He probado Egloo, el calentador de terracota que funciona con velas, y me ha parecido un complemento ideal a la calefacción

Egloo

BI España

  • Egloo es un dispositivo artesanal de fabricación italiana diseñado por la compañía Art is therapy para perfumar, humedecer y calentar el hogar solamente con velas.
  • Aunque su precio es bastante elevado, lo recomiendo para quienes quieran un humidificador y difusor de aceites esenciales bonito y que sirva como complemento al sistema de calefacción del hogar. 
  • Egloo solamente necesita cera natural de alta calidad, agua y mechas de cerezo cortadas con láser para encenderse y calentar una estancia pequeña entre 2 y 3 grados durante varias horas. 

En tiempos de inflación por las nubes y una mastodóntica factura de la luz que hace complicado que miles de hogares lleguen a fin de mes, buscar alternativas para calentar la casa sin pagar más electricidad se antoja más que necesario. 

Por eso, cuando Egloo cayó en mis manos sentí una gran curiosidad: comprobar si este difusor de terracota podía calentar varias horas una estancia sin calefacción. Además, como aficionada a la cerámica, me parecía un objeto decorativo de lo más bonito y artesanal. 

En su página web explican que "combina arte, diseño, tradición e innovación para un artículo único". El funcionamiento de Egloo es triple: difusor de fragancias, humidificador —especialmente recomendable para quienes vivan en ciudades interiores con bajos niveles de humedad- y la parte más interesante, calentador de espacios pequeños. 

También lo definen como un producto "brillante y multifuncional" creado para "contrarrestar el desperdicio continuo de electricidad". Al ser un difusor de aroma para velas fabricado en terracota, no precisa cables ni conexión eléctrica: solamente funciona con velas. 

Esta ha sido mi experiencia con Egloo

Recibí el modelo básico en estilo natural, y la textura y el color de la terracota me enamoraron.

Egloo tiene una forma orgánica similar a una hamburguesa. Al natural, pone en valor las cualidades de la terracota.

Abrí la caja y me encontré las diferentes piezas que componen Egloo y además, un saco con cera natural y reposición para otras 50 velas. Su montaje es muy sencillo y no lleva más de un minuto.

El resultado es una especie de hamburguesa de terracota natural con elementos metálicos, muy orgánica y con el toque artesanal de este material. 

Para calentar la estancia, Egloo aprovecha las propiedades de retención de calor de la terracota y velas de alta calidad libres de humo.

Egloo

Para poner Egloo en funcionamiento durante varias horas solamente tienes que volcar agua en su exterior, la cera natural en el interior y 3 mechas de cerezo cortadas con láser dispuestas en unas pequeñas argollas metálicas.

 

Estas se prenden con cerillas o mechero, y el cacharrito se cubre con el caparazón. Enseguida comienza a chisporrotear emitiendo una agradable luz, y a los pocos minutos la parte superior ya empieza a emanar calor.

Comprobé que es capaz de absorber, retener y liberar gradualmente el calor en estancias pequeñas.

Egloo

Egloo libera un calor muy uniforme, íntimo y agradable, especialmente notorio en estancias de pequeño tamaño. 

Antes de utilizarlo, asegúrate de cerrar bien las puertas y las ventanas. 

Puede calentar una habitación durante varias horas seguidas sin cambiar las velas.

Egloo puede permanecer encendido durante unas 4 o 5 horas aproximadamente.

Egloo puede permanecer encendido durante varias horas, hasta 4 o 5. 

Su funcionamiento es óptimo para estancias de hasta 20 metros cuadrados: no te recomendaría este calentador de terracota para otras de mayor tamaño.

La temperatura de la estancia sube con Egloo entre 2 y 3 grados, pero no es recomendable para espacios abiertos.

Egloo es ideal para calentar estancias de hasta 20 metros cuadrados.

Utilizando un reloj digital con termómetro, medí los cambios de temperatura con el calentador de terracota encendido. El mercurio llegó a subir hasta 3 grados: mi pequeño salón pasó de marcar unos frescos 14 a unos agradables 17.

