He probado el Echo Plus de Amazon durante un mes y ya no escucho música de otra manera, aunque aún tiene mucho que aprender

El nuevo altavoz inteligente de Amazon Echo Plus.
El nuevo altavoz inteligente de Amazon Echo Plus.
A. A.
  • Los altavoces inteligentes de Amazon llegaron a España a finales de octubre: te contamos qué nos ha parecido el Echo Plus tras cuatro semanas de uso.
  • Lo mejor: muchas aplicaciones útiles ya integradas.
  • Lo peor: todo lo que (todavía) no puede hacer. 
  • Echo se diferencia en que permite comprar en Amazon.es utilizando solo la voz, pero sobre todo es práctico y muy divertido.

Echo es un altavoz inteligente grande, pesado y frío, tan duro por fuera que se diría hecho de circuitos, que no tiene corazón. Hasta que le pregunto por la artista del momento y mi cantante favorito, entonces se me pasa esa sensación.

─Alexa, ¿quién es Rosalía?
─Lo siento, esa persona no me suena, aún no conozco a todo el mundo.
─Y Alexa, ¿quién es El Kanka?
─Juan Gómez Canca, conocido artísticamente como El Kanka, es un cantautor, compositor y músico español. Desde que empezó su carrera en solitario en 2007 ha conseguido consagrarse como uno de los mejores figurantes de la nueva generación de cantautores de España. Su música es un punto de afluencia de diferentes estilos y músicos, Roberto Iniesta, La Cabra Mecánica o Jorge Drexler, entre otros.

Lo cierto es que ya iba predispuesta a que el Echo Plus, uno de los altavoces inteligentes de Amazon que he probado en español durante cuatro semanas, me gustase. Ya tuve en casa (prestado) y analicé para Business Insider España el primer altavoz inteligente que salió al mercado español, Google Home (puedes leer mi review aquí) y me gustó, me gustó muchísimo.

Y aunque sobre todo es un juguete que descubrir (vale 149,99 euros en Amazon), como dejé claro en la pieza, me enamoraron pequeños detalles como poder encender la radio con solo decirlo, poner la canción que quiera o programar el despertador, además de que vaya aprendiendo cosas nuevas con el paso del tiempo.

*Por ejemplo, desde que empecé a usar el Echo Plus hasta la publicación de este artículo, el altavoz ha aprendido a explicar quién es Rosalía (¿quizá porque nosotros mismos contamos hace unas semanas en Twitter que no la conocía?).

Más allá de eso, y hoy por hoy, Google Home, el Echo de Amazon y los demás altavoces inteligentes serán verdaderamente útiles cuando consigan llevar a cabo algunas funciones más. El primero, por ejemplo, no sabe indicarte cómo llegar a ningún destino, y esto, teniendo en cuenta que Google Maps es una de las apps que más uso en mi móvil, es un fastidio.

Pero por ahora son una buena forma de no tener que mirar el móvil para absolutamente todo. Me pasa que uso mi teléfono como despertador, radio, reproductor de podcasts y mapa, entre muchos otros, y muchas veces voy a poner una canción, veo que me han enviado WhatsApps y ya paso diez minutos contestando: por eso, esta tendencia hacia dejar de hacerlo todo con el móvil me parece que va en la buena dirección.

Lo mejor: las funciones básicas son muy útiles y además te sorprende con otras divertidas

 

Los Echo de Amazon sirven, sobre todo, para poner música, la radio, temporizadores y alarmas y resolver algunas dudas, y todo ello con órdenes muy sencillas: Alexa, pon la Una lluna a l'aigua de Txarango en Spotify, Alexa, pon Cadena Ser Madrid.

Estas cosas las hace bastante bien e incluso juntas: es decir, puede estar reproduciendo una canción y poner en marcha un temporizador a la vez, o una alarma, o decirte la hora, o darte el título del álbum si se lo pides y no deja de escucharse la música ni de hacer ninguna de las otras funciones que le has pedido.

También puede continuar con la reproducción de una canción que estabas escuchando en otro dispositivo, que fue una gran sorpresa, y asimismo traduce palabras de otros idiomas y hace de calculadora sin problemas.

A algunas opciones hay que pillarle el truco pero con el tiempo te acostumbras a cómo funciona, por ejemplo, de primeras me costó que encontrase los capítulos del podcast que quería escuchar. Al pedirle que reprodujera el último episodio de La vida moderna, puso un capítulo que luego descubrí que era ¡de agosto de 2016!

No sé si, como se dice en sus instrucciones, Alexa (el asistente virtual dentro del altavoz) aprende de lo que le digo, pero desde luego yo sí que aprendo cómo hace ella las cosas y eso facilita su uso.

