Pasar al contenido principal

El caparazón de una tortuga esconde uno de los rasgos más extraños y desconocidos de este animal: esto es lo que hay en su interior

  • No sabemos lo que sabes pero, una tortuga no puede salir de su caparazón, al igual que nosotros no podemos "salir" de nuestros huesos.
  • De hecho el caparazón es parte del esqueleto de una tortuga, compuesto por una caja torácica, las vértebras y el esternón.
  • Pero si pudieras mirar dentro de un caparazón de tortuga, encontrarías algunas de las características más inusuales del reino animal
  • Los caparazones de tortuga están especialmente diseñados para prevenir la acumulación de ácido láctico, que es un subproducto de la respiración anaeróbica. 

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: El caparazón de una tortuga es tan pate de su cuerpo como nuestra caja torácica. De hecho, es su caja torácica, y su columna vertebral, y sus vértebras, y su esternón. Básicamente, el esqueleto de una tortuga está al revés. Y, como no se puede sacar el esqueleto de una persona, tampoco se puede separar una tortuga de su caparazón. Pero si pudieras, probablemente te sorprendería lo que descubrieras.

Maria Wojakowski: Este es el interior de una tortuga.

Narrador: Ella es María Wojakowski, una bióloga que ha estudiado la naturaleza de las tortugas durante más de una década. Esta es su cintura escapular. Esta es su cadera.

Narrador: ¿Ves cómo las caderas y los hombros encajan dentro de la caja torácica de la tortuga? Las tortugas son uno de los únicos animales terrestres del planeta con esta característica. También son de los únicos animales que pueden respirar con el trasero. Dentro del caparazón de la tortuga hay un sistema respiratorio muy particular.

Wojakowski: Aquí puedes ver los pulmones en esta dirección.

Narrador: Ahora, la mayoría de los animales terrestres respiran expandiendo y contrayendo las costillas, lo que crea una bomba natural que guía el aire dentro y fuera de los pulmones. Pero las tortugas no pueden hacer esto porque sus caparazones son rígidos y no se expanden Así que, en vez de eso, dependen de las láminas de músculos de dentro de su caparazón para bombear oxígeno a través de sus bocas. Es decir, la mayor parte del tiempo. Luego, hay otras ocasiones en los que las tortugas exhalan en el otro extremo. Es la misma abertura que las tortugas utilizan para orinar, defecar y poner huevos. Y, en algunos casos, pueden duplicarse como un conjunto de branquias, aspirando agua y absorbiendo el oxígeno que contiene. Los científicos piensan que las tortugas hacen eso cuando pasan largos periodos de tiempo bajo el agua, como cuando están hibernando.

Y si observas de cerca el interior de un caparazón, descubrirás otra característica que las ayuda a hibernar bajo el agua: una estructura similar a un andamio que puede almacenar y liberar sustancias químicas. Esta estructura realmente ayuda a las tortugas a respirar sin oxígeno.

Leer más: La trompa del elefante es como la lengua, el brazo y la nariz de un humano combinados en un solo súper órgano

Así es como funciona: Muchas tortugas hibernan en estanques congelados que carecen de oxígeno, y para sobrevivir, su metabolismo cambia de aeróbico a anaeróbico. Esto significa que dejan de usar oxígeno para obtener energía y empiezan a usar glucosa en su lugar a través de un proceso llamado respiración anaeróbica. Y el subproducto de eso es el ácido láctico. Ahora, teóricamente, este ácido podría acumularse en el cuerpo de la tortuga y matarla.

Ahí es donde entra en juego la estructura del caparazón. Puede absorber el ácido láctico así como liberar un bicarbonato para neutralizar ese ácido. Es como un antiácido estomacal pero para las tortugas. Así que, resulta que tener una concha es muy útil en ciertas ocasiones. De hecho, los científicos piensan que las tortugas desarrollaron originalmente sus caparazones para excavar, probablemente hace más de 200 millones de años.

Wojakowski: Excavan estructuras subterráneas muy, muy complejas.

Narrador: Y, por su puesto, los caparazones son increíblemente útiles para defenderse de los depredadores, no importa cuán feroces sean. Las tortugas son increíbles.

Y además