De la euforia a los despidos: los gigantes tecnológicos afrontan lo que queda de año con el reto de mejorar la productividad perdida

Satya Nadella (Microsoft), Jeff Bezos (Amazon), Tim Cook (Apple), Mark Zuckerberg (Meta) y Sundar Pichai (Google).
Satya Nadella (Microsoft), Jeff Bezos (Amazon), Tim Cook (Apple), Mark Zuckerberg (Meta) y Sundar Pichai (Google).

BI España

  • Business Insider España analiza la productividad por empleado de las big tech en lo que llevamos de año.
  • El desempeño de las grandes tecnológicas ha caído en el primer semestre, en el que sus ingresos aumentaron pero a menor ritmo que sus plantillas, que crecieron a gran ritmo desde la pandemia.
  • La segunda mitad de año de las big tech se caracterizará por la reducción de las contrataciones y los despidos ante el contexto económico de incertidumbre, como ya han dado a conocer gran parte de las empresas.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La pandemia de COVID-19 no fue una mala noticia del todo para las grandes compañías tecnológicas de Estados Unidos, que experimentaron sus mejores datos de ingresos y beneficios durante 2021, un periodo récord en que también sus plantillas aumentaron considerablemente. 

Pero con el avance de la vacunación y la relajación de las medidas, coincidiendo con un contexto económico de incertidumbre desde principios de 2022 al que se suma la guerra de Ucrania y Rusia, el panorama empieza a cambiar para los gigantes del sector. Y esta transformación es para peor.

Business Insider España ha analizado cómo ha evolucionado en el último año la productividad de las grandes empresas tecnológicas estadounidenses como Meta, Apple, Amazon, Google y Microsoft, entre otras.

La productividad se ha entendido aquí como la facturación o ingresos que consigue cada empresa dividida entre el número de empleados que tiene a nivel global, comparando los datos del primer semestre de 2022 con los de la primera mitad del año pasado.

La productividad cae en 2022 de forma generalizada en el sector de la tecnología

Mark Zuckerberg.

La tendencia es clara: la productividad de todas las grandes tecnológicas es hoy menor de que era hace solo un año

El caso más claro de todos es el de Meta, la matriz de Facebook. Si en la primera mitad de 2021 obtuvo 857.846 euros en ingresos por empleado, su productividad ha caído en picado en el primer semestre de este año, con un 22% menos, que le sitúa en 755.774 euros por trabajador, en línea con sus menores ingresos.

Otro ejemplo paradigmático es el que marcan Google y Microsoft. Ambos gigantes tecnológicos han bajado en productividad un 5,6% en el último año. 

En el caso de Microsoft, además, 2022 es el primer año en que baja en productividad en el primer semestre desde 2016, después de acumular 5 años de crecimiento en ingresos por número de trabajadores.

Amazon también ha bajado en productividad con respecto a 2021, con un descenso del 5,4% que sitúan a la compañía de comercio electrónico en los 154.692 euros de ingresos semestrales por empleado. 

Una ola de sindicalismo sacude a las grandes tecnológicas: Amazon, Tesla y Apple se las ven con los sindicatos, mientras España tiene mucho que enseñar y aprender

El gigante lleva cayendo en este indicador desde 2020, antes incluso de la pandemia, ya que aunque sus ingresos han aumentado rápidamente también lo ha hecho su cifra de empleados, actualmente de más de 1,5 millones, muy por encima del resto de empresas, y que casi se ha triplicado en 3 años.

Ni siquiera la compañía más valiosa del mundo, Apple, se libra de esta tendencia. Su productividad ha caído un 2,2% interanual en el primer semestre de 2022, a pesar de tener la mejor primera mitad de curso en cuanto a ingresos de su historia.

Tampoco están al margen otras grandes tecnológicas analizadas en este reportaje, como Netflix y Twitter, que también caen en productividad.

El caso de Twitter, aunque su compra finalmente frustrada por parte de Elon Musk ha influido negativamente en su negocio, es el más claro de todos los analizados. La red social ha sufrido una bajada de la productividad del 21,7% hasta llegar a los 312.050 euros en ingresos por cada empleado.

Netflix, por su parte, baja en un 9,2%, aunque con 1.378.577 euros por empleado tiene la productividad más alta del sector y los anuncios se perfilan como herramienta para salvar su pérdida de suscriptores.

Una de las razones: la "euforia" en el crecimiento de los equipos

Entrevista de trabajo

Ante esta situación, hay que preguntarse qué es lo que ha cambiado para que se produzca esta bajada generalizada de la productividad.

"Ha habido crecimiento de personal en 2021 basado en proyecciones que no se han dado", asegura Joshua Novick, managing partner en Bondo Advisors, en declaraciones a Business Insider España. El experto hace referencia a una "euforia" en las contrataciones en la que coinciden el resto.

