Hay gente que está pagando más de 8.000 euros por una variante no autorizada de remdesivir para sus gatos: la consiguen a través de un mercado negro vinculado a grupos de Facebook

Remdesivir para gatos.
Remdesivir para gatos.
Vyacheslav Oseledko/AFP via Getty Images; Ulrich Perrey/POOL/AFP via Getty Images; Ruobing Su/Business Insider
  • Una variante del remdesivir, el tratamiento para el COVID-19 que quiso acaparar Trump para EEUU y que negocia la UE para la administración de los estados miembros, se ha estado vendiendo durante más de un año como una solución para gatos enfermos a través de un mercado negro vinculado con grandes grupos de Facebook.
  • El medicamento, llamado GS-441524, está siendo vendido como una supuesta cura para la peritonitis infecciosa felina (PIF o FIP por sus siglas en inglés), que es causada por un coronavirus, la misma familia de patógenos que causa el COVID-19 en los seres humanos.
  • A pesar de que la  Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA) de Estados Unidos no ha autorizado el tratamiento, el fármaco está siendo vendido a usuarios de todo el mundo por hasta 10.000 dólares —unos 8.800 euros al cambio actual—.
  • Las transacciones no se realizan en la plataforma de Facebook, pero grandes grupos de dueños de gatos se han unido para conectar a los compradores con los vendedores, e intentan analizar la pureza del medicamento.
  • Un académico que fue pionero en el uso del medicamento en gatos dice que el mercado negro es la única opción porque el gigante farmacéutico Gilead, que tiene los derechos de GS, no va a obtener licencia para su uso en gatos.
  • Los críticos dicen que el comercio sin licencia puede conducir a fármacos peligrosos y de baja calidad que incluso podrían llegar a ser usados en humanos.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Mientras el mundo busca una salida a la crisis del coronavirus, e incluso sus propios orígenes aún desconocidos, existen esperanzas de que el remdesivir sea parte de la solución. 

El fármaco ha sido aprobado como tratamiento para humanos con el objetivo de acelerar la recuperación de pacientes con COVID-19, aunque en algunos casos no es suficiente por sí solo.

De hecho, la Administración de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se ha hecho con todas las existencias globales de remdesivir para los próximos 3 meses —julio entero, y el 90% de agosto y septiembre—. Mientras, la Unión Europea negocia asegurar dosis de remdesivir para los estados miembros. 

Leer más: Gilead ha construido un gigante de la biotecnología tratando virus como el VIH y la hepatitis C y ahora podría ganar miles de millones con el primer tratamiento eficaz contra el coronavirus

Ahora, Business Insider revela que una versión del medicamento disponible en el mercado negro, conocida como GS, ya está siendo utilizada por los dueños de mascotas para tratar una enfermedad poco común pero mortífera que padecen los gatos: peritonitis infecciosa felina (PIF o FIP según sus siglas en inglés).

Dosis no autorizadas de GS se encuentran disponibles a través de una extensa red de vendedores chinos online creada para atender a los preocupados dueños de mascotas.

Frascos del medicamento remdesivir visto en el Hospital Universitario Eppendorf de Hamburgo, en el norte de Alemania, el 8 de abril de 2020.
Frascos del medicamento remdesivir visto en el Hospital Universitario Eppendorf de Hamburgo, en el norte de Alemania, el 8 de abril de 2020.
ULRICH PERREY/POOL/AFP via Getty Images

ULRICH PERREY/POOL/AFP via Getty Images

Miles de dueños con gatos enfermos se han unido en grupos cerrados de Facebook, que conectan a compradores y vendedores, y se esfuerzan por analizar las remesas para comprobar su pureza.

Aunque no se intercambia dinero a través de Facebook, la red actúa como un canal a través del cual la gente puede acceder al fármaco sin autorización.

Un portavoz de Facebook ha remitido a Business Insider a las políticas de la red social, que prohíben la venta de medicamentos ilegales o de venta bajo receta médica en la plataforma, y alientan a los usuarios a denunciar la venta de medicamentos. De hecho, ha afirmado que está utilizando tecnología automatizada para escanear e identificar este tipo de casos.