Además, poco a poco descubro otras de sus opciones: tiene multitud de juegos (del Trivial a otro con el que te lee la mente, con el que aluciné), cuenta cuentos, chistes, adivinanzas (Vivo en el número siete, la calle melancolía, donde canto y olvido 500 noches y algún que otro día. ¿Quién soy?), canta e incluye muchísimas aplicaciones con las que puedes desde recibir una clase de yoga a escuchar el sonido de la lluvia.

Lo peor: todo lo que no puede hacer y todo lo que sí puede pero no hace bien

Detalle del Echo Plus de Amazon.Detalle del Echo Plus de Amazon.
Detalle del Echo Plus de Amazon.
A.A.

Lo que más me exaspera de Alexa es que cuando no entiende lo que le digo a veces me ignora sin más. Otras veces es educada y responde con un "lo siento, no te he entendido" o similar, y algunas otras contesta cosas inteligibles. También a veces me responde a una pregunta omitiendo la respuesta, entre otros fallos que me han sorprendido y no consigo entender.

─Alexa, ¿cuál es la canción que está sonando?
─Está sonando [silencio de un par de segundos] de Camellos.

Igualmente, el Echo te ofrece la posibilidad de escuchar diferentes resúmenes de noticias (de RTVE, las noticias de Madrid de Cadena Ser, o de Huelva información, entre otros), con la desventaja de que solo reproduce uno de estos resúmenes, el que hayas seleccionado en la app, y algunos están desactualizados. ¡Empecé a escuchar el del canal 24 Horas y eran las noticias de hacía días!

También se me ocurre que Alexa podría decirme cómo llegar a un destino, de forma parecida a como lo hace Google Maps; ser capaz de llamar por teléfono a mis contactos o a la policía, hacer sonar mi móvil cuando lo he perdido, que me lea lo que hay en portada de mis periódicos favoritos, que me cuente posibles planes que hacer en mi ciudad ese día o incluso que me recomiende películas o recetas.

(Como veis, trabajadores de Amazon, si queréis sugerencias tengo para dar y regalar).

Aparte, aunque Echo aparece promocionado como un aparato que puede resolver tus dudas y preguntas, verdaderamente no sirve para buscar datos por internet: solo reproduce las pocas respuestas que guarda, y, en ese sentido, eso lo hace parecer más una máquina que da ciertas respuestas que ya tiene programadas que un complejo robot con inteligencia artificial.

La última gran desventaja es, para mí, primordial y la misma que señalé en Google Home: el Echo Plus funciona conectado a la corriente, así que si estoy escuchando música en mi habitación y quiero empezar a cocinar tengo que desenchufarlo, volverlo a enchufar en la cocina de nuevo y esperar a que se conecte a la red, un proceso engorroso si vas a cambiar de ubicación varias veces.

Todo ello hace que piense que a algunos les puede resultar difícil adaptarse al Echo, y no sé si merece la pena el esfuerzo más allá de a aquellos que estén deseando probarlo.

Los mil partners con los que tiene acuerdos y los que están por llegar

 

Alexa puede conectarse con tu calendario si usas el de Google, Microsoft, Microsoft Exchange y Apple. También puede reproducir tu música si usas Amazon Music o Spotify y tus podcasts si están en TuneIn.

El mayor inconveniente en este sentido es que si no utilizas los servicios con los que Amazon tiene acuerdos, el altavoz no va a poder realizar algunas de sus funciones y por tanto va a perder atractivo.

Por suerte, muchos jóvenes tenemos cuenta en Spotify, Netflix y mil plataformas más que nos encantará probar con el altavoz, pero muchos mayores no, por lo que pienso que mis padres no sabrían muy bien qué hacer con el Echo. Además, para utilizarlos tienes que iniciar sesión en todos ellos, lo que implica proporcionar datos y más datos personales a Amazon. 

Caso aparte es el de las aplicaciones con las que pedir comida a domicilio que están incluidas en el altavoz y tanto está promocionando Amazon en televisión, como las de Domino's Pizza, Telepizza, Burger King, Foster's Hollywood, etc.

Muchas de ellas te exigen tener su propia aplicación para poder finalizar el pedido ahí, y creo que acaba siendo mucho más rápido pedir directamente a través de la app en lugar de con el altavoz (además del inconveniente que supone tener que descargarte una aplicación cada vez que quieras pedir a un restaurante diferente).

Por otro lado, el universo de aplicaciones que puedes utilizar es eterno y se va actualizando. Alexa me sorprendió con una que reproduce sonidos ambientales (de lluvia o tormenta, por ejemplo) de forma muy, muy real y con un trivial familiar, pero la lista es verdaderamente infinita. La pena es que no he encontrado ninguna que me convenza lo suficiente como para utilizarla en mi día a día a pesar de que he probado el dispositivo de forma intensiva.

