Así están adaptando las aerolíneas sus rutas para adaptarse al nuevo mapa aéreo mundial que ha creado la guerra en Ucrania

Avión

Getty Images

La invasión de Ucrania por parte de Rusia y las prohibiciones a la aviación están creando enormes zonas prohibidas en el cielo, con importantes implicaciones para las compañías de larga distancia que normalmente surcan los cielos de Europa del Este en ruta hacia Asia.

Esas decisiones políticas se traducen en consecuencias importantes para pasajeros y compañías aéreas: por ejemplo en el coste de los vuelos, ya que las compañías tienen que desviar sus habituales rutas para evitar sobrevolar la zona de conflicto.

A principios de esta semana, Rusia imponía restricciones a los vuelos de las compañías procedentes de  36 estados poco después de que las autoridades aéreas de los países que figuran en la lista tomasen medidas similares contra el sector aeronáutico ruso, ya que Bruselas decidió el domingo cerrar su espacio aéreo a las aerolíneas rusas y a los jets privados de ciudadanos de este país.

En la actualidad, cientos de vuelos con origen en la UE necesitan pasar cada día por Rusia de camino a destinos en Asia. También es necesario que surquen una pequeña parte del espacio aéreo ruso la mayor parte de vuelos de mercancías entre EEUU y Asia.

¿Cómo van a organizarse a partir de ahora?

Business Insider España ha consultado a las principales aerolíneas y asociaciones de la industria sobre los cambios a los que están teniendo que enfrentarse.

Es cierto que pocas compañías aéreas estadounidenses de pasajeros sobrevuelan Rusia desde el comienzo de la crisis sanitaria, aunque no ocurre lo mismo con todas, que ahora tienen que emprender trayectos más largos y menos eficientes para llegar a su destino.

"Las rutas y operaciones cotidianas de la aviación civil son gestionadas eficazmente por los proveedores de servicios de navegación aérea nacionales y/o regionales, y los cierres del espacio aéreo son decisiones exclusivamente nacionales gestionadas por las autoridades nacionales", explica a este medio la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés)

La organización asegura afirmar estar "muy al tanto de la situación" que se está produciendo a través de su participación en la Célula de Coordinación de Crisis de la Aviación Europea (EACCC), junto con otros miembros de Eurocontrol y de la Conferencia Europea de Aviación Civil (CEAC). 

También están recibiendo actualizaciones periódicas de sus oficinas de Asia-Pacífico y Oriente Medio sobre cualquier impacto en las rutas y la capacidad del espacio aéreo en esas regiones. 

Según apuntan sus últimas actualizaciones, los flujos de tráfico existentes sostienen el volumen de vuelos desviados en la actualidad.

Alerta del ministro de Exteriores de Rusia: una Tercera Guerra Mundial sería nuclear y destructiva

Aunque no sea el caso de la española Iberia, que no vuela (ni sobrevuela) a Ucrania ni a Rusia, sí que supone un cambio de planes para otras aerolíneas extranjeras.

La otra filial del Grupo IAG, British Airways, informa a este medio de que también ha suspendido los vuelos a Moscú, además del uso del espacio aéreo ruso. La aerolínea no opera en Ucrania.

"Pedimos disculpas por las molestias, pero es evidente que se trata de un asunto que escapa a nuestro control. Estamos notificando a los clientes sobre los servicios cancelados y estamos ofreciendo un reembolso completo", añaden e indican que el desvío de algunos servicios puede dar lugar a tiempos de vuelo más largos.

Además de la cancelación de los vuelos a estos dos países, fuentes de Air France-KLM confirman a Business Insider España que han tenido que rediseñar los trayectos de algunas rutas hacia Asia. 

Un avión de Air France entra en la niebla cerca del Aeropuerto de Toulouse-Blagnac, en Francia.

Las rutas de Air France afectadas son las que se dirigen a China (Pekín), Corea del Sur (Seúl) y Japón (Tokio). Para estas rutas se han adaptado los planes de vuelo y, como consecuencia del cambio de itinerario, el tiempo de vuelo se ha incrementado y en algunos casos puede llevar a cambios de horarios, aunque aseguran que todos los clientes afectados son informados de manera individual.

La compañía aérea tiene el programa de vuelos desde y hacia Asia hecho hasta el 6 de marzo, siempre sujeto a la obtención de los permisos necesarios (de los países por los que se sobrevuela). El programa para los días siguientes se irá comunicando progresivamente.