Pero eso no ha impedido que la versión de remdesivir —que ya unas 6 marcas están produciendo, según ha consultado Business Insider España—, se esté negociando a través de la plataforma. 

El tratamiento tiene un coste mínimo por vial de 70 euros en España

Business Insider ha podido acceder a las listas de precios de los vendedores que sugieren que se está comercializando el medicamento GS-441524, o GS para abreviar, hasta por 10.000 dólares el fármaco —es decir, unos 8.800 euros—, y que se envía a los Estados Unidos bajo el pretexto de que es un suplemento dietético.

Sin embargo, en España, el cálculo del precio total mínimo varía según las dosis, la patología y el peso del felino real más la subida estimada. 

El precio mínimo por vial está establecido un torno a unos 70 euros —aunque en el grupo se pueden conseguir más fácilmente por 95 euros—. Y los días de tratamiento ascienden a 84.

Por ende, en el mejor de los casos, con el mínimo medio del peso de un gato y sin estimar que subirá de peso (3kg), tipo de PIF seco (5ml/kg), concentración 15 mg (recomendado por uno de los veterinarios del grupo) necesitaría unos 17 viales a 70 euros, por ejemplo, ascendiendo a un total de 1.119 euros. Pero, si se tiene en cuenta que el felino puede subir de peso durante el tratamiento y, por ello, cambiar la cantidad de viales que necesita el precio podría dispararse significativamente. 

Leer más: 11 enfermedades que pueden transmitirse de animales a humanos

Asimismo, algunas personas también han intentado comprarlo como un remedio contra el coronavirus para uso humano, pero no está claro cómo de extendido está.

En el caso de los gatos con peritonitis infecciosa felina (PIF o FIP), sufren fiebre, pérdida de peso y dificultades respiratorias, y casi siempre mueren.

Esta enfermedad es causada por un tipo de coronavirus, la misma familia de patógenos que causa el COVID-19 en los humanos. Aunque están genéticamente relacionados, el coronavirus FIP no causa el COVID-19, y viceversa.

El FIP en gatos es curable al 80% con la administración del GS

El profesor emérito Niels Pedersen, experto en ciencias veterinarias de la Universidad Davis de California, afirma que él personalmente fue pionero en su uso en gatos.

Pedersen apoya a regañadientes a los dueños de felinos que quieren administrar el fármaco a sus mascotas, ya que no existe una forma legal de adquirir el medicamento. Él explica a Business Insider que el FIP es "ahora curable en un 80% o más" con el GS.

Mientras, la profesora Margaret Hosie, investigadora del FIP en la Universidad de Glasgow, afirma a Business Insider que ella también había escuchado rumores sobre la eficacia de la GS. Los grupos cerrados de Facebook también están llenos de historias sobre el uso del mismo.

Leer más: 11 sorprendentes señales de que le gustas a tu gato

Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha indicado a Business Insider que no ha licenciado el GS-441524 como tratamiento para la FIP, lo que significa que es ilegal venderlo como tal en Estados Unidos. De momento, la Agencia Española de Medicamento y Productos Sanitarios no ha respondido a las consultas de Business Insider España

Algunas páginas web lo comercializan como un suplemento dietético para humanos, según Pedersen, lo que permite que sea enviado a cualquier parte del mundo.

La activista Anna Mitchell, que se ha pasado un año investigando el mercado negro de GS, ha pedido que se cierre. La misma empezó a investigar después de que su propio gato se contagiara de FIP, explica a Business Insider.

"Sin embargo, las inyecciones, la red de mentiras [sobre la eficacia de este medicamento] y la desinformación es desenfrenada", dice.

"Y también me preocupa que muy pronto el modelo que estamos viendo desarrollar pueda extenderse a [tratamientos sin licencia para] otras enfermedades felinas y también para enfermedades humanas".

Oksana Pyzik, profesor titular de la Facultad de Farmacia del University College London, es un experto en el mercado farmacéutico ilegal. Asegura a Business Insider que los lotes de GS que se producen en China podrían ser peligrosos.

"Cualquier medicamento que no haya sido investigado adecuadamente por su calidad implica que no sabemos qué hay dentro, si está contaminado, o si tiene realmente alguno de los principios activos que dice tener", expone.