Eso sí, si vives en un loft o un espacio abierto sin tabiques, Egloo no es para ti, salvo que quieras aprovechar su carácter decorativo, aromático o humidificador: en este caso apenas se notará su efecto térmico. 

Me parece un complemento ideal al sistema de calefacción convencional.

Egloo

Egloo no sustituye —ni está concebido para ello— a los sistemas de calefacción convencionales. No esperes algo milagroso: pero sí un complemento genial para calentar varios grados el despacho donde trabajas, una pequeña cocina o el salón en el que pasas tu tiempo libre.

Al ser una fuente de combustión totalmente limpia, permite ganar en confort en bienestar a la vez que ahorras un pellizco en la factura de la luz, algo esencial en estos tiempos de convulsión energética.

Su carácter 3 en 1 hace de Egloo una buena compra.

Egloo

Es cómodo, fácil de usar y además de calentar tiene como ventajas extra la humidificación, la difusión de aromas agradables y la suave luz de las velas, perfecta para realizar actividades como yoga, escuchar música o pasar un ratito de relajación.

En hogares o regiones secas, Egloo ayuda a mejorar la calidad del aire con creces. Y al poder incorporar tu aceite esencial favorito, te permite poner en práctica la aromaterapia, liberar tu casa de malos olores o disfrutar mientras trabajas, cocinas o haces las tareas de tu fragancia favorita. 

Ideal para evitar el aire seco y llenar el ambiente con tu aroma preferido.

Egloo

El olor a velas tiene que gustarte si no utilizas el aparato con ningún aceite esencial. En mi caso, me recuerda a soplar la tarta de cumpleaños y se me antoja un aroma de lo más agradable, incluso por encima de muchos aceites esenciales muy dulces o potentes. 

Además, en la web de Egloo la marca también vende perfumes exclusivos hechos por perfumistas italianos. Pero sirven otros muchos: añádele lavanda, aceite de árbol de té o eucalipto. 

Eso sí, debido al fuego o al calor que irradia, deberás tener más cuidado en hogares con niños pequeños o animales. 

Además, proporciona una decoración moderna y distinguida a cualquier rincón de tu casa.

Egloo

La terracota italiana es perfecta como decoración de interiores moderna y refinada. Esta en concreto se llama Tierra de Llama, y su elaboración es completamente artesanal. En la web de Egloo puedes encontrar otras unidades de colores, esmaltadas y texturizadas, así como versiones artísticas con diferentes patrones y diseños. 

La verdad es que es un objeto que llama la atención, y que por su tamaño asequible puede colocarse en cualquier mesa o estantería otorgándole un encanto especial. 

... pero no representa un cambio sustancial: en un hogar muy frío o mal aislado quizás debas buscar otras alternativas.

Egloo

Durante las horas que está encendido, Egloo te brinda un agradable calor. Sin embargo, y especialmente teniendo en cuenta su elevado precio para algunos bolsillos, debes evaluar primero la demanda térmica de tu hogar.

Si tu casa es fría, vives en una zona con heladas o inviernos duros, o tu hogar cuenta con un aislamiento deficiente, probablemente Egloo no sea para ti, y lo consideres un despilfarro. 

Cuesta 120 euros, por lo que tampoco es un gasto superfluo.

Egloo cuesta 120 euros.

120 euros no me parecen un precio para todos los bolsillos teniendo en cuenta su capacidad limitada para calentar estancias pequeñas (y siempre con la puerta cerrada). 

Deberás sopesar si te compensa el desembolso de dinero: su bonito diseño, su carácter multifunción y su capacidad para hacer de tu hogar un espacio más confortable son sin duda sus puntos más fuertes.

Otros artículos interesantes:

Radiadores o suelo radiante: ¿qué calefacción es mejor?

Esto es lo que te costará instalar una calefacción por suelo radiante en casa y lo que ahorrarás en la factura de la luz

11 aberraciones que cometes a la hora de poner la calefacción y que debes dejar de hacer si quieres ahorrar en tu factura

Te recomendamos