Para KLM, las rutas afectadas son las mismas, pero aún no se ha tomado una decisión sobre las rutas alternativas. 

13. KLM

La holandesa dejó de volar a Ucrania el 12 de febrero, una decisión que se tomó después de que el gobierno del país ajustara el consejo de viaje a código rojo y realizara un extenso análisis de seguridad. 

"Todavía no está claro cuándo volverá a volar KLM a Kiev. KLM no vuela sobre las regiones orientales de Ucrania y Crimea desde 2014", añaden. 

Ahora no hay más vuelos de KLM a través del espacio aéreo ucraniano hasta nuevo aviso. Además, el 26 de febrero, KLM Royal Dutch Airlines decidió cancelar todos los vuelos a Rusia programados para salir, inicialmente, para los próximos 7 días, aunque la medida se ha ampliado ahora hasta finales de marzo. 

"KLM también ha dejado de operar los vuelos que pasan por territorio ruso en ruta hacia otros destinos", confirma la aerolínea.

A partir del sábado 5 de marzo, KLM reanudará sus vuelos a Seúl Incheon (Corea del Sur) y desde el día 7 retomará los vuelos diarios. Desde el día 8, este vuelo se combinará una vez a la semana con Shangai y, a partir del 10 de marzo, dos veces a la semana con Hangzhou.

El 13 de marzo, KLM realizará un vuelo especial a Pekín –vía Incheon– con motivo de los Juegos Paralímpicos. 

Los vuelos mencionados pasarán por debajo de Rusia y sobre Kazajistán. Como resultado, el vuelo a Asia tardará una hora y media más de media, casi una hora más cuando se hace el camino de vuelta a Europa.

"La reanudación de nuestros vuelos a Japón sigue siendo objeto de investigación. Por supuesto, los pasajeros afectados serán informados lo antes posible. KLM siempre da prioridad a la seguridad de los pasajeros y empleados en el desarrollo de sus operaciones, así como a la elección de rutas seguras y óptimas", asegura la aerolínea.

Otra compañía aérea que ha tenido que cambiar sus planes es Emirates. 

Según un portavoz de la compañía del Golfo Pérsico, Emirates ha realizado pequeños cambios de ruta en sus vuelos de Estocolmo, Moscú, San Petersburgo y algunos de sus vuelos de EEUU que se ven afectados por el cierre del espacio aéreo sobre una parte de Rusia y toda Ucrania. Como resultado, los tiempos de vuelo en estas rutas pueden ser un poco más largos. 

Avión de Emirates modelo Airbus A380.

"Estamos siguiendo de cerca la evolución de la situación y, en caso de que sea necesario, tomaremos las medidas pertinentes. La seguridad de nuestros pasajeros, empleados y operaciones siempre será nuestra prioridad", añaden.

Por otro lado, y hasta nuevo aviso, Lufthansa Group ha suspendido todos los vuelos a Rusia y no utilizará el espacio aéreo ruso para sobrevolar. Regularmente, la compañía ofrece semanalmente 47 conexiones a Ucrania y 38 a Rusia.

Un avión de Lufthansa despega en el Aeropuerto Internacional de Múnich.

"Los sobrevuelos del espacio aéreo ucraniano no tienen lugar. La seguridad de nuestros pasajeros y miembros de la tripulación es nuestra máxima prioridad en todo momento", añaden fuentes de la alemana, en línea con los comentarios ofrecidos por el resto de aerolíneas.

Según especifican, los vuelos que sigue habiendo sobre Rusia son únicamente vuelos de código compartido operados por Ana, Air China o Cathay Pacific. Los países de origen correspondientes no están afectados por las sanciones rusas y éstas permiten la asignación de números de vuelo de código compartido.

En cuanto a los gastos adicionales que supone la circunvalación de la región, sumado al constante aumento del precio del petróleo, Lufthansa asegura que los precios de sus billetes están determinados por la oferta y la demanda y no por otras razones.

Otros artículos interesantes:

Ucrania pide desconectar a Rusia de internet, una medida que no pillaría al Kremlin por sorpresa: Putin ya probó en 2019 su propia 'Runet'

Europa, Estados Unidos y otros países han castigado a Rusia con un sinfín de sanciones, pero aún tienen más herramientas para machacar su economía

Los precios del petróleo y el gas se disparan tras las sanciones de Occidente a Rusia que podrían asfixiar sus exportaciones

Te recomendamos