En los grupos de Facebook, los desesperados dueños de mascotas hablan de una "cura milagrosa"

Feline Infectious Peritonitis is a rare disease suffered by cats — and an online black market has emerged around a potential cure
Feline Infectious Peritonitis is a rare disease suffered by cats — and an online black market has emerged around a potential cure
Getty Images

Getty Images

Grupos de Facebook con miles de usuarios se han creado en respuesta a la propagación de la enfermedad.

En estos, los miembros intercambian apoyo y consejos sobre cómo tratar a los gatos con la enfermedad e historias de lo que ellos afirman son los increíbles poderes curativos del GS.

Los miembros hablan a menudo de un prometedor estudio de campo realizado en febrero de 2019 por Pedersen, profesor de la Universidad Davis de California. Este es una recopilación de datos obtenidos fuera de un laboratorio. Y, en él, el experto dosificó con GS a 31 gatos que sufrían de FIP: 25 de ellos sobrevivieron y se recuperaron de la enfermedad.

"Cuando mi gatito Henry fue diagnosticado en febrero de 2019, busqué en internet respuestas y soluciones", explica a Business Insider Robin Kintz, que inició el grupo de 23.000 miembros de los Guerreros PIF.

Leer más: 8 sencillos trucos para limpiar la casa que debes conocer si tienes perro o gato

"Me encontré con la investigación de Pedersen usando GS-441525 y luego entré a Facebook buscando fuentes de este medicamento milagroso".

El GS-441525 fue usado en ensayos clínicos en humanos mientras el brote del Ébola estaba en su apogeo en 2012. Sin embargo, los ensayos fracasaron

Después de esto, Pedersen comenzó a experimentar para ver si el GS podía funcionar en animales, explica a Business Insider.

A través de un correo electrónico, afirma que el GS y el remdesivir son muy similares, una conclusión respaldada por otros investigadores.

Gilead no ha autorizado la fabricación del GS, según Pedersen, porque podría dañar su capacidad de obtener beneficios por su uso en humanos

Él mismo dice que pidió permiso para fabricar el GS para gatos de forma legal, pero su solicitud fue rechazada por Gilead, la empresa farmacéutica que posee los derechos sobre el fármaco.

Y afirma que a la compañía le preocupa que permitir el uso de GS en gatos dañe su capacidad de obtener beneficios por su uso en humanos. Pero la empresa no ha respondido a las consultas realizadas por este medio para recabar su postura al respecto.

Y, por ello, según el experto, los desesperados dueños de mascotas han caído en el mercado negro como resultado de esta situación. 

Está convencido de que el medicamento funciona, y afirma que 10.000 gatos en todo el mundo con PIF han sido tratados por usando GS gracias a su investigación.

"Esta enfermedad, que es casi siempre mortal y es responsable del 0.3-1.3% de todas las muertes de gatos en el mundo, es ahora curable en un 80% o más con el GS-441524", afirma.

Un veterinario revisa a un gato en el refugio de animales de Riad, Arabia Saudí, el 4 de mayo de 2020.
Un veterinario revisa a un gato en el refugio de animales de Riad, Arabia Saudí, el 4 de mayo de 2020.
Ahmed Yosri/ Reuters

Además, hace referencia a una intervención suya en la que defendió la ayuda a los grupos que operan en el mercado negro.

"Seguiré dando tantos consejos como sea posible a los propietarios y veterinarios que utilizan y contemplan el uso de GS y GC provenientes del mercado negro para tratar a los gatos con PIF".

Él explica a Business Insider que su juramento veterinario le obliga a ayudar a los dueños de mascotas a administrar el tratamiento.

"Debo aclarar que hubiera preferido que estos medicamentos fueran aprobados y comercializados de manera legal. Estoy seguro de que esto sucederá en los próximos años y, a medida que pase, la demanda en el mercado negro de medicamentos como el GS y el GC se desvanecerá".

Vendido online por hasta 10.000 dólares (8.800 euros)

Pero Mitchell, la activista que lucha contra el mercado negro, dice que el apoyo que Pedersen ha ofrecido a los individuos que administran el GS ilegalmente ha fomentado un mercado negro potencialmente peligroso.

