Hacienda aumenta el número de inspecciones y sanciones contra la elusión fiscal en multinacionales que facturen más de 45 millones de euros

Hacienda vigilará las actividades económicas con mayor uso de dinero en efectivo: estos son los sectores de autónomos más afectados

Sergio Perez/Reuters

  • Hacienda endurece la lucha contra la elusión fiscal con más inspecciones a las multinacionales, que se traducen en más sanciones de hasta un 15% de lo defraudado, según El Confidencial.
  • La Agencia Tributaria se está centrando en revisar los precios de transferencia para evitar operaciones intragrupo de más de 250.000 euros pero con valores más bajos que los de mercado por arbitraje fiscal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los últimos meses, y especialmente desde la aprobación el pasado mes de mayo de la Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, las administraciones públicas están redoblando esfuerzos para evitar que empresas y particulares eludan sus obligaciones con Hacienda.

Además de centrarse en controlar los pagos en efectivo, las criptomonedas o los activos inmobiliarios y el patrimonio, la Agencia Tributaria también está aumentando la supervisión sobre las empresas, principalmente a las que se aplican varios regímenes tributarios al operar en varios países, para evitar el fraude fiscal, incluyendo la amenaza de excluirlas del reparto de subvenciones y ayudas europeas.

Así, Hacienda está aumentando el número de inspecciones a las operaciones con precios de transferencia en las multinacionales para evitar operaciones intragrupo de más de 250.000 euros con valores más bajos que los de mercado, que se está traduciendo en más sanciones a la elusión fiscal en estas grandes compañías, según El Confidencial.

La Agencia Tributaria está centrando sus inspecciones con un importe neto de negocios superior a los 45 millones de euros para revisar todas las operaciones entre filiales de una misma empresa que estén valoradas en más de 250.00 euros para evitar arbitraje fiscal que perjudique a la recaudación del impuesto de Sociedades.

De este modo, se busca frenar la elusión fiscal en actividades dentro de una multinacional que implican segmentos en distintos países se realicen a precios de mercado sin tener en cuenta si la tributación en una de esas filiales es menor. La Agencia Tributaria está solicitando a las empresas información sobre operaciones realizadas en los últimos 4 años para revisarlas.

Este mayor celo en la lucha contra la elusión fiscal está incrementando el trabajo de los despachos de abogados y consultoras, según el digital, que asegura que se está traduciendo en más eficiencia de la Agencia Tributaria y en un mayor volumen de sanciones a las empresas por conductas como falta de documentación, correcciones en el precio de transferencia o errores en el modelo tributario.

Estos son los países de la UE en los que los ciudadanos evaden más impuestos por cabeza

Cada una de estas conductas conlleva una sanción concreta: la falta de documentación se penaliza con una multa de 1.000 euros por cada dato y 10.000 por un conjunto de ellos, aunque con un límite del 10% del valor de las operaciones vinculadas al impuesto de Sociedades, el IRPF o el  Impuesto sobre la Renta de los No Residentes (IRNR) o el 1% del importe neto de la cifra de negocios.

Sin embargo, si hay errores en las operaciones intragrupo, las sanciones se disparan hasta el 15% de las cantidades calculadas erróneamente y la devolución de ese valor, mientras que la presentación del modelo tributario fuera de plazo o de forma incorrecta conlleva multas de entre el 0,5% y el 2% de las operaciones afectadas, según El Confidencial.

Otros artículos interesantes:

Así puede afectarte la nueva ley contra el fraude fiscal: límites al pago en efectivo, controles a las criptomonedas, inspecciones y nuevos requisitos para sicavs

Vetar a las empresas que defraudan en lugar de multarlas: los inspectores de Hacienda proponen excluirlas del reparto de subvenciones para evitar el fraude fiscal

El G7 ultima un acuerdo para evitar que las multinacionales eludan el pago de impuestos y la OCDE podría pactar un tipo mínimo global en octubre