La pandemia y la imposibilidad de salir de casa de las personas tuvieron un impacto muy positivo para todas las empresas del sector: más compra en línea, más uso de videojuegos, mayor compra de dispositivos, mayor consumo de contenidos en streaming... 

Todo ello ha contribuido a ingresos récord en 2021, pero también a grandes crecimientos de plantilla, hasta convertir al sector de la tecnología en uno de los mejor valorados por los trabajadores en cuanto a condiciones y sueldo, pero al mismo tiempo generando una alta rotación (empleados que se cambian de empresa) y falta de personal cualificado. 

Ante esta situación, las estrategia de las empresas del sector a la hora de qué perfiles incorporaban y las condiciones económicas que les ofrecían han sido cuestionables.

"Las empresas que han ido muy bien han contratado a veces a lo loco, muy por encima de su salario, porque no había candidatos en el mercado", destaca por su parte Javier Pueblo, CEO y fundador de Talentoo, en declaraciones a este medio.

Otro problema: el contexto económico empuja a las empresas a tener mayor liquidez ante imprevistos

Caída de los mercados y la bolsa

Otra causa es la dificultad de liquidez que parece que puede suceder en la economía global en el actual contexto de incertidumbre, con los mercados temiendo una recesión, inflación y subidas de tipos, lo que pone en jaque a los inversores.

"Todos los indicadores nos dice que se avecina una crisis de liquidez. La estrategia de crecimiento si no somos capaces de hacer nuestro negocio rentable se va a complicar por la dificultad de acceso a crédito", explica Rubén Berrocal, director de Operaciones de Openwebinars, en declaraciones a Business Insider España.

Ante este contexto, las empresas querrán buscar medidas que reduzcan el gasto para incrementar su liquidez y por ello hacer frente a imprevistos en un contexto económico adverso como una recesión, en el que no sea fácil acceder a crédito.

Las empresas ya contemplan soluciones: despidos o reducción de contrataciones

Despido trabajo

La primera medida como respuesta a la pérdida de productividad no se ha hecho esperar y de hecho muchas grandes compañías ya la han anunciado: despidos masivos o reducción de las contrataciones.

Es el caso de Microsoft, que se propone recortar al 1% de su plantilla a final de 2022, que se estima en 180.000 trabajadores en todo el mundo. Meta parece que seguirá el mismo camino, y ya ha pedido a sus directivos que revisen los informes de rendimiento para determinar qué trabajadores tienen un menor rendimiento, se entiende que para hacer salir a aquellos con peores resultados.

Incluso Apple paralizará las contrataciones en algunos de sus divisiones de cara a 2023 para moderar el gasto, mientras que Google ha paralizado las contrataciones de nuevos empleados en este mismo año, salvo para los casos de mayor importancia.

"En el sector tecnológico han tenido un crecimiento muy fuerte en estos años, en los que todo el mundo se ha digitalizado. Ante los temores de recesión, vienen tiempos un poco más nublados y se han puesto las pilas para analizar los empleados que puedan tener más productividad", destaca el CEO de Talentoo.

Pese a los ajustes no se espera escasez de trabajo para ingenieros y desarrolladores.

Ingeniero aeroespacial

Pese a los ajustes, no se espera que los trabajadores especializados del sector tengan dificultades para encontrar empleo.

"Las grandes tecnológicas igual han contratado más de lo que deberían pero necesitan personal de nivel para desarrollar nuevos productos y ver hacia dónde van los próximos 10 años", explica Novick.

De hecho, los expertos advierten de que un recorte de plantilla demasiado severo en la actualidad corre el riesgo de dejar atrás a las grandes tecnológicas en un sector en el que se innova a gran velocidad.

"Habrá un reajuste, pero las empresas tampoco pueden pasarse porque tienen necesidad de reinventarse", subraya Novick. "Las empresas no van a dejar de invertir en talento porque sería perder competitividad y posicionamiento en mercado", coincide Pueblo.

Sí que se espera que comiencen a hacer mejores procesos de selección, para incorporar a perfiles que se ajusten mejor a las necesidades que tienen.

De hecho, hay quien cree que la escasez de talento en sectores TIC pesará más que esta necesidad de control de gasto que afrontan ahora las tecnológicas.

"La situación es coyuntural porque hay un déficit estructural que no se va a resolver en 5 años. El mercado absorbe muchos más ingenieros de los que las universidades son capaces de sacar", apunta Berrocal. 

"Lo que sí puede suceder es que se frene la inflación salarial un poco y la velocidad de contrataciones, pero estas compañías tienen que seguir siendo reactivas", apostilla el director de Operaciones de Openwebinars.

Otros artículos interesantes:

Los 3 motivos por los que a Google le está costando tanto acabar con la 'cookie' de seguimiento

Amazon contamina cada vez más: en 2021 su huella de carbono creció un 18%

Apple despide a 100 reclutadores externos: una reducción de las contrataciones podría ser la causa

Te recomendamos