"Se ha disparado en los grupos de Facebook, específicamente uno que se ha vuelto gigantesco y es en realidad la ruta de suministro entre los fabricantes y sus compradores en Estados Unidos", denuncia.

El coste de un tratamiento puede llegar a unos 10.000 dólares —unos 8.800 euros al cambio actual—. La siguiente captura de pantalla muestra el precio de un tratamiento de 29 frascos, que según Mitchell es la cantidad que un propietario podría querer obtener para tratar un caso grave de FIP.

En los mensajes publicados dentro de un grupo de FIP en Facebook, los dueños de gatos hablan de precios similares.

A price calculator from a firm selling black-market GS shows the cost a 29-bottle course.
A price calculator from a firm selling black-market GS shows the cost a 29-bottle course.
via Anna Mitchell

via Anna Mitchell

Pero cada una de las marcas tiene sus propios precios y hasta densidades. Y este sería el resultado del ejemplo anteriormente expuesto subiendo el peso del gato: 

Precio del tratamiento FIP.
Kamila Barca

"Me sorprende cuánta gente, incluso aquellos que no tienen el dinero, encuentran la manera de adquirir esa sustancia: se endeudan y hacen cualquier cosa para salvar a su gato. Es un mercado enorme, inmenso", dice Mitchell.

Ella comenta que algunos dueños han informado de preocupantes efectos secundarios en sus mascotas, incluyendo llagas y heridas abiertas por las inyecciones. Al parecer, otros gatos recaen después de un breve período de mejora de los síntomas.

Kintz, el administrador del grupo internacional, dice que algunas mascotas experimentan efectos secundarios negativos, pero que el grupo se esfuerza por examinar los lotes para determinar su pureza.

Leer más: 9 beneficios de llevarte a tu perro o gato al trabajo

"Las lesiones y las penosas inyecciones son los 2 efectos secundarios más comunes de la medicación. Algunas heridas son peores que otras, pero todas se resuelven con el tiempo", dice Kintz.

"Cuando se formó este grupo, pudimos hacer que varias 'marcas' diferentes de frascos de GS fueran analizadas en un laboratorio universitario de renombre y los resultados confirmaron la presencia activa del GS", dice.

Kintz también dice que el grupo pide lotes gratis a los proveedores para dar a los propietarios que no pueden permitirse el medicamento.

"Ellos usan los frascos como una mini prueba de campo. Si los gatitos mejoran, sabemos que está funcionando".

Los humanos que creen que el GS puede ser un tratamiento contra el coronavirus lo buscan en los grupos de gatos de Facebook

Los recientes ensayos clínicos del remdesivir como tratamiento para el COVID-19 han sido tan alentadores que Gilead ha firmado un acuerdo con varias empresas de la India y el Pakistán para aumentar la producción del medicamento en 127 países. Y, como se ha citado con anterioridad, se ha aprobado su comercialización para acelerar la recuperación de los contagiados

Pyzik, experto en productos farmacéuticos, expresa su preocupación por la posibilidad de que personas interesadas en el tratamiento del COVID-19 busquen alternativas no autorizadas en el mercado negro.

Leer más: En qué punto están los 17 tratamientos principales contra el coronavirus que se están probando en humanos

"Es sumamente serio tomar un medicamento cuando no comprendemos la naturaleza completa de sus efectos en alguien que tiene una infección de coronavirus", apunta.

"Una vez más, el uso prematuro puede conducir a toda una serie de efectos secundarios muy graves que pueden provocar una discapacidad permanente para esa persona de cara al futuro".

Kintz dice que algunos han preguntado a través de su grupo sobre la posibilidad de obtener GS para tratar el COVID-19.

"Una o 2 personas se han acercado a nosotros queriendo obtener GS para el coronavirus humano, pero no nos hemos involucrado en eso en absoluto", escribe.

LEER TAMBIÉN: El coronavirus puede dejar graves secuelas en los pacientes más críticos que logran vencer al virus

LEER TAMBIÉN: La ciencia pisa el acelerador para encontrar una vacuna contra el coronavirus: estos son los tres candidatos principales de Moderna, Pfizer y AstraZeneca que aspiran a estar listos este otoño

LEER TAMBIÉN: Por qué el estilo de vida actual atraerá más pandemias como la del COVID-19

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020