Qué hacer si te llega una gran herencia para que no se convierta en pesadilla

Estafas relacionadas con herencias.
  • Si tienes la sorpresa o no de recibir una gran herencia, al margen de la pérdida personal puede ser una bendición o una pesadilla desde el punto de vista económico. 
  • Según los expertos, la mayoría de herencias notables desaparecen en poco tiempo.

Recibir una herencia puede parecer un golpe de suerte, pero también puede traer consigo una serie de complicaciones legales y emocionales. Es fundamental saber cómo proceder para evitar que este evento se convierta en una fuente de estrés y conflictos, sobre todo si es una gran herencia

De todas formas, en estos casos siempre convienen contratar los servicios de un abogado especializado, pero no está de más en que tú mismo controles el panorama y sepas qué hacer en principio. 

Los pasos previos para no tener sorpresas

Obtener el certificado de fallecimiento

El primer paso tras el fallecimiento de un ser querido es solicitar el Certificado de Fallecimiento. Este documento es esencial para iniciar el proceso de testamentaría y otros trámites legales, como el sepelio. Puedes obtenerlo de manera telemática a través de la web del Ministerio de Justicia o presencialmente en el Registro Civil del lugar del fallecimiento.

Averiguar si el fallecido otorgó testamento

Con el Certificado de Fallecimiento en mano y transcurridos 15 días desde el fallecimiento, es hora de averiguar si el fallecido dejó testamento. Para ello, necesitarás obtener el Certificado de Actos de Última Voluntad, que te indicará si hay un testamento, cuál es el último realizado y dónde se encuentra. Este trámite requiere el pago de una tasa.

Además, es recomendable solicitar el Certificado de Contratación de Seguros para comprobar si el fallecido tenía algún seguro de vida.

Obtener el testamento

Una vez confirmado que hay un testamento, puedes encontrarte ante diferentes situaciones:

  • Testamento cerrado: deberás acudir a la notaría donde esté depositado para conocer la última voluntad del fallecido.
  • Testamento abierto: si ya conoces su contenido, puedes optar por tramitar la herencia de manera notarial o en documento privado.
  • Notaría cerrada o notario fallecido: deberás dirigirte al Colegio Notarial correspondiente para averiguar qué notaría ha heredado los expedientes.
  • Sin testamento: debes acudir a una notaría para realizar una declaración de herederos.

Averiguar los bienes del difunto

Es común que los herederos desconozcan la totalidad de los bienes del fallecido. Para identificar estos bienes, existen varios mecanismos legales:

  • Bienes inmuebles: si se conocen, solicita una Nota Simple Registral; si no, pedir una nota de localización al Registro de la Propiedad o al Catastro.
  • Cuentas bancarias: solicita un certificado de saldos y posiciones en la sucursal bancaria correspondiente o al Banco de España si se desconoce la existencia de cuentas.
  • Vehículos: pide un listado de vehículos y multas impagadas a la DGT.

Decidir qué hacer con la herencia

Como heredero tienes varias opciones respecto a la herencia:

Aceptar la herencia pura y llanamente, con todos sus bienes y deudas.

  • Renunciar a la herencia: solo puede hacerse mediante documento público.
  • Renunciar en favor de un tercero: técnica que implica aceptar la herencia y posteriormente donarla.
  • Aceptar la herencia a beneficio de inventario: permite pagar las deudas con los bienes heredados y quedarse con el remanente, si lo hay.
  • Ejercer el derecho a deliberar: solicitar al notario una revisión de los bienes para decidir si aceptar, renunciar o aceptar a beneficio de inventario.

Repartir los bienes

Una vez identificados los bienes y las deudas, y tomada la decisión sobre la aceptación de la herencia, es momento de repartir los bienes. Esto puede hacerse de dos maneras:

  • Acuerdo entre herederos: se documenta en el cuaderno particional.
  • Sin acuerdo: se puede nombrar un contador-partidor para repartir los bienes, aunque este no puede asignar un inmueble a un heredero sin compensación, salvo autorización de los herederos.

Liquidar los impuestos

Para que como heredero adquieras los bienes adjudicados, es necesario liquidar el Impuesto de Sucesiones dentro de los seis meses siguientes al fallecimiento, con posibilidad de prórroga de otros seis meses. Además, si hay bienes inmuebles, debes abonar la Plusvalía Municipal en las localidades donde se exija.

Cómo no perder el Ingreso Mínimo Vital si recibes una herencia

Cuando todo está atado, queda el futuro

Legalmente, todo está en regla, pero la herencia puede seguir siendo o empezar a ser una pesadilla respecto al futuro financiero. Como si de una lotería se tratara, a veces la euforia puede nublar los sentidos y cometer errores imperdonables. Hay que saber gestionar el dinero y patrimonio adquirido, más aún cuando es algo que no has ganado y, por tanto, no hay experiencia de lidiar a estos niveles económicos. 

Los expertos te cuentan la realidad: la mayoría de herencias notables desaparecen en poco tiempo. Lo importante no es lo que recibes, sino cómo lo gestiones y lo haces mantener y crecer. Lo primero es no guardar el efectivo sin más, sino invertirlo de forma sabia y coherente, con lo que más vale que te hagas con los servicios de un buen asesor y gestor patrimonial. Más que un gasto, es otra inversión en sí

Igual de importante es sacar partido al dinero heredado, que ser realista con los bienes recibidos, ya que en algunos casos mantenerlos puede ser otra pesadilla, o directamente no estar en condiciones de hacerlo. Comprueba si es rentable a corto y largo plazo, y si te dará más quebraderos de cabeza que satisfacciones. Lo difícil es si lo heredado tiene un valor sentimental fuerte, sobre todo en bienes inmuebles, pero hay que ser fríos y realistas. 

La información aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión, invitación, solicitud u obligación por parte del autor, Business Insider España o, la editora, Axel Springer España.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.