Pasar al contenido principal

Así han cambiado los vídeos electorales en 40 años de democracia

Antonio Banderas, durante un vídeo electoral del PSOE en 1996
Antonio Banderas, durante un vídeo electoral del PSOE en 1996

PSOE

  • Tras 40 años de democracia la evolución de las cintas electorales ha sido una de las más acusadas de la política nacional.
  • El primer vídeo electoral de la democracia ni siquiera podría ser considerado un spot: duraba 10 minutos y sólo aparecía Adolfo Suárez hablando.
  • De la televisión pública a los anuncios, a Internet y a la pantalla del móvil, los vídeos han tenido que reinventarse constamente acorde con los tiempos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Expira la campaña electoral y, con ella, las intentonas de los partidos para canalizar el voto de cara al 10-N.Si en los últimos tiempos las formaciones se han centrado en la guerra de las redes sociales, el recurso más utilizado históricamente para movilizar a los votantes no es otro que el spot o vídeo electoral.

Desde las primeras elecciones del año 1977, los principales candidatos a la presidencia del Gobierno han utilizado todo el arsenal retórico y audiovisual del que han dispuesto, con mayor o menor acierto, para realizar ingeniosos o intensos spots en el periodo electoral.

Los tiempos han cambiado desde entonces, sobre todo con la llegada de Internet los nuevos formatos. Este es un breve repaso por nuestra historia de campañas audiovisuales.

1979: Adolfo Suárez habla durante 10 minutos

Adolfo Suárez

Wikimedia Commons/Album familiar de C3PO

El que fuera el primer presidente de la democracia española era conocido en los mentideros parlamentarios de los años 70 como un 'chisgarabís de provincias', pero el curso histórico ha terminado por recordarle como un líder carismático y un animal político con especial sensibilidad para los medios de comunicación.

Pero eran otros tiempos, y es más que posible que la sobriedad del expresidente Suárez (UCD) no fuese tan bien valorada a día de hoy. La tendencia la imitaron el resto de protagonistas de la Transición, todos con vídeos similares emitidos en Televisión Española.

En la era de la inmediación y el Internet, que un vídeo electoral se extienda más de diez minutos y no muestre más que un jingle y a un señor hablando a cámara puede que no sea lo más atractivo para los medios.

 

Que no te lleve a engaño. En su momento fue un hit.

1982: Felipe González se va de viaje

Felipe González

Wikimedia Commons/Croes, Rob C.

Los vientos electorales no tardaron en cambiar. Y con ellos, los vídeos no podían ser menos.

Las primeras elecciones que ganó Felipe González sentaron la base de los nuevos tiempos en España, que durante los años 80 vestiría sólo de rojo y pana.

El PSOE presentaba a la vez himno y formato de spot electoral: una ventana abierta, un paseo por los paisajes españoles y un fulgurante amanecer precedidos por su imagen, la de Felipe. De no ser por esto último, Internet hubiese hecho las delicias del vídeo comparándolo con alguna que otra agencia de viajes.

1996: Aznar rompe la cuarta pared y González se rodea de famosos

Felipe González y Aznar
Reuters

El que fuera director de comunicación del PP (1988-1996), Miguel Ángel Rodríguez, aseguraba que tenían que apostar por algo nuevo. Tenían un candidato parco, muy esquemático, pero que con mucha seguridad en las distancias cortas, y tenían que explotarlo de cara a las elecciones generales.

Le fue bien a Rodríguez, que acabaría convertido en portavoz del Gobierno de José María Aznar. El spot estrella de la campaña del PP empezaba a parecerse a los vídeos de hoy en día: escenas de cotidianidad, mensajes positivos y apelación a la sensibilidad.

Y luego Aznar. 

Otra perla de la campaña, aunque con peor suerte que su antecesora, fue el vídeo electoral del PSOE. Cuando juntas en una misma cinta a Antonio Banderas, Inamol Arias, Ramoncín y Concha Velasco nada puede salir mal.

O sí.

2008: Zapatero se ríe de sí mismo

José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno, junto a José Antonio Alonso (izquierda) y Eduardo Madina (derecha)
José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno, junto a José Antonio Alonso (izquierda) y Eduardo Madina (derecha). Europa Press

Si el vídeo del PP en 1996 anticipaba la llegada de los nuevos formatos, la de 2008 del PSOE puede considerarse la primera campaña de spots moderna.

Contraria a la tendencia del resto de partidos, la campaña diseñada por los socialistas presentó varios vídeos electorales en lugar de uno, acaparando el espacio en los medios y permitiendo al partido figurar en varios estilos narrativos distintos.

Si el primer vídeo a la sensibilidad de la formación y se enfoca en los candidatos mayores, el segundo explora la figura del candidato.

José Luis Rodríguez Zapatero ha ejecutado varias medidas sociales en su legislatura, por lo que es importante resaltar su aspecto humano. Hacerle parecer tu vecino.

Y qué mejor que un perfil en el que llega incluso a reírse de sí mismo.

2015: Podemos contra el mundo

Pablo Iglesias (2015)

Podemos

Si algo se le puede reconocer a la formación de Pablo Iglesias es que agitó. Agitó la política parlamentaria, la comunicación de los candidatos y, claro está, la comunicación de partidos.

La declaración de intenciones se puede ver mismo desde su primer vídeo de cara a las elecciones del 20-D. Ni siquiera es un vídeo de campaña, principalmente porque se emitió meses antes de las elecciones, y ni tampoco apela directamente a la petición de voto. Toda una declaración de intenciones.

La formación morada no se promociona, al menos de forma expresa, sino que se vuelca contra el resto de partidos y poderes económicos; recupera además el formato largo, con más de 6 minutos de metraje, y utiliza electoralmente sintonías de música rap y cánticos del 15M. 

Sorprende por el momento en el que se saca, por su diseño, por los protagonistas y por las intenciones. Podemos contra lo convencional, contra lo anterior.

    Los spots en el 10-N

    Debate electoral a cinco: elecciones generales 2019
    Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Santiago Abascal (Vox), Pablo Iglesias (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos). REUTERS/Susana Vera

    Habiendo instalado una suerte de vale tudo en las dinámicas electorales, los spots no han sido menos. Los cinco grandes partidos han apostado por estrategias bien distintas para demarcar sus vídeos de campaña.

    La carrera hacia la Moncloa este 10-N permite ver cómo los nuevos estilos han terminado por abrirse paso sobre los antiguos. La única excepción es la del PSOE, como partido en el Gobierno, que busca la imagen propositiva pero seria del Estado, más acorde con años anteriores.

    Pero la tendencia general, como venía pregonada desde 2015, pasa por omitir el mensaje directo del partido, el programa, y apelar a la distinción y la emoción. En este caso, tanto el vídeo de Unidas Podemos como el del Partido Popular dan buena muestra de ello.

    Pero no son lo únicos. Otras formaciones han optado, desde la misma óptica, por el uso de chascarrillos y lenguaje milenial para posicionarse políticamente (Ciudadanos) o incluso por spots en los que no se dice literalmente nada (Vox). Que cada cual decida.

     

    Todo lo que debes saber sobre las Elecciones Generales del 10-N

    Y además