Test anales de coronavirus: ¿cómo se hacen y qué fiabilidad tiene la prueba?

Test anales de coronavirus
Reuters

China está empezando a realizar test anales de detección del coronavirus, ya que consideran que son más eficaces que los que se hacen por la nariz.

Esto es así porque los restos de virus permanecen más tiempo en el ano que en el tracto respiratorio, lo que permite que la prueba tenga un nivel de eficacia superior a los clásicos test que introducen un hisopo por la nariz.

Son muchos los que se han extrañado al enterarse de esta noticia, y es normal preguntarse cómo se hacen los test anales de coronavirus y qué fiabilidad tienen. 

Un equipo independiente de expertos internacionales que trabaja para la OMS critica duramente a China por su fallida respuesta contra el coronavirus al inicio de la pandemia

Cómo se hacen los test anales de coronavirus

No hay constancia de que estas pruebas se estén generalizando en España o se vayan a empezar a hacer a aquellos que muestran síntomas o han tenido contacto con positivos. Sin embargo, es posible encontrar alguna prueba que explica gráficamente cómo se llevan a cabo los test anales.

El ejemplo más claro es el de este sanitario chino que se ha hecho viral en redes sociales, explicando cómo se realiza este tipo de prueba:

Como se puede observar, el proceso es rápido: el médico tarda menos de 10 segundos en efectuar el test. Otro aspecto a tener en cuenta es que también se utiliza un hisopo de algodón para recoger la muestra, igual que sucede con los test de antígenos y las PCR.

Acto seguido, el hisopo se guarda en un tubo de muestro y se envía a un laboratorio para que efectúe el análisis. La prueba dará resultado positivo si entre el exudado y los restos de células del intestino se encuentra el material genético del virus.

¿Qué fiabilidad tiene esta prueba?

Una investigación publicada en la revista especializada British Medical Journal  explica que el material genético del coronavirus se encuentra en mayor cantidad en las muestras de heces que en el tracto respiratorio, y que además dura más tiempo, lo que facilita la detección.

Otro artículo publicado en la revista Microbiology, Inmunology and Infection señala que el coronavirus permanece más tiempo en el tracto intestinal de los niños que en el tracto respiratorio. 

En concreto, el estudio señala que el coronavirus se detecta durante más de 4 semanas en las heces de los niños, mientras que en el sistema respiratorio no aguanta más de 2 semanas. 

En este sentido, un análisis publicado en Journal of Infection defienda que las pruebas anales de detección del coronavirus son muy eficaces en niños y en la población cuyos síntomas del coronavirus sean digestivos e intestinales. 

Otros artículos interesantes:

Es más fácil contagiar el coronavirus hablando que al toser, según un estudio

9 claves para las embarazadas sobre las vacunas contra COVID-19

“¿Cuándo me vacuno?” Todo lo que debes saber sobre el plan de vacunación en España y cómo calcular tu turno