeño ahorrador y no tengas un gran patrimonio. Tanto es así, que cada vez que contratamos un producto en el banco estamos pagando un pequeño porcentaje por la contratación del servicio. Por ejemplo, en las hipotecas.

Lo que cuesta el servicio del asesoramiento dependerá de la complejidad de tu situación financiera y del trabajo en concreto que se realice. Es lo mismo que ocurre con cualquier otra actividad profesional. 

En este sentido, hay diferentes maneras de pagar al asesor financiero. Estos son los más habituales:

  1. Tarifa plana: El asesor cobra por sus servicios una cantidad periódicamente, y le ofrece a sus clientes servicio de asesoramiento sin ningún tipo de límite. Los precios oscilan dependiendo de la complejidad de los servicios prestados. 
  2. Pago por hora trabajada: Funciona igual que con los abogados, por ejemplo. Cuando los servicios que necesita el cliente son complejos, este es el sistema que se utiliza más habitualmente. 
  3. Porcentaje sobre el capital asesorado: Es habitual que se inicie en el 1,5% para pequeños patrimonios y va reduciéndose a medida que el patrimonio se incrementa, llegando, incluso al 0,10% o 0,15% para los grandes capitales. 
  4. Retrocesiones: Es lo que ha de sortearse siempre que se pueda. Esta vía significa que el asesor no es remunerado por el cliente, sino que recibe comisiones de la gestora o banco de los cuales haya vendido productos.

Por qué necesitas un asesor financiero

Cómo elegir tu asesor financiero
Rawpixel / Pixabay

En resumen, la última pregunta que seguramente te planteas es por qué necesitas asesoramiento financiero y en qué beneficia a tu economía. Estas son las principales ventajas que tiene en tus finanzas personales.

  • Pone en orden tu patrimonio: Detectan problemas en la gestión del dinero, conocen tus flujos de capital y saben cuánto dinero tienes y cómo lo estás gastando. En definitiva, si tu salud financiera es óptima o no. 
  • Organiza tu ahorro. Dicho de otra manera, comenzar a construir una cartera de inversión o un plan de inversión que se adapte a tu perfil y necesidades.
  • Rentabiliza tu patrimonio. Obtener el máximo beneficio de tu dinero, siempre en función de los objetivos que te marques y los riesgos que quieras asumir.

Asimismo, la figura del asesor te va a ayudar en términos de estabilidad personal y profesional. Saber que tu dinero está en manos de una persona con amplios conocimientos en finanzas genera una mayor tranquilidad. Te hará ganar tiempo, pues podrás centrarte en otras cuestiones que no estén directamente relacionada con la inversión y hará que conozcas mejor tus hábitos a la hora de consumir. 
 

Y además