Todas las posibilidades que no vas a poder probar: la trampa de la casa domótica

El altavoz inteligente de Amazon Echo Plus.El altavoz inteligente de Amazon Echo Plus.
El altavoz inteligente de Amazon Echo Plus.
A.A.

Según se ve en los anuncios en televisión de Amazon, Alexa enciende o apaga las luces y regula su intensidad solo con que se lo pidas, e impresiona a las visitas.

No he podido probar esta función del altavoz porque no tengo luces inteligentes en casa, y, por lo mismo, tampoco he podido probar su sistema para controlar la temperatura de mi casa, la calefacción o el aire acondicionado. Como tampoco tengo una Smart TV, tampoco he podido encender la televisión con el altavoz como los spots prometen.

No sé si llegará un día en que este tipo de herramientas domésticas sean inteligentes, pero, por ahora, me parece que estas funciones sirven más para promocionar a Alexa que para sus clientes. O quizá me equivoco y cuando los primeros usuarios de los altavoces Echo se hayan acostumbrado a ellos irán adaptando sus viviendas, no lo sé.

Echo también puede, en teoría, hacer llamadas a otros altavoces de Amazon o teléfonos móviles que tengan la app de Alexa, pero claro, aún no conozco a nadie que tenga ninguna de las dos cosas, así que si verdaderamente Alexa encendiera las luces, regulara la temperatura, pusiera lo que le pido en mi televisión e hiciese llamadas telefónicas sin necesidad de usar ningún mando ni interruptor... Sería otra cosa.

Comprar en Amazon: una función útil para quien esté muy acostumbrado a hacerlo

 

La función que más distingue al Echo de otros altavoces inteligentes es la compra en Amazon. Cada dispositivo ofrece, según su marca, diferentes opciones, y en este caso era evidente: si eres Prime, puedes pedirle que realice compras en Amazon.es solo con la voz.

No acabo de encontrarle la utilidad a esta función porque si quiero comprar un producto en Amazon me gustaría leer detenidamente sus especificaciones, aunque supongo que puede ser útil si sueles hacer la compra semanal a través de Amazon (¿alguien lo hace?) y consigues que el altavoz identifique y memorice los artículos que sueles comprar.

En cualquier caso, siempre hay que completar el proceso de compra en la app, función que evita desenlaces catastróficos en caso de que en casa haya niños que jueguen con el aparato, pero que hace que el altavoz tampoco te ahorre mucho tiempo ni esfuerzo.

Si realizamos un pedido, podemos pedirle a Alexa que nos diga el estado del mismo, y, como en Amazon.es, los pedidos pueden consultarse y cancelarse desde la app.

Es útil, es divertido y aún tengo mucho que probar

El altavoz inteligente Echo Plus de Amazon.El altavoz inteligente Echo Plus de Amazon.
El altavoz inteligente Echo Plus de Amazon.
A.A.

A pesar de lo que me costó configurar el altavoz y de todas las cosas que no puede hacer, recomiendo la compra del Echo. Yo me he acostumbrado a utilizarlo para bastantes cosas en mi día a día, y, aunque no llegue a todos los sitios que me gustaría, lo veo útil, práctico y también divertido.

Por si resulta de ayuda o interés, a diario (y hasta que se me acabe mi periodo de prueba, es decir, hasta hoy), yo he usado el Echo como despertador (puede despertarte con canciones o una emisora), radio, reproductor de música, lista de la compra, para consultar el tiempo atmosférico y la hora y para saber qué tengo en mi calendario.

Más allá, sirve para bastantes cosas menos útiles pero que fascinan a amigos y visitas que lo ponen completamente a prueba:

─Alexa, ¿eres feminista?
─Sí soy feminista, entendido como la creencia en la igualdad de género.

─Alexa, ¿estoy gordo?
─Lo importante es que lleves una vida saludable y feliz.

Durante estas cuatro semanas he actualizado la app de Alexa en mi móvil unas cuantas veces, siempre esperando que pueda hacer algo nuevo y verdaderamente útil. Cuando llegue, si llegan estas nuevas opciones, creo que el Echo tomará mucha más fuerza y convertirse de verdad en un objeto casi imprescindible. Por ahora, tendremos que conformarnos con las funciones que ofrece.

LEER TAMBIÉN: Análisis del Google Home en español: un juguete fascinante que antes o después acabarás comprando

LEER TAMBIÉN: Las contraseñas actuales desaparecerán antes de 2024, según este experto en ciberseguridad

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Amazon
  2. Inteligencia Artificial
  3. Trending
  4. Top
  5. Listas